Internacional
Irán entrega a AIEA muestras de base militar sospechosa de albergar instalación nuclear
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Irán entregó este lunes a la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA) muestras tomadas por sus propios expertos de la instalación militar de Parchín, bajo sospecha de albergar actividades nucleares, como parte de sus compromisos tras el acuerdo con las grandes potencias.

Tras la entrega, el director general de la agencia de la ONU, Yukiya Amano, dijo desde Viena que “hay progresos significativos” y asegur√≥ que “la integridad de las muestras y su autenticidad no est√°n en duda”.

Las muestras, de las cuales no trascendi√≥ ning√ļn detalle, “fueron tomadas bajo los protocolos establecidos”, afirm√≥ Amano, quien admiti√≥ que “queda mucho por hacer”.

El portavoz de la Organizaci√≥n Iran√≠ de la Energ√≠a At√≥mica (OIEA), Behrouz Kamalvandi indic√≥ que “la semana pasada, expertos iran√≠es tomaron muestras en varios lugares precisos de Parch√≠n, sin la presencia de los inspectores de la AIEA, respetando las reglas y las normas correspondientes”.

Y agreg√≥ que las “muestras fueron entregadas” a los expertos de la AIEA.

Yukia Amano estuvo en Parch√≠n el domingo, donde “visit√≥ determinados talleres sobre los cuales hab√≠a falsas informaciones”, afirm√≥ Kamalvandi.

En las instalaciones de Parchín, al este de Teherán, se sospecha que se realizaron ensayos de explosiones convencionales aplicables a armas nucleares, algo que Irán siempre desmintió.

Oposición en Estados Unidos

Recientemente, la prensa estadounidense había afirmado que en Parchín había obras sospechosas.

El portavoz de la OIEA hab√≠a respondido que se trataba de la “reparaci√≥n de una carretera da√Īada por una inundaci√≥n”. Hasta hace muy poco, Ir√°n se negaba a que la AIEA accediera a Parch√≠n, aduciendo que se trataba de una base militar y que en 2005 la agencia de la ONU ya hab√≠a realizado inspecciones sin encontrar nada.

Amano efectu√≥ el domingo una visita de un d√≠a a Teher√°n para obtener “esclarecimientos” sobre algunos aspectos del programa nuclear de Ir√°n.

A primeros de septiembre, la AIEA pidi√≥ a Ir√°n que disipara “ambig√ľedades” acerca de sus pasadas actividades nucleares, en el marco de un proceso de verificaci√≥n previa a la anulaci√≥n de las sanciones internacionales que pesan sobre el pa√≠s desde 2006, prevista en el acuerdo hist√≥rico sellado el pasado 14 de julio entre Teher√°n y las grandes potencias.

Antes de la entrada en vigor del acuerdo, la AIEA debe entregar el 15 de diciembre un informe destinado a aclarar todas las sombras que todav√≠a persisten sobre la “posible dimensi√≥n militar” del programa nuclear iran√≠, por lo menos hasta 2003. Las “muestras ambientales y de algunas partes espec√≠ficas de las instalaciones de Parch√≠n” fueron realizadas la semana pasada, indicaron las autoridades iran√≠es.

La AIEA y las autoridades iraníes habían destacado que este tipo de procedimientos pueden ser verificados en tiempo real mediante el uso de satélites y tecnologías de geolocalización. Los reportes de que los inspectores internacionales no iban a estar presentes en el momento de la extracción generó resistencias entre los críticos al acuerdo, entre ellos la oposición republicana en Estados Unidos, que afirma que Irán podría mentir en el proceso de verificación.

Este proceso de verificaci√≥n es crucial para que el acuerdo siga adelante y las sanciones contra Ir√°n sean levantadas. Los legisladores iran√≠es est√°n en las √ļltimas fases de revisi√≥n del texto del acuerdo nuclear, pero no est√° claro si va a haber una votaci√≥n parlamentaria.

Este mes, la Cámara de Representantes en Estados Unidos rechazó el acuerdo, pero este fue un gesto puramente simbólico ya que un día antes el Senado había dado su visto bueno al texto.

Tendencias Ahora