Sociedad
Chinos honran a sus muertos en Cuba comiendo cerdo y quemando billetes falsos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Dos centenares de chinos que echaron ra√≠ces en Cuba y sus descendientes honraron este s√°bado a sus antepasados en el Cementerio Chino de La Habana comiendo cerdo asado y quemando billetes falsos, en un intento por preservar una antigua tradici√≥n que, seg√ļn ellos, trae suerte.

“Antes ten√≠amos muchos chinos naturales aqu√≠ y para ellos era pr√°cticamente una fiesta venir al cementerio, era como un reencuentro con los seres queridos desaparecidos, pero ahora los descendientes somos los que estamos tratando de mantener esta tradici√≥n viva”, declar√≥ a la agencia de noticias AFP Jorge Chao, secretario del Casino Chung Wah, que dirige a las actividades de la comunidad china en la isla.

Entre los descendientes -quedan apenas 134 chinos naturales en Cuba- “hay muchos que ignoran o no conocen la cultura y las tradiciones” de China, pa√≠s que “respeta mucho a sus ancestros”, a√Īadi√≥ Chao.

AFP

AFP

El festival de Ching Ming, que significa “claro y brillante“, es unas de las fiestas m√°s importantes del calendario lunar chino. Se cree que esta tradici√≥n se remonta al primer emperador de China, hacia el a√Īo 220 antes de nuestra era.

En el cementerio, ubicado en el centro de la capital cubana, las familias limpian las tumbas, depositan flores, queman incienso y fajos de billetes falsos, y comparten con sus antepasados verdaderos banquetes, una ceremonia que “da suerte”, seg√ļn Chao.

“Un banquete donde no puede faltar el pollo, arroz, ron, y el puerco (cerdo) entero asado”, explic√≥ a AFP Mar√≠a del Carmen Rodr√≠guez Lang, de 25 a√Īos, mientras repart√≠a entre sus parientes la comida desplegada sobre el pante√≥n familiar.

AFP

AFP

Camino a la necr√≥polis, las familias depositan flores ante un monumento que rinde homenaje a los chinos que lucharon en “la guerra de independencia de Cuba contra el colonialismo espa√Īol”. “No hubo un chino cubano desertor, no hubo un chino cubano traidor”, se lee en la tarja del monolito en m√°rmol negro.

Unos 150.000 chinos, casi todos hombres, llegaron a la isla entre 1847 y 1874 como culíes para sustituir el trabajo esclavo africano en las plantaciones azucareras.

“Su condici√≥n marginada (…) dio lugar a que muchos de ellos se incorporaran a las guerras independentistas y fueran factor de importancia en el proceso de integraci√≥n de la naci√≥n cubana”, se√Īala la enciclopedia digital Ecured.

Ahora no hay chinos, muy pocos en Cuba, antes aqu√≠ (en La Habana) hab√≠an unos 35.000“, dijo Ram√≥n Ma, de 98 a√Īos, antes de partir rumbo al cementerio.

afp

afp

Tendencias Ahora