Tecnología
Astr√≥nomos de Universidad de Antofagasta descubren “cuasi-luna terrestre”
Publicado por: Comunicado de Prensa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A principios de agosto de 2014, la Unidad de Astronom√≠a de la Universidad de Antofagasta anunciaba el fortuito descubrimiento de un asteroide cercano a la Tierra (NEA, por su sigla en ingl√©s) por parte de Farid Char, miembro del equipo de investigaci√≥n del centro acad√©mico. El objeto, designado 2014 OL339, es un asteroide de tipo At√≥n, descubierto en el contexto de un proyecto del consorcio Euronear, usando datos del Isaac Newton Telescope (INT) de 2.5 m ubicado en la isla de la Palma (Espa√Īa).

Recientemente se ha dado a conocer un nuevo estudio, por parte de los autores C. de la Fuente Marcos y R. de la Fuente Marcos, quienes determinaron que este asteroide es una cuasi-luna de la Tierra. El estudio describe que si bien la Tierra tiene un s√≥lo sat√©lite natural que nos acompa√Īa en una √≥rbita estable -la Luna-, existen otros acompa√Īantes ‚ÄĚtransitorios‚ÄĚ, que por alg√ļn tiempo est√°n en una √≥rbita que no es ni estable ni permanente: a √©stos se les conoce como cuasi-lunas.

Además de 2014 OL339, las otras tres cuasi-lunas que se conocían hasta ahora son los asteroides (164207) 2004 GU9, (277810) 2006 FV35 y 2013 LX28.

Desde nuestro planeta tenemos la ilusión de que estos objetos nos orbitan debido a que su movimiento, en realidad en torno al Sol y no en torno a la Tierra, coincide con el propio movimiento de la Tierra, generando la impresión de estar ligados a nosotros (la diferente forma de las órbitas aumenta la ilusión de que la cuasi-luna se mueve a nuestro alrededor). Esto es similar a observar a dos personas que no se conocen pero casualmente caminan al mismo ritmo en la calle; alguien que las viera de lejos podría pensar que van juntas.

En cuanto a 2014 OL339, cuyo tama√Īo es alrededor de 100 m, sabemos que es la cuasi-luna con la √≥rbita m√°s inestable conocida hasta ahora. Comenz√≥ a acompa√Īarnos desde unos 250 a√Īos antes del descubrimiento de Am√©rica, y lo seguir√° haciendo hasta cerca del a√Īo 2180.

Visto desde la Tierra, este objeto parece recorrer una trayectoria con forma similar a la de un ri√Ī√≥n (lo mismo pasa con la cuasiluna (164207) 2004 GU9).

Tendencias Ahora