Sociedad
El verdadero trasfondo del gran n√ļmero de suicidios juveniles del 1 de septiembre en Jap√≥n
Publicado por: José Luis Vargas
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Se dice que con la llegada de la primavera aumentan los cuadros depresivos y con ello los suicidios. Algo que en Jap√≥n es un tema preocupante, ya que de acuerdo a cifras entregadas por el gobierno de dicho pa√≠s, el 1 de septiembre (cuando empieza el segundo semestre de clases) es el d√≠a en que un mayor n√ļmero de jovencitos se quita la vida.

Algo que preocupa mucho a las autoridades del pa√≠s asi√°tico, ya que a la fecha tiene el √≠ndice de suicidios m√°s elevado del mundo, donde ya el 2014 la causa de muerte m√°s com√ļn entre los j√≥venes de 10 a 19 a√Īos fue el suicidio.

De acuerdo a cifras gubernamentales, el 1 de septiembre es hist√≥ricamente el d√≠a en que el mayor n√ļmero de j√≥venes de menos de 18 a√Īos se quita la vida. Algo que queda de manifiesto en las investigaciones realizadas por los expertos japoneses, las cuales arrojan que entre 1972 y 2013, de los 18.048 ni√Īos que se mataron, 92 lo hicieron el 31 de agosto, 131 el 1 de septiembre y 94 el d√≠a 2 del mismo mes.

Debido a tal problem√°tica social y al miedo (rechazo) que les genera a los chicos volver al colegio, una biblioteca de dicho pa√≠s se ofreci√≥ como refugio para que los j√≥venes no fueran a clases. Raz√≥n por la que a trav√©s de un mensaje de Twitter dirigido a los ni√Īos que no pod√≠an enfrentar la angustia generada por el primer d√≠a de clases, los invitan a la biblioteca; lugar donde estar√°n tranquilos y nadie los molestar√°.

Situación que deja de manifiesto que volver a la escuela les genera una serie de problemáticas psicológicas a los alumnos; pues las cifras también fueron elevadas en abril, cuando comienza el primer semestre en el calendario escolar de dicho país.

Al ver las estad√≠sticas a comienzos de agosto, Maho Kawai, bibliotecario de Kamakura, una ciudad al suroeste de Tokio, escribi√≥ en las redes sociales: “El segundo semestre est√° a punto de empezar. Si est√°s pensando en suicidarte porque odias tanto a la escuela, ¬Ņpor qu√© no vienes a vernos? Tenemos historietas y novelas ligeras”.

A lo que a√Īadi√≥ en su cuenta de Twitter: “Nadie te dir√° nada si pasas todo el d√≠a aqu√≠. Piensa en nosotros como un refugio si est√°s pensando en elegir la muerte antes que regresar a la escuela en septiembre”.

Decirle a los ni√Īos que fueran a la biblioteca en vez de ir al colegio fue una medida que no estuvo exenta de pol√©micas por parte de la educaci√≥n en Jap√≥n. Frente a eso, el director de la instituci√≥n, Takashi Kikuchi, indic√≥ en una entrevista el medio de noticias BBC que se discuti√≥ incluso borrar el tuit. Pero este mensaje lleg√≥ al coraz√≥n de muchos y, en 24 horas fue retuiteado m√°s de 60.000 veces. Raz√≥n por la que se prefiri√≥ mantener y as√≠ ayudar a los j√≥venes en problemas.

“Pero todo esto genera gran revuelo en el grupo docente de Jap√≥n, ya que es algo que la comunidad de maestros conoce muy bien”, dice Shikoh Ishii, editor del peri√≥dico de los j√≥venes que se niegan a asistir a la escuela el 1 de septiembre.

Asimismo Ishii sostiene que “creamos esta organizaci√≥n sin fines de lucro hace 17 a√Īos porque en 1997 tuvimos tres tragedias en que se vieron involucrados ni√Īos de secundaria justo antes del inicio del segundo semestre‚ÄĚ. A lo que a√Īade en la entrevista que “dos de ellos se suicidaron el 31 de agosto. Adem√°s, cerca de esta fecha tres j√≥venes incendiaron una escuela y dijeron que si se quemaba lo m√°s probable que suspendieran las clases.

Fue en ese momento que el fundador indica que se dieron cuenta de la magnitud del problema y lo desesperado que estaban los adolescentes por no volver a clases, ‚Äúpor eso quisimos enviar un mensaje que dejara en claro que no se trataba de elegir entre la escuela o la muerte”.

Frente a esto, el gobierno japon√©s habilit√≥ varias l√≠neas de ayuda y otros sistemas para brindar apoyo a las personas ‚Äďno solo a los ni√Īos‚Äď con tendencias suicidas. Pero pese a todos los esfuerzos, este 1 de septiembre un ni√Īo de 13 a√Īos se mat√≥ justo el d√≠a de la ceremonia de inauguraci√≥n del segundo semestre.

Tanto es el terror de ir a la escuela que el propio Ishii reconoce que en su etapa escolar tambi√©n escribi√≥ una nota suicida. “En ese momento pensaba que no hab√≠a otra opci√≥n, porque no sab√≠a que pod√≠a no ir a la escuela”, dice.

Tal miedo se genera a ra√≠z de la jerarqu√≠a y bullying presente en los establecimientos, donde muchas de las v√≠ctimas pasan luego a ser victimarios. “Me sent√≠a desamparado porque odiaba las reglas; no s√≥lo las reglas de la escuela si no las que exist√≠an entre los ni√Īos. Por ejemplo, tienes que entender cuidadosamente la estructura de poder para que no te intimiden. Incluso si elijes estar al margen de los que tienen el poder, puedes f√°cilmente convertirte en la pr√≥xima v√≠ctima”.

En cuanto a la jerarqu√≠a de la clase no es algo al azar. Seg√ļn el √ļltimo informe del gobierno, el 90% de los ni√Īos entrevistados dijo que hab√≠an sido tanto v√≠ctimas como victimarios. “S√≥lo un peque√Īo porcentaje continu√≥ siendo una cosa o la otra”, explica Ishii. “El problema m√°s grande es la sociedad competitiva en la que est√°s inserta, donde tienes que ganarle a tus propios amigos para poder triunfar o ser alguien en la vida”.

Algo que se ve reflejado en el primer semestre, pero de una forma mucho m√°s macro al comienzo del segundo. Plano en que el propio Ishii cuenta que sus pensamientos suicidas surgieron cuando no pudo entrar a una escuela secundaria prestigiosa. Las palabras japonesas para nombrar al examen de ingreso incluyen el t√©rmino ‘guerra’. Es una batalla feroz para muchos ni√Īos japoneses.

En el caso de Ishii, lo que lo salv√≥ fue que sus padres encontraron su nota suicida y le permitieron quedarse en casa. “Quiero que los ni√Īos sepan que pueden faltar a la escuela”, dice, “y la situaci√≥n puede mejorar”.

Tendencias Ahora