Notas
Miles de sudafricanos hacen fila para rendir tributo a Mandela
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Miles de sudafricanos de a pie hac√≠an pacientemente cola este jueves en Pretoria para rendir tributo a Nelson Mandela, acompa√Īado en todo momento por un miembro de su familia como manda la tradici√≥n.

La capilla ardiente de Mandela, fallecido el jueves a los 95 a√Īos, abri√≥ por segundo d√≠a en el edificio de la Uni√≥n de Pretoria, sede del gobierno y lugar donde el l√≠der sudafricano jur√≥ su cargo como primer presidente negro y democr√°tico de Sud√°frica en 1994.

Alejada ya la lluvia que enturbi√≥ el martes las √ļltimas horas de espera, a primeras horas de la ma√Īana la gente formaba una inmensa cola serpenteante de varias calles enfrent√°ndose a un sol de justicia.

El cuerpo de Mandela yace en el centro del patio del edificio de la Unión, cubierto por un toldo y en un féretro que permite ver la mitad superior de su cuerpo.

Un miembro de la familia Mandela est√° constantemente a su lado, como manda la tradici√≥n antes del entierro, algo en lo que pocos parec√≠an haber reparado, por lo que la televisi√≥n p√ļblica SABC ped√≠a que se le dispensase un saludo.

“Una parte de la familia est√° ya en Qunu”, donde tendr√° lugar el entierro, pero “otros est√°n en Pretoria porque no podemos dejar solo a Madiba” (el apodo de Mandela), dijo el portavoz de la familia, Temba Matanzima, a la emisora de radio eNCA.

El cuerpo de Mandela volvió a hacer el mismo trayecto que el miércoles entre el hospital militar Uno y el gran edificio neoclásico de la Unión, una construcción de 1913 situada en el punto más alto de Pretoria.

Un auto f√ļnebre con el f√©retro, cubierto con la bandera sudafricana y escoltado por motoristas, sali√≥ del hospital militar y recorri√≥ los seis kil√≥metros que le separan del edificio, donde se instal√≥ la capilla ardiente.

La capilla ardiente de Mandela estar√° abierta este jueves y el viernes. El domingo ser√° enterrado en Qunu, el pueblo en el que pas√≥ los a√Īos m√°s felices de su infancia y del que se tuvo que ir al morir su padre.

El entierro culminar√° una semana de homenajes que tuvo su momento √°lgido, en cuanto a repercusiones, en la ceremonia del martes en el estadio Soccer City de Soweto, en Johannesburgo.

Tendencias Ahora