Internacional
Migrantes rechazan en Hungría bajarse del tren para ser llevados a un campamento
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una mujer acostada sobre los rieles del ferrocarril frente a los policías, aferrada a su hijo: eso ocurre en Hungría, donde migrantes rechazaron bajarse del tren con destino a la frontera austriaca.

Los viajeros denuncian una “trampa” de las autoridades h√ļngaras, que, seg√ļn ellos, quieren trasladarlos a un campamento de refugiados.

“¬°M√°teme, m√°teme, prefiero morir que ir a su campamento!”, dijo un iraqu√≠ a la polic√≠a, frente a las c√°maras, delante del tren detenido en la peque√Īa estaci√≥n de Bicske, a unos cuarenta kil√≥metros de Budapest, la capital h√ļngara.

“‘Auxilio!”, “¬°Germany!”, “¬°No camp!”: otros inmigrantes, en su mayor√≠a sirios, tambi√©n exigieron poder continuar el trayecto, previsto hasta la frontera austriaca.

El tren verde de la compa√Ī√≠a MAV, tomado por asalto por al menos 200 inmigrantes el jueves cerca del mediod√≠a, deb√≠a oficialmente ir a Szombathely y Sopron, dos ciudades fronterizas.

Pero al llegar a Bicske, luego de diez kil√≥metros, el tren se inmoviliz√≥ y la polic√≠a emprendi√≥ la tarea de sacarlos, seg√ļn la agencia de prensa oficial MTI, y obligarlos a subir a autobuses con destino a un campamento de refugiados local.

La cadena brit√°nica de televisi√≥n Sky News difundi√≥ im√°genes de polic√≠as con cascos que trataban de llevarse a una mujer que gritaba, acostada sobre las v√≠as, con su ni√Īo en los brazos.

La situación se calmó en la tarde, y los numerosos policías antidisturbios se limitaban a rodear el tren.

A causa del calor, algunos viajeros tuvieron malestares y fueron atendidos por socorristas de la Cruz Roja, mientras los ni√Īos lloraban, constataron periodistas de la AFP.

Algunos inmigrantes rechazaron las botellas de agua que les ofrecían las fuerzas del orden y botaron el contenido, constató la AFP.

La detenci√≥n s√ļbita del tren en Bicske, localidad que alberga uno de los principales campamentos de refugiados h√ļngaro, fue calificada por un ben√©volo que se autoasumi√≥ como portavoz de los migrantes, de “trampa” tendida por las autoridades.

El tren hab√≠a salido de la estaci√≥n de Keleti Budapest, reabierta en la ma√Īana despu√©s de dos d√≠as de cierre a causa de la oleada de inmigrantes que buscan llegar al oeste de Europa.

Frente a la amplitud del fenómeno, Hungría, uno de los principales países de tránsito de migrantes en Europa central, suspendió el martes hasta nueva orden los enlaces ferroviarios internacionales.

El tren deb√≠a llevar a los pasajeros a solo unos kil√≥metros de la frontera austriaca. La compa√Ī√≠a nacional austriaca √ĖBB hab√≠a anunciado que estaba dispuesta a aumentar sus capacidades para llevar a los migrantes desde Sopron hasta Viena.

Unos 2.000 refugiados se encontraban el jueves todav√≠a en la estaci√≥n de Keleti, seg√ļn un c√°lculo del Alto comisionado de la ONU para los refugiados (ACNUR).

Otro tren abandonó la estación llevando a bordo una centenar de migrantes, así como policías con cascos, oficialmente con destino a la ciudad de Györ, situada a medio camino entre Budapest y Viena, cerca de la frontera eslovaca.

La impaciencia crecía entre los inmigrantes que esperaban en la estación.

“Gast√© 700 euros el lunes en billetes de tren con destino a Munich con mi familia, nos estafaron”, dice un padre de familia sirio.

El primer ministro conservador h√ļngaro “Viktor Orban me hace pensar en (Bashar al Asad. Dej√© Siria porque ten√≠a temor de que la polic√≠a me detuviera, y aqu√≠ tengo la misma sensaci√≥n”, asegur√≥ por su parte Bassel, estudiante de medicina originario de Damasco.

Orban hab√≠a declarado en Bruselas que la crisis migratoria no es “un problema europeo sino alem√°n”.

“Nadie quiere quedarse en Hungr√≠a, Eslovaquia, Estonia, Polonia. Todos desean ir a Alemania. Nuestra tarea es solo registrarlos y los registramos”, dijo Orban, para quien el flujo masivo de migrantes amenaza la “ra√≠ces cristianas” de Europa.

Tendencias Ahora