Internacional
Hamburgo comenzar√° a eliminar las c√°psulas de caf√© desde las oficinas p√ļblicas
Publicado por: Deutsche Welle
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

En la ciudad de Hamburgo, en Alemania optaron por eliminar desde las oficinas p√ļblicas productos no ecol√≥gicos como las c√°psulas de caf√©, tratando de dar ejemplo en pol√≠ticas de compras.

Anualmente Hamburgo gasta unos 250 millones de euros en productos y servicios: café, productos de limpieza, material de oficina, lámparas, muebles, coches, reparaciones y transporte.

Hasta ahora, para la compra primaba como argumento el precio y la comodidad, mientras que el componente ecológico tenía solo un papel secundario. Una actitud que ahora la ciudad pretende cambiar.

Esto ya que el Senado de Hamburgo acordó adoptar estándares más ecológicos en todas las compras municipales. El objetivo es adquirir productos y contratos aun más respetuosos con el medio ambiente.

Para eso, los encargados de la compras del ayuntamiento, escuelas y guarderías deberán atender a que la huella ecológica de los productos y servicios sea lo más limpia posible.

En este cometido, los departamentos de compra se podr√°n ayudar de una gu√≠a de 150 p√°ginas que ha publicado el ayuntamiento, para convertir su gesti√≥n municipal en un ejemplo en toda Alemania. ‚ÄúCon un poder de compra de cientos de millones al a√Īo, la ciudad se puede comprometer para que se adquieran productos menos perjudiciales y para que los productos sostenibles tengan mayor aceptaci√≥n en el mercado‚ÄĚ, aclar√≥ el concejal de medioambiente Jens Kertan, del partido de Los Verdes.

A partir de ahora, tambi√©n servir√°n como argumentos de compra el consumo de recursos, la durabilidad y el transporte: ‚ÄúEs una se√Īal importante para la econom√≠a y el consumo privado. En un futuro se atender√° cada vez m√°s a las consecuencias de la decisi√≥n de compra y el historial del producto‚ÄĚ, contin√ļa Kertan.

En la guía publicada se plantea una lista de artículos que la administración municipal no volverá a comprar ni utilizar.

Por ejemplo, desaparecer√°n las c√°psulas de caf√©, desde hace tiempo objeto de cr√≠ticas por generar demasiados residuos de pl√°stico y aluminio. Cada a√Īo, estas c√°psulas producen alrededor de cuatro mil toneladas de basura en Alemania, adem√°s de gases de efecto invernadero por el alto consumo energ√©tico requerido para la fabricaci√≥n del aluminio.

Tampoco entrar√°n en las dependencias municipales las botellas y las vajillas desechables y los productos de limpieza que contengan cloro. ‚ÄúSe prescindir√° de estufas tipo seta y otros calefactores porque el consumo de energ√≠a no corresponde con los efectos generados‚ÄĚ, puntualiza Kretan.

Aparte de eso, el ayuntamiento tambi√©n plantea reglas para elegir pinturas m√°s resistentes y menos nocivas y se intentar√° elevar la cuota de papel reciclado en las fotocopiadoras. Por √ļltimo, para dar tambi√©n ejemplo en el tr√°fico diario, se renovar√° el parque m√≥vil aspirando a duplicar la cuota actual de veh√≠culos el√©ctricos hasta el 2020.

Tendencias Ahora