Sociedad
Las temperaturas del planeta ser√°n muy elevadas en 2015 y 2016
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El calentamiento global, combinado con fen√≥menos naturales como El Ni√Īo, tendr√° como consecuencia temperaturas muy elevadas en 2015 y 2016, seg√ļn un informe publicado por el servicio meteorol√≥gico brit√°nico (Met Office).

“Es muy probable que 2014, 2015 y 2016 est√©n entre los a√Īos m√°s calurosos jam√°s registrados” en el planeta, seg√ļn Rowan Sutton, profesor en el Centro Nacional de Ciencias Atmosf√©ricas.

Sutton, que participa en el estudio del Met Office, cree probable que el calentamiento global se vuelva a acelerar tras una década de estabilidad relativa.

Esta “pausa” en el aumento de las temperaturas ha servido de argumento a los llamados ‘clima-esc√©pticos’, que critican los modelos cient√≠ficos para explicar el cambio clim√°tico e incluso niegan que el hombre sea el responsable.

Sin embargo, en su √ļltimo informe, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Clim√°tico (IPCC) indica que esta “pausa” no es tal y que se trata en realidad de una cuesti√≥n estad√≠stica.

Seg√ļn el grupo, los resultados quedaron sesgados porque 1998 fue un a√Īo especialmente caluroso por la intensidad de El Ni√Īo, un fen√≥meno relacionado con el calentamiento del Pac√≠fico, lo que tuvo como consecuencia que los a√Īos siguientes parecieron m√°s frescos.

El estudio publicado este lunes por el Met Office estudia en detalle el fen√≥meno El Ni√Īo, que volvi√≥ a detectarse en marzo y podr√≠a ser “uno de los m√°s intensos” de la historia.

Seg√ļn los cient√≠ficos brit√°nicos, este fen√≥meno contribuye al calentamiento global pero tambi√©n tiene repercusiones a nivel local, con condiciones m√°s secas en algunos pa√≠ses asi√°ticos y en Australia.

Por otra parte auguran que este oto√Īo y este invierno boreales las precipitaciones ser√°n m√°s abundantes en California, que vive una intensa sequ√≠a desde hace cuatro a√Īos.

El Met Office también prevé que el enfriamiento que se observa actualmente en el océano Atlántico podría provocar veranos menos calurosos y más secos en el norte de Europa. Este efecto se verá sin embargo contrarrestado por la tendencia general al calentamiento global, subraya el informe.

En agosto, la Administraci√≥n Nacional Oce√°nica y Atmosf√©rica (NOAA) de Estados Unidos indic√≥ que los siete primeros meses de 2015 fueron los m√°s c√°lidos jam√°s registrados y que 2014 ya hab√≠a sido el m√°s caluroso de los √ļltimos 135 a√Īos.

Tendencias Ahora