Nacional
PDI investiga presunto robo de valiosa escultura desde Plaza de Armas de La Serena
Publicado por: Diario El Día
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El pasado 17 de septiembre el municipio de La Serena estampó una denuncia ante la PDI por el presunto robo de una de las estatuas que adornan la Plaza de Armas de la ciudad.

De acuerdo a lo se√Īalado se trata de la estatua El S√°tiro, la cual habr√≠a sido sacada por desconocidos la noche del 14 de septiembre, se presume que los delincuentes aprovecharon que en ese momento se estaba desarmando la carpa donde se instal√≥ la Copa Am√©rica en exhibici√≥n al p√ļblico.

Al respecto el concejal, Carlos Thenoux, calific√≥ la situaci√≥n como impresentable, agregando que ‚Äúuna cosa es el da√Īo, los rayados al patrimonio, los podemos rescatar en alg√ļn minuto, pero encontrarnos con una situaci√≥n de que alguien pueda ser capaz de llevarse una estatua de estas caracter√≠sticas, nos preocupa, porque es parte de una identidad que nos dej√≥ el Plan Serena‚ÄĚ.

El Sátiro es una escultura de color marrón rojizo que representa una figura masculina infantil de pie y cuerpo entero apoyada en una columna. Entre sus manos sostiene una flauta, desde sus hombros cae una piel de animal felino y una hoja de parra lo cubre. La escultura posee una base metálica adosada a una de piedra con zócalos.

Representa a un personaje de la mitolog√≠a grecorromana, divinidad que acompa√Īa el cortejo del dios Dionisio.

El Sátiro | Diario El Día

El Sátiro | Diario El Día

El material es de hierro fundido vaciado y lo sustenta una base de piedra caliza, est√° ubicada en el sector de calles Arturo Prat esquina Matta, al interior de la Plaza de Armas.

Frente a esta situación el alcalde de La Serena, Roberto Jacob, sostuvo que tras la desaparición de esta estatua de origen francés que data del siglo XIX, realizaron una investigación interna la que no arrojó resultados, posteriormente se realizó la denuncia en la PDI y se dio aviso al Consejo de Monumentos Nacionales.

Cabe destacar que es el segundo robo a una de las estatuas que adornan la plaza, en 1990, otra obra similar desapareci√≥ del paseo p√ļblico.

Tendencias Ahora