Internacional
Papa llama a obispos de México a enfrentar con coraje el narcotráfico
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El papa Francisco hizo este s√°bado en M√©xico un vehemente llamado a la clase pol√≠tica a ofrecer al pueblo “justicia real, seguridad efectiva” y paz, a la vez que pidi√≥ a los obispos enfrentar con coraje el narcotr√°fico.

En la primera visita de un pont√≠fice al Palacio Nacional de M√©xico, donde se reuni√≥ con el presidente Enrique Pe√Īa Nieto, Francisco sostuvo que “a los dirigentes de la vida social, cultural y pol√≠tica les corresponde de modo especial trabajar para ofrecer a todos los ciudadanos (…) justicia real, seguridad efectiva, un ambiente sano y de paz”.

Su mensaje fue dirigido a sus anfitriones en México, un país golpeado por la violencia, la pobreza y la corrupción.

“Cada vez que buscamos el camino del privilegio o beneficio de unos pocos en detrimento del bien de todos, tarde o temprano, la vida en sociedad se vuelve un terreno f√©rtil para la corrupci√≥n, el narcotr√°fico, la exclusi√≥n de las culturas diferentes, la violencia e incluso el tr√°fico de personas, el secuestro y la muerte”, advirti√≥.

Su mensaje fue seguido a través de pantallas gigantes por millares de fieles que se apostaron en el céntrico Zócalo, una plaza construida sobre las ruinas de templos prehispánicos y donde se encuentran la catedral y el Palacio Nacional.

“¬°Bravo! ¬°Qu√© bueno que le diga sus verdades al gobierno!”
, gritó una mujer entre la muchedumbre.

“El papa puso en verg√ľenza al gobierno con todo lo que dijo. A ver si Pe√Īa Nieto ahora hace las cosas bien. Si no es por convicci√≥n, al menos por verg√ľenza”
, dijo a la AFP Ramiro Sosa, un comerciante de 56 a√Īos de Veracruz (este), un estado asolado por el crimen organizado y la corrupci√≥n.

Tras la cita con Pe√Īa Nieto, el papa se encontr√≥ con los obispos y arzobispos mexicanos en la catedral metropolitana, donde los inst√≥ a enfrentar el narcotr√°fico “con coraje prof√©tico”.

La proporci√≥n del fen√≥meno (del narcotr√°fico), la complejidad de sus causas, la inmensidad de su extensi√≥n (…), la gravedad de la violencia que disgrega y sus trastornadas conexiones, no nos consienten a nosotros, pastores de la Iglesia, a refugiarnos en condenas gen√©ricas, sino que exigen un coraje prof√©tico“, manifest√≥.

En cambio, el discurso del gobernante mexicano evitó mencionar estos problemas y se centró más en temas globales y reconocimientos al papa.

“Su visita trasciende al encuentro entre dos Estados, se trata del encuentro de un pueblo con su fe. Su santidad, M√©xico lo quiere, M√©xico quiere al papa Francisco por su sencillez, por su bondad, por su calidez”, dijo Pe√Īa Nieto.

La presencia del papa en el Palacio fue un gesto simbólico en un país devoto pero con una larga tradición laica y que apenas en 1992 restableció relaciones diplomáticas con el Vaticano.

La visita del papa a M√©xico fue buscada con insistencia por el gobierno de Pe√Īa Nieto, que ha sido blanco de fuertes cr√≠ticas por la situaci√≥n de derechos humanos en el pa√≠s y casos como la desaparici√≥n y presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

El papa tendrá este sábado uno de los actos espirituales más esperados de su visita: la misa en la Basílica de la Virgen de Guadalupe, a la cual ha encomendado su viaje.

“El encuentro del papa con la Virgen de Guadalupe ser√° monumental. √Čl es un gran devoto mariano y la Virgen de Guadalupe no es s√≥lo reina en M√©xico sino emperatriz de Am√©rica”, estima Andrew Chesnut, profesor de estudios de religiones en la Universidad de Virginia Commonwealth, Estados Unidos.

Pobreza, migración y violencia

A√ļn conmocionado por el mot√≠n que el jueves dej√≥ 49 muertos en una c√°rcel de Monterrey (norte), M√©xico condensa muchos de los temas que preocupan a Francisco: una sociedad desigual donde la mitad de sus habitantes sigue siendo pobre, un pa√≠s acechado por la violencia del narcotr√°fico y donde miles de migrantes viven un calvario tratando de llegar clandestinamente a Estados Unidos.

La elección de las paradas del papa parece estar cargada de simbolismo.

El domingo visitar√° Ecatepec, una sobrepoblada ciudad de la periferia de la capital que vive un repunte de violencia, especialmente hacia las mujeres.

El lunes estará en Chiapas (sur), el estado más pobre e indígena del país, donde oficiará una misa con fragmentos en tres lenguas indígenas: tzotzil, tzeltal y chol.

El martes ir√° a Morelia, capital del convulso estado de Michoac√°n (oeste), donde en 2013 grupos de autodefensas se levantaron en armas contra los abusos del c√°rtel de Los Caballeros Templarios.

El papa se reserv√≥ para el final la fronteriza Ciudad Ju√°rez, durante a√Īos considerada la m√°s peligrosa del mundo y que ahora trata de cicatrizar heridas abiertas por los feminicidios y la violencia que vivi√≥.

Francisco visitar√° all√≠ una c√°rcel y se despedir√° con una misa en el borde de la frontera con El Paso (Texas, Estados Unidos) por donde miles de migrantes cruzan clandestinamente cada a√Īo.

Antes de llegar a México, el papa hizo una escala de horas en Cuba donde se encontró con el patriarca ortodoxo ruso Kirill, una reunión histórica que selló el reencuentro entre el cristianismo de oriente y occidente.

Tendencias Ahora