Artes y Cultura
Anécdotas del TNCH: Víctor Jara no solo trabajaba en la sala Antonio Varas
Publicado por: Max Duhalde
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El popular cantautor V√≠ctor Jara, no solo deleit√≥ a la sociedad chilena con su m√ļsica, tambi√©n dej√≥ talento en las tablas de la Sala Antonio Varas, dirigiendo reconocidas obras teatrales.

A los 21 a√Īos, ingres√≥ en el coro de la Universidad de Chile, participando en el montaje de C√°rmina Burana, comenzando as√≠ su trabajo de investigaci√≥n y recopilaci√≥n folcl√≥rica. Una vez cumplidos los 24 a√Īos, se uni√≥ a una compa√Ī√≠a teatral Mimos de Noisvander, e inici√≥ los estudios de actuaci√≥n y direcci√≥n en la Escuela de Teatro de la U de Chile.

El artista es recordado por dirigir obras tan reconocidas como: ‚ÄúAnimas de d√≠a claro‚ÄĚ y ‚ÄúLa remolienda‚ÄĚ, ambas de Alejandro Sieveking.

Cuando la jornada de ensayo para V√≠ctor Jara era muy extensa, significaba perder el √ļltimo autob√ļs que lo llevaba a su hogar. En aquellos tiempos, el cantautor viv√≠a en una poblaci√≥n perif√©rica de Santiago y la √ļltima micro pasaba a las 23.00 horas.

Bajo ese contexto, y en m√°s de una oportunidad, V√≠ctor era autorizado por un compresivo auxiliar para dormir en el camar√≠n n√ļmero cinco de la sala Antonio Varas de la calle Morand√© 25.

Tendencias Ahora