Tecnología
Domingo 12 agosto de 2018 | Publicado a las 14:27
¬ŅPor qu√© nadie ha vuelto a la Luna?
Publicado por: Leonardo Granadillo
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Avanza la tecnolog√≠a y muchos se siguen haciendo la misma pregunta, en una √©poca donde ya se habla de robots, autom√≥viles sin conductor y los cient√≠ficos siguen anunciando descubrimientos ¬Ņc√≥mo es posible que nadie haya regresado a la luna?

Han pasado casi 50 a√Īos desde que la misi√≥n Apolo comandada por Neil Armstrong pis√≥ la superficie lunar, la primera vez que un grupo de astronautas (Armstrong, Aldrin y Collins) viajaron al √ļnico sat√©lite natural de la tierra.

Seg√ļn informaci√≥n oficial de la NASA, una docena de astronautas (en un total de seis misiones Apolo) realizaron el viaje espacial entre 1969 y 1972, Eugene Cernan y Harrison Schmitt, mucho menos conocidos que Armstrong y sus amigos, fueron los √ļltimos en llegar a la luna, un 14 de diciembre de 1972.

¬ŅAntes no era m√°s dif√≠cil?

Parece obvio que en esta época resultaría más fácil por la ayuda de la tecnología enviar a un nuevo grupo al espacio, pero hay factores que pasan incluso por encima de la tecnología, como la economía, pues es enorme el gasto que generaría volver a mandar a un hombre fuera de la atmósfera terrestre; y también están los intereses políticos.

Dicen que la competitividad saca lo mejor de cada oponente, y fue en plena guerra fr√≠a cuando John F. Kennedy seg√ļn el diario El Pa√≠s dijo: ‚ÄúCreo que esta naci√≥n debe comprometerse a lograr el objetivo, antes de que termine esta d√©cada, de que un hombre aterrice en la Luna y regrese sano y salvo a la Tierra‚ÄĚ. Y lo logr√≥ a pesar de que la antigua Uni√≥n Sovi√©tica hab√≠a partido con ventaja al lanzar el primer sat√©lite artificial de la tierra (Sputnik, 1957), el primer animal (la perra Laika, 1957) y al obtener las primeras fotos de la superficie lunar en 1959.

“Enviar una nave tripulada a la Luna era excesivamente costoso y realmente no ha existido una justificaci√≥n verdaderamente cient√≠fica para sostenerla”, explica a BBC Mundo Michael Rich, profesor de Astronom√≠a de la Universidad de California en Los √Āngeles.

NASA
NASA

Adem√°s, durante los a√Īos en el que se puso en marcha el programa Apolo, el gobierno de los Estados Unidos asignaba un 5% del presupuesto federal a las misiones de la NASA, hoy en d√≠a, el aporte es menor al 1%.

Rich menciona a la BBC que sin la necesidad política, y con el gasto que significó la misión Apolo, no hay una justificación lo suficientemente poderosa para volver al menos para los Estados Unidos, más después de haber ganado la puja durante la guerra fría.

“En la pr√°ctica, es muy dif√≠cil convencer al Congreso de aprobar un presupuesto tan desmesurado cuando desde el punto de vista cient√≠fico no hab√≠a suficientes razones para regresar a la Luna. El proyecto Apolo para llevar el hombre a la Luna fue grandioso, pero poco productivo cient√≠ficamente hablando. En aquellos a√Īos, los estadounidenses est√°bamos convencidos de que destinar esa cantidad para estos proyectos era necesario. Despu√©s de esos a√Īos, creo que la gente no estar√≠a muy convencida de que sus impuestos se destinaran para pasear por la Luna”, expres√≥ Rich.

La duda, para los altos mandos mundiales, pasa m√°s por si es cient√≠ficamente necesario realizar tal inversi√≥n, visto que el env√≠o de sat√©lites, robots, las exploraciones en Marte, la constante b√ļsqueda por conocer cada rinc√≥n de nuestra constelaci√≥n fue prioridad y ha funcionado en los √ļltimos a√Īos.

NASA
NASA

Trump quiere volver a la luna y llegar a Marte

Lo quiso intentar Bush en 2004, pero el tema presupuestario tambi√©n fue un obst√°culo. Este a√Īo Donald Trump firm√≥ una orden para que la NASA se enfoque en nuevos objetivos, como volver a la Luna, para establecer una colonia que posteriormente ayude al env√≠o de astronautas a Marte y otros planetas.

Lo que los m√°s esc√©pticos ven como una ‚Äėconfirmaci√≥n‚Äô podr√≠a tener un motivo pol√≠tico, al menos eso sugiere el profesor Rich. ‚ÄúCreo que quiere dar la idea de que Estados Unidos no se quedar√° atr√°s en la nueva carrera espacial‚ÄĚ, indic√≥.

Pese a que Trump tiene los mismos obst√°culos que Bush, que pa√≠ses como China y Rusia hablen de planes para ir a la Luna puede ser la diferencia. El detonante de competitividad que hubo durante la guerra fr√≠a, podr√≠a ser el impulso extra para que Estados Unidos explore nuevamente el √ļnico sat√©lite natural del planeta tierra.

Tendencias Ahora