Notas
Cuando el cansancio no es el límite: Dramáticas finales en la historia del atletismo
Publicado por: José Luis Rivera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

El mundo del deporte se vio conmovido el pasado domingo, luego de observar las imágenes del esfuerzo de la maratonista namibia Beata Naigambo por finalizar la prueba en los Juegos de la Commonwealth Glasgow 2014 (terminó undécima).

Es que la actitud de la atleta dio una nueva muestra de la determinación que pueden mostrar los deportistas con tal de terminar sus desafíos, superando incluso sus propios límites físicos en actuaciones donde arriesgan todo.

http://youtu.be/aYfWH960W0Q

Pero el de Naigambo no es el primer ejemplo. Ya en los JJ.OO. de Londres 1908, la historia registró el caso del maratonista italiano Dorando Pietri, quien entró al estadio Sheperd Bush en el primer lugar, aunque en muy malas condiciones físicas debido al calor y el desgaste de la prueba.

Por lo mismo, no sorprendió que perdiera la orientación, además de desplomarse en varias oportunidades, por lo que recibió ayuda de los asistentes para ponerse de pie. Pietri terminó la prueba pero el segundo, el estadounidense John Hayes, reclamó por la asistencia que recibió el itálico, quien finalmente fue descalificado.

http://youtu.be/HUpW6blZLyQ

La primera versi√≥n de la marat√≥n femenina en JJ.OO. se desarroll√≥ reci√©n en Los √Āngeles 1984. Pero ese dato no fue lo √ļnico que la prueba de aquel evento pasara a la historia, ya que la dram√°tica lucha de la representante suiza Gabrielle Andersen-Scheiss por finalizar la prueba qued√≥ para siempre en la memoria del p√ļblico.

La atleta ingres√≥ al estadio en lamentables condiciones f√≠sicas, aunque sin aceptar la asistencia m√©dica para no ser descalificada. El irregular paso hizo m√°s evidente el agotamiento, pero finaliz√≥ la prueba en el puesto 37 y bajo la ovaci√≥n del p√ļblico.

Su caso gener√≥ un cambio en el reglamento de la competencia, permitiendo que los participantes puedan recibir ayuda sin ser eliminados: la ‚Äėregla Scheiss‚Äô. Vale se√Īalar que la deportista pudo competir nuevamente un par de semanas despu√©s.

http://youtu.be/h5gapRu1bbU

El √ļltimo caso que revisaremos no ocurri√≥ en una marat√≥n, pero si en una prueba tanto o m√°s desgastante y cl√°sica: el Ironman de Hawaii. En 1997, Sian Welch y Wendy Ingraham luchaban por el tercer lugar de la prueba, pero ambas fueron adelantadas casi sobre el final por la brasile√Īa Fernanda Keller.

Pero el quedar fuera del podio, las condiciones clim√°ticas y las evidentes dificultades f√≠sicas no hicieron mella en la competitividad de ambas atletas, quienes lucharon por finalizar la prueba delante de la otra. Tanto, que los √ļltimos metros debieron recorrerlos a gatas, ya que los calambres no dejaban que se pusieran en pie.

¬ŅResultado? Ingraham cruz√≥ la meta antes, aunque se qued√≥ ah√≠ para darle la mano a Welchl, que lleg√≥ unos segundos despu√©s, en una imagen llena de simbolismo para cerrar un nuevo ejemplo de los l√≠mites que puede sobrepasar el ser humano cuando el orgullo y el deseo de superaci√≥n son m√°s fuertes.

http://youtu.be/Yy3ZhHC11A4

Tendencias Ahora