Internacional
Refugiados sirios quieren irse de Uruguay por dificultades econ√≥micas: “Gente buena, pero muy caro”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un grupo de refugiados de la guerra en Siria que arrib√≥ el a√Īo pasado a Uruguay protestaba este lunes frente a la sede de la Presidencia exigiendo dejar el pa√≠s, constataron periodistas de la AFP.

Las familias, todas con hijos menores, se colocaron con sus equipajes en la céntrica Plaza Independencia, frente a la sede del Ejecutivo, y explicaron que quieren irse de Uruguay, un país que les resulta muy caro para vivir.

También admitieron que se les hace difícil adaptarse al país y criticaron el programa para refugiados lanzado por José Mujica durante su mandato.

Tengo 15 hijos, uno solamente trabaja. ¬ŅC√≥mo podemos vivir as√≠? No tenemos suficiente para comprar alimentos“, dijo un hombre que se identific√≥ como Maraa el-Chibli, de 55 a√Īos, a la AFP.

No dejamos la guerra para morir aqu√≠ de pobreza“, expres√≥ de su lado Maher el-Dis, de 36 a√Īos, quej√°ndose de las alzas de precios de los alimentos de la canasta b√°sica.

Gente buena, pero muy caro“, dijo sobre Uruguay otro de los jefes de familia, Ibrahim Mohamed, quien llevaba a una hija peque√Īa en brazos mientras dialogaba con periodistas.

Miguel Rojo | AFP

Miguel Rojo | AFP

El dinero que perciben

Desde que arribaron a Uruguay en octubre pasado desde un campo de refugidos en L√≠bano, estas familias sirias que huyeron de la guerra en su pa√≠s reciben un subsidio del gobierno cuyo monto depende del n√ļmero de integrantes del n√ļcleo familiar.

Consultado sobre los reclamos econ√≥micos de los refugiados, el secretario de Derechos Humanos de la Presidencia, Javier Miranda, manifest√≥ a la AFP que el dinero que entrega el Estado “est√° calculado de tal forma que permite efectivamente vivir“.

El subsidio se divide en dos partes: un fondo mensual con un tope de 25.000 pesos por familia (poco m√°s 600 mil pesos chilenos) para gastos de vestimenta, transporte y enseres que cobran contra presentaci√≥n de comprobantes durante el primer a√Īo de estad√≠a en el pa√≠s; y un monto fijo de un m√≠nimo de 29.000 pesos (casi 700 mil pesos chilenos) que puede ser superior en funci√≥n del n√ļmero de integrantes de cada familia, durante dos a√Īos. Adem√°s, tienen servicios de salud y educaci√≥n gratuita.

Los fondos pueden acumularse a cualquier ingreso por trabajo que perciban.

Hay incertidumbre. Cualquier proceso de inserci√≥n social genera incertezas. Es totalmente entendible“, resumi√≥ Miranda.

Uno de los jefes de familia reconoci√≥ las dificultades que experimentan para adaptarse a su pa√≠s de acogida. “Queremos vivir con (nuestra) identidad y con (nuestros) valores”, explic√≥ entre l√°grimas y a trav√©s de un traductor Maraa el-Chibli.

“No estamos ac√° para que prueben con nosotros” si este programa funciona, dijo el hombre a periodistas apostados en el lugar. “Ya no quiero m√°s un salario, quiero regresar a mi pa√≠s, incluso si hay muerte. Ya estoy cansado. Quiero regresar”, a√Īadi√≥.

Queremos al pueblo de Uruguay. Nos ayudaron y le damos gracias. Pero el programa del gobierno es malo, est√° equivocado“, opin√≥ de su lado Maher el-Dis.

Miguel Rojo | AFP

Miguel Rojo | AFP

Valijas e incertidumbre

El prosecretario de la Presidencia, Juan Andr√©s Roballo, recibi√≥ a los refugiados en el edificio sede de gobierno en la tarde de este lunes informaron fuentes oficiales a la AFP. A√ļn se desconocen los resultados de la reuni√≥n.

Las familias, con hijos peque√Īos, se instalaron con sus equipajes delante de la sede de la Presidencia y se√Īalaron que permanecer√°n en el lugar hasta que puedan salir de Uruguay.

Una de las familias sirias intentó dejar el país recientemente para dirigirse a Serbia, pero resultó retenida durante 23 días en un aeropuerto de Turquía por problemas de visados y fue enviada a su punto de partida.

El gobierno de Tabar√© V√°zquez, que sucedi√≥ a Mujica el primero de marzo, confirm√≥ su decisi√≥n de recibir un nuevo contingente de refugiados de la guerra en Siria antes de fin de a√Īo.

El plan iniciado el a√Īo pasado implica recibir en el pa√≠s a un total de 117 personas, todas familias con ni√Īos.

El primer grupo, que hoy protesta frente a la Presidencia, arribó al país en octubre de 2014. El segundo contingente estará compuesto por 72 personas de siete familias.

A√ļn no hay fecha exacta para su llegada, pero se sabe que ser√° en el √ļltimo trimestre del a√Īo.

Funcionarios del gobierno consultados por la AFP no esconden su preocupaci√≥n por el impacto que esta protesta -que ocurre en paralelo a la crisis de los refugiados sirios en Europa- pueda tener en la opini√≥n p√ļblica local, dividida sobre el apoyo al programa de Mujica.

Tendencias Ahora