Artes y Cultura
Martes 03 julio de 2018 | Publicado a las 11:47
Documental chileno aborda la inquietante vida del bohemio "rey de las pelucas"
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Juan Carlos Avatte, viejo inmigrante italiano, due√Īo de una tienda de pelucas, es el centro de atenci√≥n de Il Siciliano, documental co-dirigido por Carolina Adriazola, Jos√© Luis Sep√ļlveda y Claudio Pizarro, los dos primeros conocidos tambi√©n por pel√≠culas como El pejesapo, Mit√≥mana y Cr√≥nica de un comit√©.

A trav√©s de una c√°mara inquieta e √≠ntima, vemos c√≥mo el empresario realiza fiestas interminables animadas por una banda sonora de dobles para demostrar que a√ļn se mantiene vigente desde su apogeo en la dictadura.

El tr√°nsito entre este v√©rtigo y la soledad posterior de su protagonista es la inspiraci√≥n para retratar un mundo con doble faz. Un relato que desnuda al verdadero hombre que se esconde detr√°s del personaje p√ļblico fiestero.

‚ÄėIl Siciliano‚Äô
‚ÄėIl Siciliano‚Äô

Ganadora del premio al Mejor Largometraje Nacional en el Festival Internacional de Cine de Chiloé, Il Siciliano se estrena comercialmente este jueves 5 de julio como parte de Miradoc, programa dedicado a difundir el documental chileno a lo largo del país.

El √ļltimo eslab√≥n de una bohemia extinta

‚ÄúAvatte era un tipo carism√°tico y canchero‚ÄĚ, reconocen los directores. Consciente de haber vivido una vida muy distinta a los dem√°s, transmit√≠a cierta extravagancia como sello de su personalidad. Cultiv√≥ muy bien el esp√≠ritu del hombre forjado por s√≠ mismo, busc√°ndole una impronta novedosa al negocio de su padre, que hab√≠a instalado uno de los primeros salones de belleza en la capital. Pero Avatte fue m√°s all√°.

‚ÄúDesde joven recorri√≥ Chile buscando pelos. As√≠ forj√≥ su peque√Īo imperio, alcanzando su m√°ximo esplendor en la d√©cada de los ochenta. Era como un hombre de otra √©poca. Quiz√° el √ļltimo eslab√≥n de una bohemia pr√°cticamente extinta”, comentan los directores.

‚ÄėIl Siciliano‚Äô
“Il Siciliano”

“Amigo de artistas del espect√°culo, cantantes de boite, bailarinas de cabaret, travestis, detectives, prostitutas y lanzas internacionales, su mundo era diverso y plural. Eso lo transformaba en una suerte de rey de una corte estrafalaria. Su personalidad y el mundo que lo rodeaba fue lo que nos sedujo para trabajar con √©l‚ÄĚ, agrega el tr√≠o.

‚ÄúIntu√≠amos que hab√≠a algo m√°s profundo. Oscuro, tal vez. Las fiestas, como todas las fiestas, se sabe que es el reino de la apariencia. Y ac√° esos c√≥digos eran a√ļn m√°s visibles. Las pr√≥tesis, extensiones y pelucas estaban a la orden del d√≠a y retrataban un mundo de doble faz. Al igual que los dobles de artistas famosos que pululaban en las fiestas. La construcci√≥n de identidad a trav√©s de estos elementos fue un eje interesante que intentamos explotar. Porque sab√≠amos que detr√°s de los bufones, hab√≠a un rey que comenzaba a quedarse solo‚ÄĚ.

Un registro √≠ntimo de sus √ļltimos d√≠as

Avatte se involucr√≥ en el proyecto abriendo las puertas de su intimidad. ‚ÄúLo hizo porque estaba convencido de que se iba a morir y que no ten√≠a nada que perder‚ÄĚ, analizan. ‚ÄúEn rigor, le importaba un pepino lo que pensaban los dem√°s y quer√≠a dejar vestigio de su mundo alucinante. Siempre que √≠bamos a verlo se jactaba de que est√°bamos haciendo una pel√≠cula de su vida‚ÄĚ, comentan los realizadores.

Juan Carlos Avatte estaba consciente de todo y feliz de registrar sus √ļltimos d√≠as sin el menor reparo. Los directores no s√≥lo contaron con su autorizaci√≥n, sino con una complicidad m√°s all√° de sus expectativas.

El rodaje fue a trav√©s de un seguimiento vivencial, algunas intervenciones y tom√°ndole el pulso al contexto, cuentan los realizadores: ‚ÄúEso fue interesante y a la vez dificultoso, porque sab√≠amos que detr√°s de ese tobog√°n de fiestas interminables, plagado de alcohol y canciones, hab√≠a un mundo que tambi√©n necesit√°bamos registrar. Como un estado de sopor despu√©s de una noche fren√©tica. La famosa resaca luego de la juerga‚ÄĚ, dicen

El proceso, por supuesto, cont√≥ con un sinf√≠n de buenas an√©cdotas. Una de ellas es que H√©ctor Silva, el actor de El pejesapo, particip√≥ al comienzo de la pel√≠cula. ‚ÄúLuego tuvo algunos problemas y se alej√≥ de nosotros un tiempo. Creo que tenemos material para hacer una especie de spin-off, una precuela o algo por el estilo. Tambi√©n la participaci√≥n de los dobles. Hay muchos m√°s en las grabaciones de los que aparecen en el documental. Son un mundo aparte fascinante‚ÄĚ, concluyen los directores.

FICHA T√ČCNICA
Direcci√≥n: Carolina Adriazola, Jos√© Luis Sep√ļlveda y Claudio Pizarro
Producción: Carolina Adriazola.
Direcci√≥n de Fotograf√≠a: Jos√© Luis Sep√ļlveda.
Montaje: Carolina Adriazola, Jos√© Luis Sep√ļlveda y Claudio Pizarro
Dise√Īo de sonido: Carolina Adriazola.
Productora: Mitómana Producciones.

Tendencias Ahora