Internacional
Espa√Īola supera el √©bola tras un mes internada y hace dura cr√≠tica al “mundo occidental”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La primera infectada de √©bola fuera del continente africano, hablamos de Teresa Romero, auxiliar de un cl√≠nica espa√Īola, relat√≥ su lucha contra la enfermedad tras salir este mi√©rcoles del hospital de Madrid donde habr√≠a permanecido hace un mes.

En una multitudinaria rueda de prensa, la mujer de 44 a√Īos afirm√≥ que “estoy aqu√≠ para daros las gracias aunque a√ļn me encuentro d√©bil”, ello antes de salir del hospital Carlos III luego de ser ingresada el pasado 6 de octubre.

La auxiliar consider√≥ que gracias a su infecci√≥n y la cobertura medi√°tica de su caso “se entendi√≥ y conoci√≥ la enfermedad, que no ha importado al mundo occidental hasta que el contagio ha llegado aqu√≠”.

Recordemos que la mujer se contagi√≥ luego de atender a un misionero espa√Īol afectado por esta fiebre hemorr√°gica, repatriado de Sierra Leona el 22 de septiembre y fallecido el 25. Mientras que tambi√©n hab√≠a tratado a un primer misionero repatriado con √©bola de Iberia, quien falleci√≥ el 12 de agosto.

“No s√© lo que fall√≥, ni siquiera s√© si fall√≥ algo, s√≥lo s√© que no guardo rencor, ni reproches, pero si mi contagio sirve para algo, para que se estudie mejor la enfermedad y pueda ayudar a encontrar una vacuna o mi sangre sirve para curar a otras personas, aqu√≠ estoy”, a√Īadi√≥ en una declaraci√≥n le√≠da a la prensa.

La mujer, visiblemente emocionada, agradeci√≥ adem√°s la atenci√≥n en el hospital, destacando que “tenemos la mejor sanidad del mundo; profesionales abnegados que, pese a la a veces nefasta direcci√≥n pol√≠tica, son capaces de obrar milagros: yo soy uno de ellos”.

Un caso que provocó una polémica política debido a las supuestas insuficientes medidas de prevención ante el contacto con el mortal virus. A partir de ello es que 15 médicos de urgencias del hospital universitario de La Paz, del que forma parte del hospital Carlos III, presentaron una denuncia ante el contagio de la técnica sanitaria.

Tras la salida de Romero, el jefe de la unidad de enfermedades infecciosas, Jos√© Ram√≥n Arribas, se√Īal√≥ que “no queda rastro de virus en su organismo (…) puede hacer una vida completamente normal”.

En la instancia los médicos relataron además como aplicaron a Romero distintos tratamientos, incluido un suero elaborado con plasma de la monja guineana Paciencia Melgar, que superó la enfermedad en Liberia.

Tendencias Ahora