Internacional
Sirio agredido por periodista h√ļngara trabajar√° como entrenador de f√ļtbol en Espa√Īa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El refugiado sirio al que zancadille√≥ una periodista h√ļngara a principios de mes vivir√° en Espa√Īa, donde trabajar√° como entrenador de f√ļtbol, anunci√≥ este mi√©rcoles el director de la escuela de t√©cnicos que le hizo la oferta.

El v√≠deo del emigrante Osama Abdul Mohsen, huyendo de la polic√≠a h√ļngara con su hijo Zaid en brazos y cayendo al suelo despu√©s que la reportera le zancadilleara, hab√≠a dado la vuelta al mundo el pasado 9 de septiembre.

“Os quiero a todos. Amo a Espa√Īa. Gracias Espa√Īa”, dijo en ingl√©s Osama Abdul Mohsen, a los numerosos medios que lo esperaban en Barcelona (noreste de Espa√Īa), donde lleg√≥ en tren desde Par√≠s y tom√≥ otro convoy con direcci√≥n a Madrid, donde llegar√° sobre la medianoche.

Con aspecto cansado y acompa√Īado de dos de sus hijos, uno de ellos el peque√Īo Zaid, que no dejaba de sonreir a las c√°maras, Mohsen dijo en √°rabe que “s√≥lo quiero entrenar. Quiero ser entrenador”.

Mohamed Labrouzi, un alumno de la escuela de entrenadores que contratará a Mohsen, se encargó de traducir sus palabras después de haber viajado con los tres refugiados desde Alemania.

En Barcelona, fueron recibidos por Alex Mart√≠n y Quico Mart√≠, directores en Catalu√Īa de la escuela de entrenadores para la que trabajar√° Mohsen, que le obsequiaron con una camiseta y una bufanda del Llagostera, un equipo de Segunda Divisi√≥n.

Mohsen trabajar√° para el Centro Nacional de Formaci√≥n de Entrenadores (Cenafe) de Getafe, a las afueras de Madrid, cuyo director, Miguel √Āngel Gal√°n, supo por la prensa que Mohsen era entrenador de f√ļtbol.

“Nosotros somos un centro nacional de formaci√≥n de entrenadores de f√ļtbol, pues surgi√≥ la idea de ayudar a un compa√Īero entrenador”, explic√≥ en una entrevista con la radio privada Cadena Ser.

“Como hab√≠a el obst√°culo del idioma, que era el √°rabe, Mohamed Labrouzi, alumno nuestro, se ofreci√≥ a colaborar en la traducci√≥n y adem√°s a ir a Alemania” a buscarlo, a√Īadi√≥ el director.

Osama Abdul Mohsen había entrenado al club Al-Fotuwa de Deir-ez-Zor, de la primera división siria.

A su llegada por la noche a Getafe, ser√° recibido por la alcadesa de la localidad, Sara Hern√°ndez, antes de ser llevados al piso donde vivir√°n a partir de ahora.

“Lo m√°s importante que es una vivienda, manutenci√≥n, alimentos, ropa, un trabajo que vamos a dar a Osama de entrenador de f√ļtbol, lo van a tener”, afirm√≥ Gal√°n.

El director del centro declar√≥ que tambi√©n quiere ayudarle a “traer a su mujer, a su hija y a su otro hijo”, as√≠ como a obtener el asilo pol√≠tico.

Espa√Īa se ha comprometido a aceptar a m√°s de 17.000 refugiados de los centenares de miles llegados a Europa huyendo de Siria y otros pa√≠ses en guerra.

Ante el esc√°ndalo que suscit√≥ su acci√≥n, la periodista h√ļngara, Petra Laszlo, fue despedida por la televisi√≥n que la ten√≠a como empleada.

Tendencias Ahora