Sociedad
Los 5 pilares para ser feliz
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

¬ŅQu√© factores determinan la felicidad desde el punto de vista personal, familiar y laboral en nuestra sociedad? La vor√°gine cotidiana nos lleva a reflexionar respecto a nuestras aspiraciones y frustraciones, nuestras satisfacciones e insatisfacciones, nuestras capacidades y oportunidades, que finalmente se traducir√°n en nuestra experiencia de vida y en que seamos m√°s o menos felices.

‚ÄúLa felicidad se nos presenta como una condici√≥n anhelada socialmente y pareciera ser, por tanto, escasa. Tal como lo plante√≥ Arist√≥teles hace siglos, la felicidad es la meta que hombres y mujeres buscan a lo largo de su vida. Sin embargo, a pesar del alto nivel de desarrollo tecnol√≥gico que nuestras sociedades han alcanzado, parecen no existir descubrimientos ni recetas que nos den pistas para alcanzarla‚ÄĚ, se√Īala Karina Gatica, especialista en Calidad de Vida de la Universidad del Pac√≠fico.

La Coordinadora de la C√°tedra Calidad de Vida de la casa de estudios, dice que de acuerdo a algunos estudios realizados en Am√©rica Latina, el bienestar es menor que en pa√≠ses de la OCDE, sin embargo, el diferencial es menor de lo que el modelo podr√≠a predecir. ‚ÄúCuando el modelo completo se aplica, los encuestados latinoamericanos parecen estar m√°s satisfechos con sus vidas que lo que las circunstancias sugieren‚ÄĚ, indica.

Algo similar sucede con el estudio del BID ‚ÄúLa calidad de vida m√°s all√° de los hechos‚ÄĚ, que da cuenta de que los latinoamericanos est√°n satisfechos con sus vidas. ‚ÄúLos habitantes de algunos pa√≠ses m√°s pobres son los m√°s optimistas, en tanto los de algunos pa√≠ses m√°s desarrollados son los m√°s pesimistas‚ÄĚ, precisa.

En este estudio, en una escala de 0 a 10, los latinoamericanos califican en promedio con un 5,8 la calidad de sus propias vidas, aproximadamente en el punto medio de todas las regiones. Las personas que pertenecen a grupos socioecon√≥micos m√°s altos tienen mejores percepciones de sus condiciones de vida personales en todos sus aspectos, sin embargo, las diferencias en las percepciones con los grupos socioecon√≥micos m√°s bajos son muy reducidas: el quintil m√°s alto eval√ļa con un 6,5 su nivel de satisfacci√≥n con la vida y el quintil m√°s bajo con un 5,0. Esta diferencia es bastante baja, si se considera que en los pa√≠ses de Am√©rica Latina el quintil de ingresos m√°s altos de cada pa√≠s percibe, en promedio, cerca del 57% del ingreso total, mientras que el quintil m√°s pobre percibe cerca del 4%.

De igual forma, el 79% de los individuos del quintil de ingreso m√°s alto en sus pa√≠ses se declara satisfecho con su calidad de vida material, frente al 57% de aquellos del quintil m√°s bajo. ‚ÄúEsto implica que los grupos de ingresos m√°s bajos tienen un sesgo optimista m√°s pronunciado que los grupos de ingresos m√°s altos‚ÄĚ, dice Gatica y agrega que ‚Äúse genera una ‚Äėparadoja del crecimiento infeliz‚Äô, ya que se observa que el crecimiento econ√≥mico, en vez de elevar, reduce la satisfacci√≥n de los diversos aspectos de la vida de las personas, especialmente en pa√≠ses que han alcanzado un cierto est√°ndar de ingresos y de consumo‚ÄĚ.

En el caso chileno, el estudio del PNUD (2013), plantea que los chilenos se encuentran satisfechos con su vida, donde el promedio nacional, en una escala de 1 a 10, es de 7,3 puntos. De acuerdo al estudio, la satisfacci√≥n con la vida aumenta con el nivel socioecon√≥mico, sin embargo, al igual que el estudio del BID, las brechas de insatisfacci√≥n esperadas en los grupos m√°s pobres ser√≠an mucho menores. ‚ÄúLo anterior podr√≠a interpretarse como una respuesta adaptativa a la imperiosa necesidad de cumplir con un anhelo social declarado: ‚Äúser feliz‚ÄĚ, puntualiza la docente de la U. del Pac√≠fico.

Dimensiones de la Felicidad

Pero, ¬Ņc√≥mo medir un t√©rmino tan esquivo como la felicidad? La docente Karina Gatica explica que un buen intento ha sido el √ćndice de Satisfacci√≥n con la Vida, creado por el analista de la Universidad de Leicester, Adrian G. White, el cual incorpora factores como la salud relativa de las personas, su riqueza y el acceso a la educaci√≥n. Adem√°s se realiza una encuesta donde se pregunta a las personas elegidas hasta qu√© punto se sienten felices, una novedad algo arbitraria, ya que depender√° de lo dispuestos que est√©n los encuestados a expresar sentimientos y dar cuenta de su subjetivad.

De acuerdo al Informe de Desarrollo Humano 2013, las capacidades más relevantes para el logro del bienestar subjetivo son: gozar de una buena salud, tener cubiertas las necesidades físicas y materiales básicas, conocerse a sí mismo y tener vida interior, sentirse seguros y libre de amenazas, participar e influir en la sociedad, experimentar placer y emociones, tener vínculos significativos con los demás, ser reconocido y respetado en dignidad y derechos, conocer y comprender el mundo en que se vive, disfrutar y sentirse parte de la naturaleza, tener y desarrollar un proyecto de vida propio.

‚ÄúLos estudios evidencian que para alcanzar la felicidad es importante el √°mbito personal, el entorno social y las circunstancias que parecen determinar los niveles de bienestar subjetivo, dando cuenta que existen dos espacios privilegiados para el disfrute, seg√ļn los resultados del estudio realizado por Csikszentmihaly y dados a conocer en su libro Flow, estos son el trabajo y las relaciones sociales‚ÄĚ, concluye la docente de la U. del Pac√≠fico.

¬ŅSe puede aprender a ser feliz?

La ciencia y en especial la psicología positiva, la cual estudia las bases del bienestar psicológico y de la felicidad así como de las fortalezas y virtudes humanas, comenzó a estudiar de manera científica y empírica las diferencias entre las personas felices y las personas infelices, y a analizar las características asociadas a una mayor felicidad para intentar identificar los factores de los cuales depende nuestra felicidad y cómo podemos aprender a ser felices.

Seg√ļn la destacada psic√≥loga norteamericana Sonja Lyubormirsky, tras sus investigaciones con gemelos univitelinos en el a√Īo 2007, se√Īala tres grandes √°reas de la realidad humana que predicen la felicidad: 50% estar√≠a determinado por nuestra condiciones gen√©ticas, un 10% por nuestras circunstancias y un 40% por nuestras acciones deliberadas, esto quiere decir, que la felicidad depende en gran medida de nosotros mismos, por lo tanto, de nuestras propias acciones.

¬ŅPero qu√© acciones podemos realizar para ser felices? Carolina C√°rdenas acad√©mica de la Universidad Santo Tom√°s y miembro del Instituto del Bienestar, plantea que ser feliz es una determinaci√≥n. ‚ÄúSi t√ļ miras estudios en esta materia existen modelos sustentados en pilares los que, de ser aplicados, se traducen claramente en bienestar y calidad de vida‚ÄĚ.

En concreto, se trata de los 5 pilares del modelo desarrollado por el psicólogo estadounidense, Martin Seligman.

1. Emociones Positivas: La invitación es potenciar las vivencias que nos conectan con estados afectivos positivos, como la gratitud (centrarnos en lo que tenemos y no solo en lo que nos hace falta), saborear las alegrías de la vida(saborear las experiencias comunes, disfrutar y rememorar con familiares y amigos, festejar las buenas noticias o permanecer abierto a la belleza), centrarnos en una mirada esperanzadora de las circunstancias (aun cuando estas puedan ser difíciles y dolorosas), como también, cultivar el buen humor y la amabilidad.

2. Involucramiento: Nos invita a potenciar aquellas actividades que se relacionan íntimamente con nuestra esencia y fortalezas (hacer aquello que amamos, nos inspira y fluimos), también refiere a la capacidad de involucrarse de manera positiva en los actos del día a día (aunque nos parezcan poco placenteros poner el corazón y la alegría).

3. Relaciones: Dedicar tiempo, comunicarse, manifestar apoyo y lealtad, abrazarse, son algunas de las actividades que han demostrado eficacia para incrementar los niveles de felicidad. Este pilar nos invita a cultivar vínculos variados y de calidad. El tener y mantener relaciones positivas y constructivas es un requerimiento universal para el Bienestar Humano.

Nuestra necesidad de sentirnos conectados es fundamental a un nivel íntimo, familiar, social, organizacional y comunitario.

Muchas de nuestras vivencias de felicidad se dan en momentos y actividades en las que compartimos con otros, tan solo es necesario recordar experiencias en que nos hemos sentido felices y probablemente muchas de ellas se relacionan con situaciones de cercanía e intimidad con otros.

4. Sentido: Creer que el sentido de nuestra existencia pertenece, sirve o es de utilidad para algo m√°s grande que nosotros mismos. Este pilar apunta a utilizar nuestras fortalezas, virtudes y habilidades al servicio, a contribuir a causas de bienestar com√ļn, a visualizar nuestro trabajo en su aporte a la sociedad.

5. Logro: Este pilar nos invita a alcanzar nuestros objetivos. Se relaciona con aprender a fijarnos metas realistas y ser autodisciplinados con nuestros propósitos. La clave es establecer un equilibrio entre nuestras habilidades y fortalezas y los desafíos que se elige afrontar.

Tendencias Ahora