Notas
Suman y siguen: Otro reconocido exciclista admitió que se dopó durante su carrera
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Despu√©s de negarlo durante a√Īos, el exciclista Jan Ullrich, √ļnico alem√°n que ha ganado el Tour de Francia(1997), reconoci√≥ por primera vez haberse dopado en su carrera, en una entrevista que se publicar√° el lunes en la revista Focus.

“S√≠, he seguido los tratamientos de Fuentes”, declar√≥ Ullrich, de 39 a√Īos, acerca de su relaci√≥n con Eufemiano Fuentes, m√©dico espa√Īol juzgado por ser el cabecilla de una vasta red dopaje.

El alem√°n justific√≥ en la entrevista su dopaje debido a que quer√≠a llegar al mismo nivel que los dem√°s ya que entonces “casi todo el mundo tomaba sustancias prohibidas”.

“Yo no tom√© nada que no tomaran los otros. Para mi la estafa empieza cuando alguien saca una ventaja. Eso no fue as√≠. S√≥lo quer√≠a asegurar igualdad de oportunidades”, dijo Ullrich.

La Agencia Antidopaje Alemana (Nada) reaccion√≥ r√°pidamente a las palabras de Ullrich y public√≥ este s√°bado un comunicado en el que anunci√≥ que le solicitar√°n una “confesi√≥n completa”.

“La Nada considera que m√°s all√° de la entrevista, debe responder a las preguntas de la agencia nacional antidopaje para compartir sus conocimientos. Una confesi√≥n completa puede aportar informaciones importantes”, explic√≥.

La antigua figura del ciclismo alem√°n se√Īal√≥ a Focus que el principal perjudicado por haber utilizado sustancias dopantes es √©l.

“Soy yo mismo el que se ha provocado los mayores da√Īos, tanto en t√©rminos de mi imagen p√ļblica como por las posibles consecuencias que puede tener para mi salud”, explic√≥, a√Īadiendo que ahora quiere “ir hacia adelante y nunca volver atr√°s”.

La confesión no ha sido bien recibida en su país, donde se le acusa de haber negado los hechos durante demasiado tiempo.

“Esto es demasiado poco y demasiado tarde”, sentenci√≥ Thomas Bach, presidente del Comit√© Ol√≠mpico Alem√°n (DOSB) y candidato a la presidente del Comit√© Ol√≠mpico Internacional (COI).

“Si fuera una confesi√≥n verdaderamente cre√≠ble, Ullrich lo ten√≠a que haber hecho varios a√Īos antes. Perdi√≥ esta oportunidad y en mi opini√≥n juega con la ret√≥rica. No se ayuda a si mismo ni al ciclismo”, dijo.

“Es demasiado tarde. Hubiera ayudado al ciclismo si lo hubiera hecho antes, poniendo las cartas sobre la mesa”, coincidi√≥ Rudolf Scharping, presidente de la federaci√≥n nacional de ciclismo, en declaraciones a la agencia alemana SID.

“Este es un nuevo r√©cord de Europa de la mentira. √Čl hab√≠a escrito en 2006 y 2007 en cuatro idiomas que no conoc√≠a a Fuentes”, dijo por su parte Werner Franke, experto alem√°n en dopaje especializado en ciclismo.

Retirado en 2007, Ullrich había resistido desde entonces la fuerte presión mediática en su país para que confesara los hechos, sobre todo después de que salieran a la luz las prácticas dopantes en la década de 1990 del equipo Telekom, del que él era el líder.

Mientras otros ilustres compa√Īeros como Erik Zabel y Bjarne Riis (vencedor del Tour en 1996) hab√≠an reconocido el uso de productos de dopantes, Ullrich lo negaba.

Incluso en 2008, bajo juramento, el ciclista negó ante el Tribunal de Apelación de Dusseldorf haber recurrido al dopaje, pero sólo en el periodo por el que fue interrogado (primer trimestre de 2003), en un litigio con un empresario que, convencido de que tomaba sustancias prohibidas, rechazaba pagarle unas cantidades que le adeudaba.

Ullrich, culpable de haberse dopado seg√ļn la sentencia del Tribunal Arbitral del Deporte (TAS) de febrero de 2012, vio como sus resultados posteriores a 2005 fueron anulados.

La confesión de Ullrich llega cinco meses después de la de Lance Armstrong. El texano admitió en enero, en la televisión estadounidense, haberse dopado durante su legendaria carrera, en la que logró siete ediciones del Tour de Francia (1999-2005).

Tendencias Ahora