Artes y Cultura
Cartas de Albert Einstein salen a subasta por m√°s de 20 millones de pesos
Publicado por: Emilio Contreras La información es de: Agence France-Presse
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Cartas de Albert Einstein en las que el cient√≠fico comparti√≥ con sus colegas reflexiones sobre f√≠sica, Dios e Israel en los a√Īos 1950 se subastar√°n en Jerusal√©n el pr√≥ximo 20 de junio.

La casa de remates local Winners ofrece en su página web una descripción de las cinco cartas escritas en inglés entre 1951 y 1954, valoradas en su conjunto entre los 31.000 dólares (20 millones y medio de pesos) y 46.000 (un poco más de 30 millones de pesos).

En una de ellas, enviada en 1951 al eminente f√≠sico David Bohm, Einstein aborda el v√≠nculo establecido por √©ste √ļltimo entre la teor√≠a cu√°ntica y la de la relatividad. “Debo confesar que no estoy en condiciones de adivinar c√≥mo podr√≠a alcanzarse tal unificaci√≥n“, escribe Einstein.

La carta mecanografiada incluye una ecuaci√≥n a√Īadida a mano con una escritura muy pulcra y la firma de Einstein. Bohm, nacido en Estados Unidos de padres inmigrantes jud√≠os, hab√≠a trabajado con √©l en la Universidad de Princeton antes de huir a Brasil tras perder su puesto durante la caza de brujas lanzada por el senador Joseph McCarthy contra personas acusadas de comunismo.

En una misiva de 1954 dirigida a Bohm, que viv√≠a entonces en Sao Paulo, Einstein muestra su empat√≠a ante las dificultades que experimenta su amigo con un complejo trabajo te√≥rico. “Si Dios cre√≥ el mundo, su mayor preocupaci√≥n no era desde luego facilitarnos su comprensi√≥n. Lo siento claramente desde hace 50 a√Īos“, aseguraba.

Einstein e Israel

La casa de subastas Winners indic√≥ que las cartas proced√≠an del patrimonio de la difunta viuda de Bohm. Otra carta de 1954 se refiere a la posibilidad de que Bohm se instale en Israel, que hab√≠a sido fundado seis a√Īos antes.

Einstein, que hab√≠a rechazado una oferta para convertirse en el presidente del nuevo pa√≠s, consideraba que no era un buen momento para que su amigo tomara esa decisi√≥n. “Israel es intelectualmente vivo e interesante, pero tiene posibilidades muy reducidas y viajar all√≠ con la intenci√≥n de abandonar el pa√≠s en la primera ocasi√≥n ser√≠a lamentable“, opina.

Bohm acab√≥ ocupando en 1955 un puesto de profesor invitado en el prestigioso Instituto Tecnol√≥gico de Israel (Tecnhnion) en Haifa, en el norte del pa√≠s. Dos a√Īos despu√©s, se mud√≥ a Inglaterra donde trabaj√≥ en universidades de Londres y Bristol, seg√ļn la p√°gina web de Winners.

Einstein era gobernador no residente de la Universidad Hebraica de Jerusalén cuando murió en 1955. Dejó sus archivos, la mayor colección del mundo de sus documentos, a esa institución.

Tendencias Ahora