Artes y Cultura
El color del camaleón: un documental imperdible sobre la condición humana y la dictadura
Publicado por: Ezio Mosciatti
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© hace un hijo belga con un padre corresponsal de guerra que vivi√≥ con insomnios y abusos de diversas substancias? Un exiliado que, para √©l, ten√≠a una aureola que no calzaba con los modelos de padre y con lo ve√≠a…

Andr√©s L√ľbbert convenci√≥ a su padre, Jorge, a hacer un largo recorrido por diversos lugares significativos para reconstruir su pasado. Un pasado al que llegaron a trav√©s de un largo y doloroso camino para develar la historia de este personaje de pasado desconocido (aunque conocido en Europa como camar√≥grafo de los principales conflictos en los √ļltimos decenios).

El color del camaleón, MiraDoc (c)
El color del camaleón, MiraDoc (c)

Jorge L√ľbbert tuvo la mala suerte de trabajar, siendo dibujante t√©cnico, en la CTC (Compa√Ī√≠a de Tel√©fonos de Chile, que luego privatizada ser√≠a Telef√≥nica) para el Golpe de Estado de 1973. Fue secuestrado por el hermano militar de un amigo (fue llevado a un departamento de Villa Ol√≠mpica) y luego por un vecino que llegar√≠a a ser guardaespaldas de Augusto Pinochet. Lo usaron para “pinchar” (intervenir para realizar escuchas ilegales) tel√©fonos.

Andr√©s y Jorge L√ľbbert visitan la antigua Alemania Democr√°tica, donde estaba exiliado Orlando, hermano de Jorge, donde residi√≥ hasta que fue expulsado por la Stasi (Polic√≠a pol√≠tica del r√©gimen comunista), su primera residencia en Alemania Federal (donde llegando fue brutalmente golpeado por agentes de la dictadura chilena) y de B√©lgica.

El color del camaleón, MiraDoc (c)
El color del camaleón, MiraDoc (c)

En este proceso de varios a√Īos, que se inici√≥ formalmente en 2011, visitaron en varias ocasiones Chile. Vieron las instalaciones de la CTC donde trabajaba, el Servicio M√©dico Legal, Villa Grimaldi…

‚ÄúEl color del camale√≥n‚ÄĚ es un documental fundamental para entender los √≥rganos de represi√≥n de la dictadura y sus colaboradores (junto a ‚ÄúLa flaca Alejandra‚ÄĚ de Carmen Castillo y Marcia Merino y ‚ÄúEl mocito‚ÄĚ de Marcela Said), de los m√©todos represivos desplegados en Am√©rica Latina con el apoyo de Estados Unidos y la Escuela de las Am√©ricas.

Jorge L√ľbbert, con instrumentos en sus ojos, fue obligado a ver durante horas escenas violentas con m√ļsica cl√°sica a alto volumen (al estilo de la pel√≠cula ‚ÄúNaranja Mec√°nica‚ÄĚ), tal como ense√Īaban en la escuela de las Am√©ricas.

‚ÄúSon las cosas m√°s horribles que le puede pasar a un ser humano‚ÄĚ, afirma Jorge.

‚ÄúEl color del camale√≥n‚ÄĚ, sin embargo, es ante todo un gran relato sobre la resiliencia, el deseo de sobrevivir y de vivir a pesar de los hechos traum√°ticos brutales a los que fue obligado a asistir y participar. Un testimonio sobre la importancia de los afectos, de las redes sociales y de la familia.

Este largo y duro proceso de conversaciones, viajes e investigaci√≥n para llegar a su padre, para que √©ste relatara lo m√°s sustantivo del brutal mecanismo para transformarlo en un instrumento del aparato represor, generando distancia emocional, un mecanismo de deshumanizaci√≥n, puso a prueba a su padre (‚ÄúPap√°, me siento culpable de haberte tra√≠do hasta aqu√≠‚ÄĚ, dice en un momento Andr√©s en el documental) y a su hijo, exponi√©ndolos en muchos sentidos. Abriendo heridas, dolores imposibles de sanar.

‚ÄúLo m√°s importante es que sal√≠ vivo de esta historia‚ÄĚ, afirma Jorge L√ľbbert, quien nunca asesin√≥ a nadie, nunca port√≥ armas, y siempre fue llevado encapuchado a los recintos secretos. Un hombre que despu√©s logr√≥ transformarse en reportero de zonas de conflicto durante 30 a√Īos, viajando a Nicaragua, Afganist√°n, Irak y Palestina, entre otros lugares, y superar sus profundos traumas a trav√©s de largas terapias y mucho coraje, adem√°s de este largo proceso con su hijo.

Una sugerencia o solicitud: ir a verla, ir a verla pero con espíritu abierto, haciendo un esfuerzo para liberarse durante ese rato del máximo de prejuicios para entender la profundidad del drama y la capacidad para sobrevivir (sin heroísmos, porque no hay intentos de endiosar ni de escabullir responsabilidades) de esta víctima-victimario.

El color del camaleón, MiraDoc (c)
El color del camaleón, MiraDoc (c)

‚ÄúEl color del camale√≥n‚ÄĚ se exhibir√° en el Cine Hoyts de La Reina (SANFIC) entre el 7 y el 10 de septiembre. Desde el 7 de septiembre estar√° en salas de la red Miradoc.

Más información en miradoc.cl y en www.elcolordelcamaleonfilm.com

URL CORTA: http://rbb.cl/hvtt
Tendencias Ahora