Notas
Misionero surcoreano detenido en Corea del Norte afirma ser un espía
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Un misionero surcoreano detenido en octubre pasado en Corea del Norte afirm√≥ el jueves, en una conferencia de prensa en Pyongyang, que trabajaba para los servicios secretos de Corea del Sur, durante una confesi√≥n p√ļblica a la cual deben someterse los prisioneros extranjeros.

El misionero Kim Jeong-Wook ley√≥ un comunicado en el cual detallaba sus actividades “antigubernamentales”, seg√ļn pudo verse en la conferencia de prensa retransmitida por la televisi√≥n surcoreana.

Durante la aparición del misionero, no se le formuló ninguna pregunta.

Los extranjeros detenidos en Corea del Norte deben a menudo someterse a un confesi√≥n p√ļblica para poder ser liberados.

“Pensaba que el r√©gimen actual deb√≠a ser derrotado y actu√©” bajo “la direcci√≥n de los servicios de inteligencia” surcoreanos, declar√≥ el misionero.

Kim Jeong-Wook, un misionero bautista de 50 a√Īos, que se ocupaba desde hac√≠a siete a√Īos de los norcoreanos que se instalan China, cerca de la frontera con Corea del Norte.

El misionero había viajado a Corea del Norte para tener informaciones sobre unos norcoreanos expulsados de China.

Personas allegadas a Kim descartaron la idea que de sea un espía.

“El trabajo que hac√≠a era puramente humanitario”, dijo Ju Dong-Shik, uno de sus camaradas.

El gobierno de Corea del Sur exigió que Kim sea liberado rápidamente.

El jueves las autoridades australianas indicaron que segu√≠an sin noticias sobre el paradero y estado de salud de Johm Short, un misionero de 75 a√Īos detenido en Corea del Norte por haber dejado folletos cat√≥licos en un templo budista.

El misionero fue denunciado a las autoridades por su gu√≠a norcoreano, indic√≥ el jueves su compa√Īero de viaje, de origen chino, quien regres√≥ a Pek√≠n.

John Short, oriundo de Melbourne y afincado en Hong Kong, fue detenido el lunes de la semana pasada por la policía en su hotel de Pyongyang, acusado de haber repartido literatura religiosa, había indicado su esposa, Karen Short.

El Foreign Office australiano afirma no haber podido obtener noticias sobre el lugar de detención y sus condiciones actuales.

Tendencias Ahora