Sociedad
La trágica historia de Christine Chubbuck, la periodista que se suicidó en vivo
Publicado por: Bernardita Villa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Existen historias que superan por lejos la ficción y que nadie podría imaginar siquiera que pudiesen ocurrir en la vida real. Este es el caso de la periodista norteamericana Christine Chubbuck, quien en 1974 impactó al mundo al quitarse la vida en vivo y en directo en su programa de televisión.

Su historia se convirtió en una leyenda y el video de su muerte en una especie de macabro santo grial de Internet que nadie ha sido capaz de encontrar hasta el día de hoy, aunque no por falta de esfuerzo.

La mujer ten√≠a s√≥lo 29 a√Īos al momento de fallecer, pero contaba con una carrera bastante s√≥lida. Durante su infancia y juventud vivi√≥ en Ohio, donde tambi√©n estudio teatro en la Universidad de Columbus. Sin embargo su pasi√≥n eran las comunicaciones, por lo que se traslad√≥ a Massachusetts para especializarse en radiodifusi√≥n en la Universidad de Boston en 1965.

A partir de entonces nadie pudo detener su ascenso en los medios. La joven trabaj√≥ para la cadena WVIZ, en algunas estaciones de televisi√≥n p√ļblica de Pittsburgh, Pennylvania y Ohio. Sin embargo, su mayor logr√≥ fue su llegada a la se√Īal afiliada de ABC, WXLT-TV, donde comenz√≥ cubriendo el tr√°fico de Petersburg en Florida y termin√≥ siendo uno de sus rostros m√°s importantes. De hecho, poco antes de su muerte, hab√≠a sido ascendida a directora de asuntos p√ļblicos del canal.

People

People

Tras su partida, sus compa√Īeros de trabajo la describieron como una chica talentosa y entusiasta, aunque con un humor poco convencional. “Ella era muy optimista y muy amable” se√Īal√≥ a la revista People Linford Rickard, director t√©cnico de Suncoast Digest, el √ļltimo programa de Chubbuck.

Pero a pesar de todas sus responsabilidades siempre mantuvo una estrecha relaci√≥n con su familia y se dio tiempo para trabajar como voluntaria en el hospital de Sarasota en Florida, donde ofrec√≠a shows de marionetas a los ni√Īos con discapacidad intelectual.

“Mi familia adoraba a mi hermana. Ella era una persona interesante‚ÄĚ, se√Īal√≥ su hermano Greg, quien tambi√©n la recuerda como una gran amante del lenguaje. “Ella era una persona maravillosa, pero ten√≠a esta especie de ingenio seco y una lengua un poco afilada‚ÄĚ, agreg√≥ en una entrevista con People.

Seg√ļn su familia, la mujer ten√≠a serios problemas de autoestima, sent√≠a que no encajaba en ninguna parte y que nunca fue lo suficientemente buena en su trabajo.

ABC

ABC

Sobre su vida rom√°ntica, se sabe que a los 21 a√Īos mantuvo un noviazgo con un hombre de 30 a√Īos, algo que fue desaprobado por su padre, por lo que la relaci√≥n termin√≥ y nunca volvi√≥ a tener otro novio. ‚ÄúChristine ten√≠a un bizarro sentido del humor. Ten√≠a 29 a√Īos y no ten√≠a problemas en admitir que era virgen‚ÄĚ, record√≥ Gordon Galbraith, ex director de noticias. ‚ÄúUna tarde que est√°bamos haciendo un noticiario de broma, y como ella no ten√≠a reparos en ser virgen a los 29 comenz√≥ a llamarse a s√≠ misma ‚ÄėPristine Buttocks‚Äô (nalgas v√≠rgenes). ‘Hola, soy Pristine Buttocks y √©stas son las noticias’, dijo”.

Seg√ļn sus colegas, su falta de relaciones se deb√≠a a su escaso amor propio, lo que la hac√≠a reaccionar de manera brusca y defensiva ante cualquier gesto amable, adem√°s de rechazar los cumplidos.

Su drástica decisión

El 15 de julio de 1974 comenzó como cualquier otro día. En ese tiempo Christine se lucía como conductora de un talk show matutino llamado Suncoast Digest, emitido en Sarasota, Florida, por WXLT.

La periodista llegó temprano al canal y elegantemente vestida. Apenas entró pidió al director técnico que grabara el programa, algo inusual en ella, pero todo parecía normal.

‚ÄúEstaba de mejor humor que en otras ocasiones‚ÄĚ, se√Īal√≥ Galbraith. La profesional tambi√©n despert√≥ curiosidad entre sus compa√Īeros al avisarles que quer√≠a comenzar el programa con un resumen noticioso, algo que tampoco hab√≠a hecho antes.

ABC

ABC

Durante los ocho primeros minutos del programa, Chubbuck habló de tres noticias nacionales y luego sobre un tiroteo ocurrido el día previo en un restaurante del aeropuerto de la ciudad. La cinta con las imágenes, sin embargo, quedó atascada y no pudo ser reproducida en el programa.

Con toda la calma del mundo Chubbuck se encogi√≥ de hombros y dijo: ‚ÄúPara continuar con la pol√≠tica del canal 40 de traerles lo √ļltimo en ‘sangre y tripas’, y a todo color, ver√°n otra primicia: un intento de suicidio”.

Sin que nadie pudiese evitarlo, la mujer sac√≥ un rev√≥lver que escond√≠a en su cartera bajo la mesa y se dispar√≥ justo detr√°s de su oreja derecha. Mientras ella ca√≠a sobre la escenograf√≠a, el programa r√°pidamente se fue a negro. ‚ÄúVol√© al estudio pensando que era una broma de mal gusto e iba dispuesto a insultarla‚ÄĚ, se√Īal√≥ Rickard.

abigail.1963 (cc)

abigail.1963 (cc)

Mientras todo eso ocurría en el estudio, los televidentes comenzaron a llamar a la policía y otros a la misma estación preguntando si todo era un montaje.

En medio de la confusión, la periodista fue llevada al hospital donde falleció 15 horas después.

Tras todo lo ocurrido, un miembro del equipo del programa encontr√≥ los papeles que Chubbuck us√≥ para leer las noticias, y entre ellos descubri√≥ un gui√≥n del programa completo donde no s√≥lo incluy√≥ su suicidio sino tambi√©n una declaraci√≥n en tercera persona para que fuera le√≠do tras el programa. En ella su condici√≥n era calificada como ‚Äúcr√≠tica‚ÄĚ.

‚ÄúElla hab√≠a escrito algo as√≠ como ‚ÄėPresentadora de noticias de canal 40 Christine Chubbuck se dispar√≥ en una transmisi√≥n en vivo esta ma√Īana en su programa de conversaci√≥n. Fue llevada r√°pidamente al Sarasota Memorial Hospital, donde se mantiene en condici√≥n cr√≠tica‚ÄĚ, record√≥ el director Mike Simmons.

Flickr | abigail.1963

Flickr | abigail.1963

“Fue la cosa m√°s inesperada en el mundo. Ninguno de nosotros ten√≠a la menor idea de que hubiera un problema real ah√≠. Lo que estaba en su coraz√≥n o su mente nunca lo sabremos‚ÄĚ, se√Īal√≥ el ex jefe de ingenier√≠a WXLT, Dan Lunin.

¬ŅDepresi√≥n?

Aunque nunca se tuvo claridad acerca de las razones que la llevaron a tomar esa decisión, la familia sabía que la joven presentaba síntomas de depresión y que ya había tenido un intento de suicidio en 1970, cuando tomó una sobredosis de medicamentos. Sin embargo, jamás lo comentaron con la estación por miedo a que fuera despedida.

Un gran n√ļmero de compa√Īeros de trabajo sospecharon que su falta de relaciones amorosas tuvo que ver en su estado de √°nimo. De hecho, en una ocasi√≥n les coment√≥ que lamentaba estar acerc√°ndose a los 30 a√Īos y seguir siendo una virgen que nunca hab√≠a estado en m√°s de dos citas con un hombre.

Su hermano, en tanto, asegur√≥ que ella ten√≠a problemas para socializar y su madre se√Īal√≥ que su suicidio se debi√≥ a “que su vida personal no era suficiente”.

Uno de los rumores m√°s fuertes aseguran que Christine se habr√≠a sentido atra√≠da por su colega George Peter Ryan. La mujer habr√≠a intentado captar su atenci√≥n e incluso le horne√≥ un pastel de cumplea√Īos, sin embargo, todo acab√≥ cuando supo que Ryan manten√≠a una relaci√≥n con otra compa√Īera de labores y adem√°s amiga de Chubbuck, Andrea Kirby.

Otros antecedentes aseguraban que tras una cirugía le fue removido un ovario, por lo que era muy poco probable que pudiese quedar embarazada.

The Sun

The Sun

Tres semanas antes de su muerte pidió permiso a sus superiores para poder realizar un reportaje sobre suicidios, por lo que visitó al departamento de policía local donde conversó acerca de los métodos más comunes y efectivos para quitarse la vida. Ahí, un oficial le comentó que la mejor arma para eso era una calibre 38 y que el disparo es mejor cuando se realiza detrás de la oreja. Y eso fue exactamente lo que ella hizo.

Tras la entrevista compr√≥ un arma y se lo cont√≥ al periodista Rob Smith, a quien adem√°s le dijo que: “He pensado en traerla al programa y volarme los sesos en directo”. Por supuesto, el profesional consider√≥ que era una broma en su cl√°sico estilo, pero la verdad era otra.

Funerales y legado

Chubbuck fue cremada y sus cenizas fueron lanzadas en el golfo de México. Alrededor de 120 personas asistieron a su funeral, donde se tocaron las tres canciones favoritas de la periodista.

Tras la muerte de la conductora, su programa sigui√≥ al aire por varios a√Īos m√°s con un nuevo animador. La estaci√≥n dej√≥ en claro que la muerte de la mujer no ten√≠a nada que ver con su trabajo. ‚ÄúEl origen de la situaci√≥n es que ella era una chica de 29 a√Īos que quer√≠a estar casada, pero no lo estaba‚ÄĚ, dijo Simmons en 1977.

Funeral de Christine

Funeral de Christine

El macabro santo grial de Internet

Tras la investigación de la muerte de la periodista, la familia habría conseguido un mandato para evitar que las imágenes volvieran a ser exhibidas. Hasta el día de hoy nadie sabe sobre el paradero de la cinta, aunque existen muchos rumores al respecto.

‚ÄúYo no s√© d√≥nde est√°. Pero s√≠ s√© que nadie conoce su ubicaci√≥n y nadie la ver√° nunca si yo tengo algo que decir al respecto‚ÄĚ, dijo su hermano Greg a la revista People.

“Nadie quiere conocer quien fue Christine Chubbuck”, djo. “Ellos quieren sensacionalizar lo que pas√≥ al final de su vida. Un suicidio p√ļblico no es una fuente de alegr√≠a para ninguna familia”, expres√≥.

‚ÄÉ

Su historia en pantalla

Dos a√Īos despu√©s de su muerte, la historia de Chubbuck inspir√≥ el gui√≥n para la pel√≠cula de televisi√≥n Network, donde conductor de un noticiero interpretado por Peter Finch, anunciaba en vivo sus planes para suicidarse.

Este a√Īo la historia volvi√≥ a la palestra gracias a dos producciones que se presentaron en el festival de Sundance. Una de ellas era Christine, protagonizada por Rebecca Hall y dirigida por Antonio Campos. En tanto el documental Kate Plays Christine segu√≠a a la actriz Kate Lyn Sheil y su preparaci√≥n para interpretar a la periodista.

Tendencias Ahora