Vida
Actor de Modern Family confiesa que trastorno de imagen lo llevó a operarse muchas veces
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El cambio en las facciones del actor Reid Edwing (27), quien desde adolescente ha aparecido en producciones en el cine y la televisi√≥n, no se debe √ļnicamente al crecimiento, sino que a las numerosas cirug√≠as pl√°sticas a las que se ha sometido.

En una columna publicada en el diario electrónico The Huffington Post, la estrella que interpreta a Dylan en Modern Family, reveló que desde 2009 se ha operado varias veces, como resultado de una obsesión patológica con su apariencia, conocida como dismorfia corporal o trastorno dismórfico.

“El trastorno dism√≥rfico corporal es una enfermedad mental en la que una persona se obsesiona con la forma en que √©l o ella se ve. En mi caso, mi aspecto era lo √ļnico que me importaba. Me acababa de mudar a Los √Āngeles para convertirme en actor y ten√≠a muy pocos amigos. Me sentaba solo en mi departamento y tomaba fotos de m√≠ mismo desde todos los √°ngulos, analizando cada caracter√≠stica”, expres√≥.

Luego revel√≥ que “en 2008, cuando ten√≠a 19 a√Īos, hice mi primera cita con un cirujano pl√°stico. Pensaba que as√≠ pronto me parecer√≠a a Brad Pitt”.

El actor cont√≥ que su primera intervenci√≥n fue un implante de mejillas, que lo dej√≥ bastante adolorido. “Me despert√© gritando de dolor, me ca√≠an las l√°grimas por la cara. No pod√≠a hacer otra cosa que gritar mientras el doctor y su equipo trataban de contenerme entre risas”, explic√≥.

Luego de dos semanas usando una mascarilla facial, el actor vio los resultados y no era lo que esperaba. “Despu√©s de todo, la hinchaz√≥n baj√≥ y los resultados eran terribles. La mitad inferior de las mejillas eran tan hueca que parec√≠a un cad√°ver, lo contrario a lo que esperaba”, explic√≥. Y es que los implantes de mejilla, en realidad eran de p√≥mulos.

Aunque volvi√≥ a pedirle al cirujano que lo operara √©ste se neg√≥ y le dijo que le tomar√≠a un tiempo acostumbrarse al cambio. “No pod√≠a dejar que nadie me viera as√≠ y me aisl√© por completo. Cuando sal√≠a a la calle la gente me miraba y hasta mis padres cuando me vieron pensaban que estaba enfermo”, indic√≥.

Fue as√≠ como busc√≥ ayuda de otro m√©dico, a√ļn menos cualificado que el anterior, quien le sugiri√≥ ponerse un implante de ment√≥n. “Pasaron unos d√≠as cuando me di cuenta de que pod√≠a mover el implante de un lado al otro de la cara. El cirujano reconoci√≥ que hab√≠a cometido un error y me oper√≥ de nuevo”, explic√≥.

Y así fue sometiéndose a una intervención tras otra, además de inyectarse sustancias en la cara, hasta que en 2012 se dio cuenta que tenía un problema psicológico y comenzó a tratar su trastorno dismórfico corporal.

Antes y después de Reid

Antes y después de Reid

“Cada intervenci√≥n causaba un nuevo problema, y ten√≠a que arreglarlo con otra vuelta al quir√≥fano. Me promet√≠ que no volver√≠a a utilizar cirug√≠a, y despu√©s de ello pas√© seis meses hasta que me acostumbr√© a la mirada de la gente”, afirm√≥.

Edwing confesó que gastó mucho dinero en operaciones y que incluso tuvo que pedirle a sus padres porque se quedó sin nada.

“El nuevo modelo de negocio para los cirujanos cosm√©ticos es cobrar menos y conseguir que m√°s gente entre y salga. He utilizado el dinero que ahorr√© por actuar y luego ped√≠ prestado a mis padres y abuela cuando estaba desesperado”, confes√≥.

“Antes de cambiar tu cara, f√≠jate si lo que debe transformarse es tu mente”, dijo el actor, asegurando que le gustar√≠a volver atr√°s y deshacer todas las cirug√≠as. “Ahora soy consciente de que estaba bien y no necesitaba operarme”, coment√≥.

“La cirug√≠a pl√°stica no es siempre una mala cosa. A menudo ayuda a las personas que realmente lo necesitan para los casos graves, pero es una man√≠a horrible, y que te come hasta que has perdido toda la autoestima y la alegr√≠a”, puntualiz√≥.

Tendencias Ahora