Tecnología
Domingo 16 junio de 2019 | Publicado a las 20:40
Los 382 kilos de Luna que han ayudado a los científicos a entender el universo
Por Camilo Suazo
La información es de Agence France-Presse
visitas

La Luna es “la piedra de Rosetta del sistema solar”: 382 kilogramos de roca del sat√©lite que astronautas estadounidenses trajeron a la Tierra han transformado el conocimiento del universo.

Son grises y a simple vista carecen de inter√©s, pero estas piedras lunares son “los materiales m√°s preciosos en la Tierra”, dice a la AFP Samuel Lawrence, especialista en planetas de la agencia espacial estadounidense, NASA. “La Luna es la piedra angular de la ciencia planetaria”, agreg√≥.

Estas rocas llegaron a la Tierra en manos de los astronautas que formaron parte de las seis misiones que Estados Unidos envió a la Luna entre 1969 y 1972.

Muchos descubrimientos sobre el universo se hicieron gracias a las muestras tra√≠das en el Apolo 11, la primera misi√≥n que llev√≥ humanos al sat√©lite y que en julio cumple 50 a√Īos.

“La gente no se da cuenta de la importancia de estudiar las muestras del Apolo para comprender nuestro sistema solar y el universo que nos rodea”, dice Lawrence. “No solo en la Luna, sino tambi√©n en Mercurio, en Marte, en algunos asteroides”, indic√≥.

Los cient√≠ficos, entre otras cosas, comprendieron c√≥mo naci√≥ el sat√©lite, resultado de un gran impacto hace entre 4.300 y 4.400 millones de a√Īos, en el que tambi√©n se form√≥ el planeta azul.

Los escombros que se desperdigaron fruto de ese impacto vagaron por el espacio en la √≥rbita terrestre hasta que varios cientos de millones de a√Īos despu√©s se compactaron hasta formar la Luna.

“Aprendimos que la estructura interna de la Luna era como la de la Tierra”, contin√ļa el cient√≠fico. “Tiene corteza, manto y n√ļcleo”, pero carece de vida y no tiene “f√≥siles nativos ni especies org√°nicas nativas”.

Algunas piedras lunares se exponen al p√ļblico, principalmente en el Centro Espacial Johnson en Houston, en el estado de Texas. El presidente Richard Nixon tambi√©n don√≥ peque√Īos pedazos a las 135 naciones que hab√≠a entonces como s√≠mbolo de la “buena voluntad” estadounidense.

Pero la mayor√≠a se guardan “en contenedores sellados en una caja fuerte segura que puede soportar huracanes y muchos desastres naturales” en el Laboratorio de muestras lunares de la NASA, tambi√©n en Houston. Como precauci√≥n, parte de este tesoro tambi√©n se puede encontrar en White Sands, en el sure√Īo estado de Nuevo M√©xico.

Para conmemorar el quincuagésimo aniversario de la llegada del hombre a la Luna el 20 de julio, la agencia especial distribuyó algunas muestras a científicos.

“Somos muy prudentes”, dice Lawrence. “Los cient√≠ficos pasan por un riguroso procedimiento para solicitar una muestra”, porque gracias a los avances tecnol√≥gicos, estas piedras pueden seguir arrojando informaci√≥n sobre el universo.

Recientemente se supo que la Luna “en realidad no carece completamente de agua”, dijo Lawrence, quien no oculta su entusiasmo por la voluntad de la NASA de complacer la orden del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de enviar de nuevo astronautas al sat√©lite en 2024.

“Las seis misiones a la Luna han transformado nuestra comprensi√≥n del universo: imagina lo que suceder√≠a si cada vez que fu√©ramos estuvi√©ramos all√≠ semanas o meses”, expresa el cient√≠fico. “Todav√≠a hay muchos lugares inexplorados en la Luna”. Y predice: “Va a ser muy espectacular”.

¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos
Tendencias Ahora