Notas
Decenas de opositores a matrimonio gay se manifiestan en París
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Decenas de miles de opositores a la ley de matrimonio homosexual, recién promulgada en Francia, salieron a las calles de nuevo el domingo en París, en una manifestación rodeada de fuertes medidas de seguridad, dado que las autoridades temían acciones violentas de grupos de ultraderecha.

Seg√ļn la prefectura de polic√≠a, los manifestantes eran 150.000, mientras que los organizadores reivindicaron un mill√≥n de participantes.

La multitud de manifestantes enarbolaba banderas azules, blancas y rosas, emblema del colectivo Manifestaci√≥n para Todos (por oposici√≥n al “matrimonio para todos), y banderas francesas. En las pancartas pod√≠a leerse: “√öltimo d√≠a de la madre antes de la liquidaci√≥n” (este domingo es el d√≠a de la madre en Francia) o “Esto no ha terminado, est√° empezando”.

“No tenemos miedo”, afirm√≥ Thomas, que manifestaba con sus cinco hijos pese a las advertencias de las autoridades.

La polic√≠a impidi√≥ a un grupo de unos cincuenta manifestantes dirigirse hacia los Campos El√≠seos, donde actos de vandalismo tuvieron lugar en ocasi√≥n de anteriores manifestaciones. “Estamos aqu√≠ para la verdadera revoluci√≥n”, dijo uno de ellos.

Pilar, una transe√ļnte espa√Īola favorable al matrimonio homosexual, manifest√≥ su perplejidad: “Sab√≠a que una parte de la sociedad francesa era conservadora, pero no hasta ese punto. Esa no es la imagen que tenemos de Francia”, dijo.

Prometida por el presidente Fran√ßois Hollande durante su campa√Īa electoral y defendido por toda la izquierda francesa, la ley que autoriza el matrimonio y la adopci√≥n para las parejas del mismo sexo fue adoptada por el Parlamento el 23 de abril y promulgada el 18 de mayo. El texto suscit√≥ una fuerte oposici√≥n en Francia, en particular de la oposici√≥n de derecha y de los medios cat√≥licos.

El ministro del Interior, Manuel Valls “desaconsej√≥” el s√°bado participar en la manifestaci√≥n a las familias con hijos, dici√©ndose “inquieto” por las “amenazas” de grupos de ultraderecha.

Declaraciones alarmistas

Los dirigentes del movimiento Manifestaci√≥n para Todos consideraron “alarmistas” esas declaraciones, afirmando que est√°n destinadas a “intimidar” y “desmovilizar”.

El tono subi√≥ tambi√©n entre el gobierno y el principal partido de la oposici√≥n de derecha, la Uni√≥n por un Movimiento Popular (UMP), al que el primer ministro Jean-Marc Ayrault acus√≥ de asumir una “grave responsabilidad” por llamar a manifestar, “provocando la crispaci√≥n y la radicalizaci√≥n”.

El principal destinatario de esas acusaciones, el presidente de la UMP, Jean-Fran√ßois Cop√©, declar√≥ al llegar a la manifestaci√≥n que “la pr√≥xima cita” ser√° “en las urnas, en las elecciones municipales de 2014″.

Los tres cortejos organizados por Manifestaci√≥n para Todos marcharon hasta unirse en la gran explanada de los Inv√°lidos de la capital, donde la dispersi√≥n estaba prevista a √ļltimas horas de la tarde. Aunque ciertos grupos llamaron ya a permanecer en el lugar por la noche.

Paralelamente a la manifestaci√≥n, una decena de personas del movimiento ultraderechista Generaci√≥n Identitaria escalaron la pared de la sede del Partido Socialista en Par√≠s y alcanzaro una terraza en la que desplegaron una banderola con la inscripci√≥n “Hollande dimisi√≥n”.

Seg√ļn un sondeo publicado el domingo, el 72 por ciento de los franceses consideran que es hora de que las manifestaciones terminen, dado que la ley ha sido adoptada por el Parlamento, aprobada por el Consejo Constitucional y promulgada.

Tendencias Ahora