Notas
Esfuerzos desesperados para encontrar los 300 desaparecidos tras naufragio de barco en Corea del Sur
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los socorristas redoblaban sus esfuerzos el jueves para intentar rescatar con vida a alguna de las casi 300 personas desaparecidas en el naufragio de un ferry cerca de la costa meridional de Corea del Sur, pero la esperanza se esfumaba con el paso de las horas.

Seis cuerpos fueron recuperados. De las 475 personas presentes a bordo (√ļltima cifra facilitada por las autoridades), entre ellos 325 estudiantes de secundaria, 179 fueron rescatadas con vida, indicaron el jueves los guardacostas, una cifra cercana a la comunicada la v√≠spera por la noche.

El barco, de varios pisos, mandó una llamada de socorro a las 09H00 (00H00 GMT) del miércoles cuando se dirigía a la isla de Jeju (sur) con cientos de estudiantes a bordo, en viaje escolar.

Los socorristas trabajaron toda la noche con ayuda de potentes focos, pero la violencia de las corrientes y una visibilidad reducida bajo el agua impidieron que los buceadores penetraran en el barco sumergido.

“No pudieron entrar en los camarotes”, indic√≥ un portavoz de los guardacostas.

Los socorristas no perdían la esperanza de encontrar sobrevivientes en las bolsas de aire.

Tres gr√ļas gigantes fueron desplegadas para intentar enderezar el ferry.

“¬°Llega el agua! ¬°Llega el agua!”

El “Sewol”, un barco de 6.825 toneladas, se hundi√≥ a unos 20 km de la costa sur, en una zona mar√≠tima sembrada de islas. Las causas del accidente siguen sin conocerse pero testimonios de pasajeros dan a entender que el ferry toc√≥ el fondo.

Los sobrevivientes indicaron asimismo que la tripulación les dio la orden de no moverse de sus asientos después del choque.

“Esperamos de 30 a 40 minutos”, cont√≥ un estudiante. “Despu√©s (el ferry) se volte√≥, todo el mundo se puso a gritar y a intentar salir de all√≠ desesperadamente”.

Im√°genes tomadas a bordo con el tel√©fono por un sobreviviente muestran a una mujer que gritaba “¬°llega el agua! ¬°llega el agua!”.

El capit√°n, que figura entre los sobrevivientes, estaba siendo interrogado por los guardacostas.

Los estudiantes, de un colegio al sur de Se√ļl, realizaban un viaje escolar a la isla de Jeju, una de las mayores atracciones tur√≠sticas de Corea del Sur, llamada “el Hawai surcoreano”.

En la isla de Jindo, vecina del naufragio, familiares de los pasajeros eran acogidos en un gimnasio donde resonaban los gritos de desesperación y cólera.

“Mi hija est√° all√≠, en alguna parte, en el mar fr√≠o. Por favor, ay√ļdenla”, suplicaba Park Yu-Shin.

Gritos y silbidos

El primer ministro, Chung Hong-Won, visitó el gimnasio y fue recibido con gritos y silbidos de los parientes.

Un barco con familiares de los pasajeros zarp√≥ de Jindo la ma√Īana del jueves rumbo al lugar del drama.

Los socorristas piensan que los pasajeros se vieron atrapados, incapaces de subir por las crujías cuando el barco picó hacia el fondo del mar.

Un responsable de las operaciones de b√ļsqueda, Cho Yang-Bok, estima que “hay pocas posibilidades” de que alguien haya sobrevivido en una bolsa de aire m√°s de 24 horas despu√©s del naufragio.

Los muertos son tres estudiantes, un profesor, una mujer de la tripulación y una persona no identificada.

En unas im√°genes grabadas desde el mar en el momento del naufragio, unos pasajeros aterrados, con chalecos salvavidas, se suben a las barcas de salvamentos mientras el agua recubre poco a poco el puente y el ferry se desliza suavemente hacia el fondo.

Otros se arrojan al agua y son recuperados por socorristas o pescadores que fueron los primeros en llegar al lugar.

La temperatura del agua era de 12¬ļC.

El ferry cubría el trayecto entre el puerto de Incheon (oeste) y la isla de Jeju (sur).

Cientos de transbordadores se desplazan a diario entre las costas surcoreanas y las islas. Los accidentes son muy escasos, pero 300 personas perecieron en octubre de 1993 cuando un ferry zozobró a la altura de la costa occidental.

Tendencias Ahora