Notas
Familiares de víctimas de la guerrilla piden ser escuchados en proceso de paz de Colombia
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Decenas de familiares de víctimas del conflicto interno de Colombia se concentraron este domingo en la plaza Bolívar de la capital pidiendo que se les tenga en cuenta en el proceso de paz que instalarán formalmente el miércoles en Oslo el gobierno y la guerrilla de las FARC.

Provenientes de diversas regiones del país, los manifestantes expusieron sus testimonios en una improvisada tarima, en la que además exhibieron fotografías de jóvenes, mujeres y ancianos presuntamente secuestrados por las comunistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) y otros grupos armados.

Algunos portaban pancartas que dec√≠an: “Pedimos c√°rcel a las FARC y a Timochenko (m√°ximo lider guerrillero)” y “Terroristas, mentirosos: cero inmunidad”.

Clara Rojas, quien por seis a√Īos fue reh√©n de las FARC y actualmente dirige la ONG Pa√≠s Libre, que apoya a familiares de secuestrados, exigi√≥ “la participaci√≥n de las v√≠ctimas en estas negociaciones entre el gobierno y las FARC”.

“En esta simb√≥lica jornada denunciamos que todav√≠a existen cientos de secuestrados y miles de desaparecidos en Colombia”, dijo Rojas a la AFP.

Secuestrada en 2002 junto a la ex candidata presidencial Ingrid Betancourt, Rojas asegur√≥, citando cifras de Pa√≠s Libre, que 400 personas han sido secuestradas por diversos grupos en la √ļltima d√©cada, 17 de ellas este a√Īo.

Las FARC anunciaron en febrero pasado que renunciaban al secuestro de civiles, a la vez que liberaron a los √ļltimos diez polic√≠as y militares que a√ļn manten√≠an como rehenes.

“Primero liberen a los secuestrados y d√≠gannos qu√© pas√≥ con los desaparecidos. Despu√©s encarcelen a todos los guerrilleros. Cero impunidad”, clamaba el octogenario Pablo Contreras, quien vest√≠a gruesas cadenas de metal oxidado como acto de protesta y denuncia de su propio secuestro durante seis meses por las FARC en la ciudad de Villavicencio (centro) en 2005.

“Durante a√Īos se habl√≥ de (Ingrid) Betancourt, pol√≠ticos, polic√≠as y militares secuestrados pero nunca de los miles de colombianos invisibles para las autoridades, el gobierno y el mundo”, lament√≥ Janeth S√°nchez, integrante de la ONG Los que faltan, que congrega a m√°s de 4.000 familiares de v√≠ctimas de secuestro y desaparici√≥n.

En el acto, los manifestantes presentaron ante unidades móviles de la Fiscalía miles de documentos con fotografías y otros datos de sus familiares secuestrados, asícomo informaciones sobre el pago de millonarias extorsiones.

“Antes de iniciar este proceso de paz debieron aclarar la situaci√≥n de nuestros familiares”, reproch√≥ S√°nchez, quien denuncia que su hermano √ďscar, un ingeniero civil, fue secuestrado en Caquet√° (sur) por las FARC en diciembre de 1997, cuando ten√≠a 36 a√Īos.

Las FARC son la principal guerrilla de Colombia, con unos 9.200 combatientes y casi 50 a√Īos de lucha armada.

El di√°logo que comenzar√° esta semana en Noruega ser√° el cuarto intento en 30 a√Īos por poner fin al conflicto armado.

Tras la instalación formal en Oslo, las conversaciones serán trasladadas a La Habana.

El proceso “inici√≥ con mentiras por parte de las FARC, que aseguraron que no ten√≠an ni un secuestrado en su poder. Basta escuchar a todas estas personas para darse cuenta del horror que se vive en Colombia”, dijo el ex diputado Sigifredo L√≥pez, √©l mismo reh√©n de las FARC entre 2002 y 2009.

“Estamos aqu√≠ exigiendo justicia y paz, pero sobre todo visibilizando a quienes hemos sido v√≠ctimas de las FARC. Denunciamos el da√Īo que han causado con el secuestro, la extorsi√≥n y los asesinatos”, lament√≥ L√≥pez, quien abog√≥ por la inclusi√≥n de la sociedad civil en los di√°logos de paz.

Tendencias Ahora