Notas
Expertos intentar√°n resucitar especies de tortugas de Gal√°pagos tras muerte del “solitario George”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Dos especies de tortugas gigantes del archipi√©lago ecuatoriano de Gal√°pagos consideradas extintas -una de ellas tras la muerte del “solitario Jorge” hace un a√Īo- intentar√°n ser resucitadas a partir de 2014 mediante la reproducci√≥n en cautiverio de parientes gen√©ticos, revel√≥ a la AFP la entidad a cargo del plan.

Se trata de quelonios originarios de las islas Pinta -de donde era “Jorge”- y Floreana, que desapareci√≥ hace unos 150 a√Īos y cuyos √ļltimos representantes fueron vistos por el bi√≥logo ingl√©s Charles Darwin (1809-1882), que inspir√≥ en Gal√°pagos su teor√≠a de la evoluci√≥n de las especies por selecci√≥n natural.

Nuevas técnicas de investigación develaron que en el volcán Wolf -en la isla Isabela y el más alto del archipiélago- 17 tortugas híbridas tienen genes de Pinta y unas 280 de Floreana. En el primer caso, al menos un par posee hasta 80% de genes de la especie original, y en el de Floreana varios llegan a 90%.

“Eso nos abre la posibilidad de, literalmente, resucitar estas especies al momento consideradas extintas” por la Uni√≥n Internacional para la Conservaci√≥n de la Naturaleza (UICN), asegur√≥ a la AFP Washington Tapia, responsable de Investigaci√≥n Aplicada del Parque Nacional Gal√°pagos (PNG).

Para ello, la reserva natural desarrollar√° un plan de reproducci√≥n y crianza en cautiverio tomando a los individuos con los m√°s altos porcentajes de ADN para intentar tener espec√≠menes puros, lo que sin embargo demorar√° unos 120 a√Īos, pues un quelonio gigante alcanza su madurez sexual entre los 20 y 25 a√Īos, en el caso de las hembras, y hacia los 25 o 30 en el de los machos.

“Nosotros no lo veremos”, se√Īal√≥ Tapia, quien explic√≥ que el cruce de una hembra y un macho con 80% y 90% de genes de Floreana, respectivamente, dar√≠a lugar a cr√≠as con hasta 95% de pureza. Esto solo es posible con animales que tengan como m√°ximo genes de dos especies.

En el caso de Pinta el descubrimiento “nos abre la posibilidad, aunque muy remota, de que probablemente tengamos alg√ļn padre puro”, sostuvo.

De momento, el futuro de Floreana recae sobre 92 individuos nacidos en cautiverio desde 2012, tras el aislamiento de cinco hembras y tres machos una vez conocidos los análisis de ADN para esa especie en 2010. Ahora el desafío es identificar a los de más alto linaje, para lo cual se requieren nuevos análisis.

En condiciones naturales una tortuga anida hasta dos veces por a√Īo y desde la c√≥pula hasta la eclosi√≥n de los huevos pasan ocho meses, pero en cautiverio ese tiempo baja a la mitad pues se puede controlar la temperatura y adem√°s el sexo: con m√°s calor se obtienen hembras.

El experto observa que el objetivo c√ļspide es devolver pronto a los herb√≠voros a su h√°bitats, aun siendo h√≠bridos, para que ayuden a restablecer la din√°mica de los ecosistemas afectados por su ausencia y por la introducci√≥n de otros animales como cabras, ya erradicadas.

El PNG exhibe una experiencia exitosa de reproducci√≥n en cautiverio con quelonios de la isla Espa√Īola: de 15 individuos originales (tres machos y doce hembras) se logr√≥ reproducir a unos 2.200. En total en Gal√°pagos (a 1.000 km de la costa continental) hay diez especies de tortugas, todas en la lista roja de extinci√≥n de la UICN, tras la desaparici√≥n de cuatro.

Los h√≠bridos del volc√°n Wolf son producto del cruce de espec√≠menes originales que fueron llevados a Isabela en los siglos XVII y XVIII por piratas y marinos de barcos balleneros que los tiraban por la borda cuando ya no los necesitaban como alimento, seg√ļn el PNG.

Las tortugas fueron la especie m√°s afectada por esas invasiones, pues pueden vivir varios meses sin agua ni alimento y resultaban ser carne fresca que atestaba las bodegas de las embarcaciones.

Se estima que unas 500.000 de ellas fueron extra√≠das de las islas, incluso hasta comienzos del siglo XX, debido a que su aceite aliment√≥ el alumbrado p√ļblico del puerto de Guayaquil (suroeste ecuatoriano), cuenta Tapia.

Siguiendo las huellas de la historia, en 2008 una expedición de 60 científicos y guardaparques realizó una expedición al volcán Wolf, tomando muestras de sangre a 1.700 individuos (en principio se estimó que allí vivían 800), las cuales fueron analizadas en la Universidad de Yale, en Estados Unidos.

Dos a√Īos despu√©s se estableci√≥ la presencia de genes de Floreana, y a finales de 2012, los de Pinta. Este √ļltimo hallazgo alivi√≥ la frustraci√≥n que hab√≠a dejado la muerte de “Jorge”, el 24 de junio de 2012 en la sede del PNG, en Puerto Ayora.

Jorge era considerado el √ļltimo miembro de su especie y su muerte por causas naturales se produjo luego de d√©cadas de esfuerzos para que se reprodujera, lo cual lo convirti√≥ en un s√≠mbolo de la lucha por la conservaci√≥n animal.

Fue encontrado en Pinta en 1971 y las estrategias para perpetuarlo llevaron incluso a ofrecer recompensas a fin de localizar parientes en alg√ļn zool√≥gico del mundo.

Tendencias Ahora