Vida
Terapeuta sexual de 100 a√Īos explica qu√© es lo que est√° mal con el sexo en la actualidad
Publicado por: Denisse Charpentier
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Shirley Zussman es una terapeuta sexual radicada en Nueva York (Estados Unidos) que tiene 100 a√Īos, de los cuales 50 dedic√≥ a aconsejar a las personas sobre sexo.

En entrevista con la revista norteamericana Time, la dedicada especialista entreg√≥ sus pensamientos en torno a la sexualidad actual. “Yo no creo que sea tan fren√©tica como el sexo casual en los a√Īos sesenta”, expresa, se√Īalando que el concepto moderno ‘enganchar’ no es tan emocionante sin el contexto de una revoluci√≥n sexual. “En el largo plazo, el placer sexual es s√≥lo una parte de lo que hombres y mujeres quieren el uno del otro”, expresa.

En su larga carrera, la doctora Zussman ha sido testigo de la legalización de la píldora anticonceptiva en 1960, la epidemia del SIDA en 1980 y el aumento de la pornografía en Internet, entre otros acontecimientos relacionados con el sexo.

Lee también: 7 mitos en torno al sexo explicados por un experto

Shirley, quien nació en la víspera de la Primera Guerra Mundial, se graduó de la Universidad de Smith en 1934 y en la década de 1960 se enteró de la terapia sexual del matrimonio compuesto por el ginecólogo William Masters y la trabajadora social Virginia Johnson, quienes fueron la inspiración de la serie Masters of Sex, y llamaron su atención para involucrarse en esta disciplina.

Sus opiniones respecto a la vida sexual actual

Esta reconocida terapeuta cree que el acelerado ritmo de vida actual le juega una mala pasada al sexo. “La gente est√° ocupada todo el tiempo. Eso no pasaba cuando yo estaba creciendo. En esta etapa de nuestro desarrollo, queremos cubrir todo, queremos saber todo, queremos hacerlo todo, y tambi√©n nuestra econom√≠a personal requiere una inmensa cantidad de tiempo y esfuerzo”, dice Shirley, agregando que cuando tienes la presi√≥n constante de ganar m√°s dinero, se limita la energ√≠a, el deseo y el tiempo.

“Es una consecuencia de estar agotado … El problema m√°s com√ļn que veo es la falta de deseo, la falta de inter√©s. Hab√≠a una paciente que me dijo: ‘Yo amo a mi marido, me encanta hacer el amor con √©l, pero vengo a casa del trabajo, he estado con gente todo el d√≠a, s√≥lo quiero dormir’ “, expone.

Pero no todo es negativo. Ella dice que en la actualidad hay una mayor apertura en torno al sexo, mientras que antes la gente se avergonzaba de pedir ayuda y si bien hoy algunos también se resisten a la idea, muchos la consideran.

Lee tambi√©n: ¬ŅPor qu√© son tan importantes las caricias post relaciones sexuales?

Con respecto a la diferencia entre las relaciones sexuales casuales en los a√Īos 60 y las de hoy, Zussman cree que “hay un gran cambio en la manera de ver el sexo casual. En los a√Īos 60 no fue s√≥lo casual, era fren√©tico. Era algo que se esperaba que sucediera, que quer√≠as que sucediera, era una especie de loca persecuci√≥n del placer sexual. Pero creo que con el tiempo las desventajas de ese tipo de comportamiento comenzaron a ser evidentes (…) La intimidad emocional no estaba all√≠ en la forma en que las personas necesitan y desean. Hab√≠a una preocupaci√≥n por las enfermedades sexuales, y luego, eventualmente el SIDA tuvo un impacto importante en calmar esa emoci√≥n”, opin√≥.

A ello agreg√≥ que “el placer sexual es s√≥lo una parte de lo que los hombres y las mujeres quieren el uno del otro. Ellos quieren la intimidad, quieren cercan√≠a, quieren ser entendidos, quieren divertirse, y quieren a alguien que realmente se preocupe por ellos m√°s all√° del sexo”. Y esto √ļltimo, se busca m√°s hoy en d√≠a.

“Creo que en la actualidad el sexo casual incluye algunos aspectos del tipo de sexo de los ’60, pero de una manera muy modificada y limitada. No es tan fren√©tico”, enfatiz√≥.

Lee también: 5 preocupantes suposiciones de los jóvenes sobre el sexo anal

En relaci√≥n al auge de la pornograf√≠a en internet, la terapeuta entrega una visi√≥n particular. “Ha existido desde tiempos prehist√≥ricos. Creo que es algo saludable que las personas tengan la capacidad y la libertad de permitirse fantasear. Pero tengo un buen n√ļmero de pacientes que se sientan delante del computador a ver pornograf√≠a en l√≠nea, y de alguna manera pierden el inter√©s en la b√ļsqueda de una pareja. Veo que muchos hombres solteros que no hacen el esfuerzo por salir al mundo para hacer frente a los problemas y enfrentarse al posible rechazo”, sino que satisfacen sus necesidades sexuales frente al computador, explica.

Por √ļltimo, la experta se refiri√≥ a c√≥mo los celulares est√°n matando la cercan√≠a f√≠sica. “Estoy sorprendida por la falta de conexi√≥n entre la gente debido a los smartphones. Hay mucho menos conexi√≥n f√≠sica real. Hay menos caricias, hay menos conversaci√≥n, hay menos participaci√≥n, hay menos miradas” indic√≥.

“Las personas obtienen placer al mirarse el uno al otro. Desde una sonrisa hasta el tacto. Tenemos que tocar para sentirnos queridos y amados. De eso carece tanto esta generaci√≥n. La falta de miradas, la falta de caricias, la falta de sonrisas. No lo entiendo. No entiendo c√≥mo la gente se est√° perdiendo de eso, y no parecen pensar que as√≠ es”, concluy√≥.

Tendencias Ahora