Notas
Alemania vuelve a la m√°xima gloria: vence a Argentina y se proclama campe√≥n del mundo tras 24 a√Īos
Publicado por: José Luis Rivera
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La selecci√≥n alemana de f√ļtbol se titul√≥ campeona de la Copa del Mundo Brasil 2014, luego de derrotar 1-0 en la final a su similar de Argentina. El gol de Mario G√∂tze en el segundo tiempo del alargue le dio a los teutones su cuarto t√≠tulo, luego de los obtenidos en 1954, 1974 y 1990.

El t√©cnico Alejandro Sabella finalmente repiti√≥ oncena respecto de la semifinal, dejando en el banco al sentido √Āngel Di Mar√≠a. Por el lado alem√°n, L√∂w debi√≥ realizar una modificaci√≥n de emergencia, reemplazando a un lesionado Khedira por el joven Kramer.

El duelo comenz√≥ con una Alemania presionando a su rival, usando preferentemente la zona derecha de su ataque. As√≠ llegaron un par de desbordes de M√ľller que no fueron bien finalizado. Pero esa b√ļsqueda europea tambi√©n repercut√≠a en su defensa: cada vez que los trasandinos lograban pasar el mediocampo, se encontraban con una zaga abierta, lista para ser aprovechada en alg√ļn contraataque. As√≠ se vio en un par de oportunidades, donde Messi encar√≥ y super√≥ en velocidad a H√∂wedes y Hummels.

Eso s√≠, lo primero claro de ambos equipos lleg√≥ a los 20′ y no fue por un ataque elaborado. Un errado cabezazo hacia atr√°s de Kroos dej√≥ s√≥lo a Higua√≠n, quien mano a mano con Neuer defini√≥ con un derechazo mordido que se fue a un costado del vertical derecho. Era el primero de la ‘Albiceleste’.

Los minutos siguiente manten√≠an el dominio del bal√≥n de los teutones, con un Lahm permanentemente en ataque y sin que P√©rez lo siguiera con √©xito. Pero todo terminaba en centros f√°ciles de rechazar para los defensores. Por el otro lado, el desorden defensivo alem√°n era cada vez m√°s evidente, lo que facilitaba las veloces r√©plicas de Lavezzi y Messi. Higua√≠n abr√≠a la cuenta a los 30′, pero estaba en posici√≥n de adelanto, lo que fue bien sancionado por el juez asistente.

L√∂w debi√≥ seguir modificando el dibujo t√°ctico, luego que Kramer debiera salir tras recibir un golpe en su cabeza, ingresando Sch√ľrrle. Eso oblig√≥ a una serie de movimientos, que incluyeron el retraso de Kroos y mayores obligaciones de √Ėzil en recuperaci√≥n, lo que configur√≥ una l√≠nea media que gan√≥ en ataque,pero perdi√≥ equilibrio, orden y coberturas defensivas.

Messi entr√≥ por izquierda, pero su centro atr√°s fue rechazado por Boateng cuando aparec√≠a Higua√≠n. Remates de Sch√ľrrle y Kroos, ambos controlados por Romero marcaron algo de claridad para los europeos, antes que 45+2′ H√∂wedes cabeceara limpio tras un c√≥rner, pero la pelota rebotara en el vertical derecho. Con esa emoci√≥n lleg√≥ el final del primer tiempo.

Tras el descanso, Sabella determina el ingreso de Sergio Ag√ľero por Lavezzi, leyendo que el desorden alem√°n no podr√≠a cambiar s√≥lo por el trabajo de Schweinsteiger. As√≠ con tres volantes centrales, el tr√≠o compuesto por Messi (centralizado) m√°s el ‘Kun’ e Higua√≠n podr√≠a jugar a las espaldas. Y a los pocos minutos pudo dar dividendos, cuando Messi ingres√≥ al √°rea con ventaja, pero su zurdazo se fue apenas desviado.

Y as√≠ fueron pasando los minutos. Los europeos entendieron que deb√≠an ordenarse para evitar riesgos, lo que llev√≥ a bajar el ritmo de juego. Un pase de M√ľller dej√≥ en ventaja a H√∂wedes a los 78′, pero √©ste no supo definir y luego Kroos remat√≥ desviado luego de una de las pocas buenas jugadas de √Ėzil. Por su parte, un par de arranques de Messi parecieron llevar riesgo, pero quedaron en nada. El cero se mantuvo y fue necesario llegar al alargue.

La pr√≥rroga comenz√≥ con todo, cuando al minuto Romero debi√≥ rechazar un tiro de Sch√ľrrle, mientras a los 96′ Palacio quiso superar por arriba a Neuer, pero desvi√≥ totalmente.

Cuando todo parec√≠a encaminado a la serie desde el punto penal, lleg√≥ el minuto 112. Una corrida por la izquierda de Sch√ľrrle finaliz√≥ con un centro. Inexplicablemente para un equipo que hizo de la seguridad defensiva su principal atributo, G√∂tze estaba s√≥lo en plena √°rea, lo que le permiti√≥ controlar con el pecho y definir con suave toque de zurda ante la salida de Romero. Apertura de la cuenta que desat√≥ la euforia de los alemanes y la frustraci√≥n argentina.
Los trasandinos intentaron ir por la heroica, pero el cansancio y el tiempo jugaban en contra.

Y llegó el pitazo de Rizzoli. Alemania se quedó con el título y suma su cuarta corona mundial. Los de Löw fueron a la larga el equipo más regular en el torneo, con puntos altos de juego en los duelos con Portugal y Brasil. Desazón argentina, que estuvo cerca de conseguir el campeonato basado en el orden táctico y un crecimiento a lo largo de los partidos, pero que no bastó para superar al justo campeón.

Tendencias Ahora