Internacional
El desgarrador testimonio de un chileno que sobrevivió al ataque en el Bataclan de París
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un chileno de 23 a√Īos, David Fritz, intent√≥ escapar por una ventana de la sala de conciertos Bataclan de Par√≠s, pero fue tomado como reh√©n. En ese momento sinti√≥ “rabia” y cuenta que no le hubiera importado poder “disparar en lugar de quedarse esperando” a que lo mataran.

21:45 horas en Par√≠s. Poco despu√©s de comenzar el “muy buen concierto de los Eagles of Death Metal”, este chileno radicado hace a√Īos en Francia y amante de la m√ļsica, ubicado en el balc√≥n interior de la sala, oye “como un redoblar de tambor”. “Me dije a m√≠ mismo que se parec√≠a a un fusil kalashnikov… porque he jugado a Counter-Strike”, el juego de internet en el que la polic√≠a enfrenta a comandos terroristas.

“Los Eagles of Death Metal, son un poco locos…Pero miro al foso de orquesta y comienzo a ver gente muerta. Comprendo que se trata de un ataque cuando siento el olor a p√≥lvora. Les grit√© a todos que se acostasen en el suelo”.

Busca una salida de emergencia, pero cae en una trampa sin salida: una ventana abierta, a siete metros de altura. De repente, desde el primer piso de la sala se oye un disparo: “hubo p√°nico”. David se cuelga de la ventana, como puede verse en el video difundido por un periodista de Le Monde, que vive justo al lado.

Un “terrorista” pide a David y a otros espectadores “regresar al balc√≥n y sentarse. Mientras tanto, otro segu√≠a disparando en la platea y matando gente”.

Arriba, el hombre armado “los mantiene m√°s o menos bajo control apunt√°ndoles. Trataba un poco de tranquilizarnos. Luego hubo una enorme detonaci√≥n. All√≠ se convirti√≥ 100% en una toma de rehenes. Fue duro, terrible, nos sentimos en una trampa. Sent√≠ rabia contra Bataclan. Si fuese un incendio, ni siquiera hab√≠a salida de socorro para el piso superior. ¬°Y abajo la platea era una carnicer√≠a, hab√≠an matado a todo el mundo!”

“Un milagro”

Un momento interminable… “Como en las pel√≠culas, un negociador pidi√≥ 20 minutos al terrorista”, que acepta, bajo la amenaza “de hacer explotar todo”. “Imag√≠nate la impotencia. Si hubiese tenido un arma, hubiese disparado, en lugar de quedarme frente a una ventana esperando a que te maten”, dice David, furioso.

En declaraciones a Chilevisión, David dijo que los atacantes le preguntaron su país de origen y de qué trabajaba.

Hasta que llega el momento del asalto “rel√°mpago” de las fuerzas del orden. Fuego cruzado, antes de una “explosi√≥n, con enorme deflagraci√≥n”, de tal intensidad que quem√≥ parte de sus cabellos casta√Īos. “Pasamos de golpe de un momento de calma a un terremoto. Los terroristas hab√≠an perdido el control y probablemente hab√≠an decidido hacerse explotar”.

David avanza en direcci√≥n de la polic√≠a. Est√° entre ellos y los extremistas. “Lo √ļnico que te dices es: ‘voy a avanzar sin mirar hacia atr√°s’”.

Finalmente el chileno se encuentra a salvo. Laure (el nombre fue cambiado) en el piso de abajo tuvo que esconderse entre los cad√°veres, haci√©ndose pasar por muerta para sobrevivir (…) Fue un milagro”.

Media hora pasada la medianoche, una amiga logra contactar a trav√©s de Facebook a los familiares. “David est√° a salvo”. “Estoy conmocionado, apenas tengo la sensaci√≥n de estar emergiendo”, dice el chileno.

Por lo menos 89 personas murieron el viernes en el ataque al Bataclan, incluyendo tres chilenos.

Tendencias Ahora