Internacional
Miles de personas protestan en México a cinco meses del crimen de 43 estudiantes de Ayotzinapa
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Unas 2.500 personas volvieron a salir a las calles de Ciudad de México este jueves al cumplirse cinco meses de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa (Guerrero, sur), en una jornada de protestas que se extendió a la turística Acapulco.

“Queda demostrada la incapacidad del presidente de M√©xico para resolver los problemas de su pa√≠s”, pues a cinco meses de este crimen que estremeci√≥ al pa√≠s y la comunidad internacional no ha podido “cumplir su promesa” de esclarecer el caso, dijo a la prensa Felipe de la Cruz, vocero de los familiares de las v√≠ctimas.

La protesta, que parti√≥ del emblem√°tico monumento √Āngel de la Independencia rumbo a la residencia del presidente Enrique Pe√Īa Nieto, concluy√≥ con un enfrentamiento aislado entre un grupo de j√≥venes.

La polic√≠a detuvo a cinco j√≥venes por “portar objetos propios para agredir”, como palos y tubos, dijo a la AFP un portavoz de la secretar√≠a de Seguridad P√ļblica de la capital mexicana.

“Sentimos impotencia por nuestros compas (camaradas), porque si a nosotros no nos pas√≥ nada fue por ellos”, dijo en la marcha C√©sar Antonio P√©rez, de 27 a√Īos y estudiante de doctorado del Instituto Polit√©cnico Nacional, una universidad p√ļblica que vivi√≥ una huelga estudiantil simult√°nea a la tragedia de Ayotzinapa.

Seg√ļn la investigaci√≥n oficial, los 43 estudiantes de la escuela rural para maestros de Ayotzinapa, una beligerante instituci√≥n de corte socialista, fueron atacados a balazos por polic√≠as corruptos de la ciudad de Iguala (Guerrero).

En esa fatídica noche del 26 de septiembre, los uniformados entregaron a los jóvenes a sicarios del narcotráfico que los asesinaron, incineraron y arrojaron los restos a un río, de acuerdo con la fiscalía general.

Las familias, maestros y organizaciones de apoyo rechazan esta versi√≥n, sobre todo porque √ļnicamente se han podido identificar los restos mortales de uno de los estudiantes.

“Venimos porque queremos que aparezcan, que se haga justicia”, reclama Rosario, una maestra de bachillerato que marchaba con su nieto de 11 a√Īos. “Ni un desaparecido m√°s”, se le√≠a sobre la pa√Īoleta que el ni√Īo portaba en la cabeza.

Los manifestantes llegaron hasta un templete ubicado muy cerca de la residencia presidencial de Los Pinos, frente a una de las zonas más exclusivas de la capital, que fue protegida por una valla de policías antimotines. 

De la Cruz llam√≥ a los pobladores de Guerrero a organizarse en cada municipio y en cada barrio para impedir las elecciones legislativas y de gobernador previstas para junio pr√≥ximo. “Ni un voto para ning√ļn partido”, dijo el vocero, al pedir la renuncia del presidente Pe√Īa Nieto.

“¬°Cuidado con Guerrero, estado guerrillero!”, hab√≠an gritado como consigna los padres de los estudiantes desaparecidos, al llegar a la marcha.

El crimen de Iguala desencadenó movilizaciones sin precedentes en el país y reclamos desde el exterior como el de Estados Unidos o la ONU, pero en México más de 80.000 personas han sido asesinadas y 20.000 desaparecidas desde el inicio de una ofensiva militar antidrogas en 2006.

Tensiones en Guerrero

El conflictivo estado de Guerrero se unió a la jornada de protestas. En la ciudad portuaria de Acapulco, cientos de maestros marcharon por la zona turística bloqueando su avenida principal. En tanto, otros grupos de docentes se manifestaron frente a las oficinas de la Policía Federal y bloquearon la carretera federal que conecta con la turística Zihuatanejo.

Estas manifestaciones concluyeron sin incidentes reportados, pero estuvieron bajo tensión por los choques del martes, que se saldaron con un profesor jubilado muerto y más de 100 detenidos.

Los maestros, que pertenecen a la¬†Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educaci√≥n en Guerrero (Ceteg), acusan a la Polic√≠a Federal de haber asesinado brutalmente a su colega, de 65 a√Īos, e incluso de haber violado a cuatro de sus compa√Īeras, lo cual es negado categ√≥ricamente por el gobierno.

La Ceteg es una corriente radical del sindicato nacional de maestros que acostumbra a protagonizar contundentes protestas por mejoras laborales y otras reivindicaciones sociales, como el reclamo de que aparezcan los 43 estudiantes.

Este jueves, los maestros retiraron carteles colocados a lo largo de la franja tur√≠stica por agrupaciones empresariales y asociaciones civiles, en los que agradecen la presencia de la Gendarmer√≠a Nacional, desplegada en Acapulco desde diciembre pasado ante una huelga de la polic√≠a local que se prolongaba por un a√Īo.¬†

A su vez, en el vecino estado de Michoac√°n, maestros bloquearon desde primera hora del jueves los accesos de una veintena de ayuntamientos incluido el de la capital estatal, Morelia, seg√ļn dijo a la AFP el titular de la Secretar√≠a de Gobierno de Michoac√°n, Jaime Esparza.

Tendencias Ahora