Artes y Cultura
Viernes 23 agosto de 2019 | Publicado a las 15:38
"Ornitomancia": Ese hábito de cercenar la prosa para darle apariencia de poesía
Por Tu Voz
visitas

Para los griegos y tambi√©n los celtas la ornitomancia era el arte de adivinar o anticipar hechos, emociones o acciones mirando el vuelo de las aves. Para Juan Manuel Silva (Mendoza, 1982) es un prop√≥sito po√©tico que se convierte en poema y luego libro. Un libro donde se suma el canto y naturaleza de gorriones, zorzales, sinsontes y hasta un pitog√ľ√©. Vuelo extra√Īo y a veces extremadamente cr√≠ptico.

Por Marcel Socías Montofré

Hay aciertos en la poesía de Juan Manuel Silva. De eso no hay duda. Pero también hay una necesidad cierta de preguntar por la estructura del poema. Una vez más intentar no confundir la poesía con frases largas que se van cortando y hasta empujando página abajo para que tengan la forma de un poema tradicional, aunque no necesariamente la intensidad y el simbolismo que lo separa de la prosa lineal. Tan sólo es un acto de enter, pasar a la línea de abajo y edición.

Precisamente eso es lo que genera cierto ruido de vuelo al leer ‚ÄúOrnitomancia‚ÄĚ (Ediciones Bastante, 2019). Son poemas, por cierto, pero bien podr√≠a ser un libro de prosa po√©tica. Y hasta simplemente un libro de prosa donde se agradece un riguroso despliegue de ornitolog√≠a y relatos personales con alusiones pante√≠stas y ese mensaje ecologista tan apreciado hoy por hoy mientras nos vuela por sobre la existencia el cambio clim√°tico y la depredaci√≥n de la Naturaleza.

En eso ciertamente se agradece el aporte sincero de Juan Manuel Silva. Es posible encontrar su descripción de las aves mediante textos que las elogian con adjetivos propios del autor, aunque no necesariamente extrapoladas a las emociones del lector.

Y no se trata en todo caso de exigirle a un poema la claridad explicativa de la Real Academia de la Lengua. Pero s√≠ de esperar un vuelo donde exista movimiento, sonidos y ritmo. Sobre todo ritmo y cadencia del poema. Precisamente lo que se extra√Īa en la ‚ÄúOrnitomancia‚ÄĚ de Juan Manuel Silva.

M√°s a√ļn. Esperar de un poema que se salve del lugar com√ļn, que alce alas m√°s all√° de la ‚Äúpalabra bonita‚ÄĚ, de la conjunci√≥n clis√©. Esa plancha de metal clisada que nos permite sumar p√°ginas, caracteres tipogr√°ficos, molde y modelo que puede convertirse en poemario, pero no necesariamente ‚Äďcomo se advierte y promete en el ep√≠logo- en ‚Äúel lenguaje como √ļnica familia que nos permite la migraci√≥n‚ÄĚ.

Tal vez atender más a la hermosa estructura del haiku. Esos tres versos sin rima, de cinco, siete y cinco sílabas, respectivamente, que suelen simbolizar escenas de la naturaleza y de la vida cotidiana. Simples. Hermosos. Profundos.

Tal vez ese recipiente de Kigo es lo que hace falta o se espera ‚Äďsin cumplir expectativas en este caso, por cierto- en la ‚ÄúOrnitomancia‚ÄĚ de Juan Manuel Silva.

Un haiku que entregue imagen y profundidad de vuelo y campo. No s√≥lo expresiones que en el juego de las poes√≠as siempre van a la segura, como decir en el poema Tordo Argentino (p√°gina 31) que ‚Äúel sue√Īo que rima con due√Īo / con los animales y contigo‚ÄĚ.

La idea es volar m√°s alto. Rozar la belleza creativa. Como en ese hermoso poema Uruta√ļ (p√°gina 37): ‚Äú¬ŅHay algo de ti en este repetir d√≠a a d√≠a lo mismo? / ¬ŅAl menos es tuya la tristeza?‚ÄĚ.

Tal vez ‚Äúese espacio que se diluye en el viento‚ÄĚ, como en el poema Chorlito (p√°gina 11). Tal vez la poes√≠a ‚Äďa pesar de todo- sigue siendo un precioso desaf√≠o de estructura, fondo y contenido. Esa hermosa lecci√≥n japonesa cuando se trata de hablar en palabras de la Naturaleza. De escribir para volar.

Ornitomancia, Ediciones Bastante (c)
Ornitomancia, Ediciones Bastante (c)

Ornitomancia

Juan Manuel Silva
Ediciones Bastante

2019

Tendencias Ahora