Notas
Brasil inicia camino al oro olímpico con ajustado triunfo ante Egipto
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La selecci√≥n masculina de f√ļtbol de Brasil inici√≥ el jueves en Cardiff su campa√Īa por el oro ol√≠mpico, que nunca pudo ganar en la historia de los Juegos, al derrotar 3-2 a un Egipto que lo puso en aprietos y lo hizo tambalear, al abrirse el Grupo C de Londres-2012.

Oscar hab√≠a guiado a la l√≠nea de vanguardia en la primera etapa, cuando marcaron Rafael (16), Leandro Damiao (25) y Neymar (30), pero la ‘canarinha’ baj√≥ el ritmo y se confi√≥ demasiado en la segunda parte cuando los egipcios descontaron con anotaci√≥n de su capit√°n, Mohamed Aboutrika (51), y de Mohamed Salah (76).

Era un paseo con ‘ol√©s’ entonados desde la tribuna y parec√≠a que la cuenta deb√≠a aumentar en el segundo tiempo, pero a los sudamericanos se les apagaron los motores y creci√≥ a cada minuto Egipto hasta ponerlo en serios aprietos.

La victoria conseguida en el estadio Millenium, de la capital de Gales, hizo encaramar a los sudamericanos en lo alto de la zona, empatado a tres puntos con Bielorrusia, que se impuso a Nueva Zelanda por 1-0, este jueves en el estadio de Conventry.

A Oscar se le prendía a cada momento la lamparita con su calidad para manejar el balón y los tiempos, con tanta certeza que puso sendos pases para los dos primeros goles, a Rafael y a Leandro Damiao.

Hulk no pesaba en la ofensiva, pero por momentos se encend√≠a Neymar, con su habitual irregularidad, para desequilibrar por el flanco izquierdo del ataque, hasta poner de cabeza en el fondo del arco un centro de su compa√Īero de ala, el delantero del Oporto de Portugal.

Marcelo desequilibraba por el lateral y penetraba a toda carrera en las filas enemigas, frente a una defensa en la que Ahmed Hegazi y Mahmoud Alaa Eldin hacían agua por los cuatro costados.

La contrapartida era la bonita circulación de balón y control del medio juego por el lado izquierdo del ataque asiático que ejercían en sociedad Mohamed El Neny y Saleh Gomaa, en colaboración con Eslam Ramadam.

Mostraba buena disposición a manejar el ritmo de juego pero si profundidad la escuadra egipcia, a sabiendas de que estaba enfrentando a una potencia mundial, que se juega en Londres su destino de ganar por primera vez una medalla que siempre se le negó.

Sandro y Rómulo no sufrían apuros en el marcaje del medio juego pero cuando los egipcios entraban por las bandas aparecían las desinteligencias defensivas entre Thiago Silva y Juan.

La defensa de Brasil se fue convirtiendo en un colador y no extra√Ī√≥ que el partido cambiara de due√Īo y de rumbo en la segunda parte, con los goles de Aboutrika y Salah.

Al final, Brasil terminó padeciendo su falta de continuidad, su exceso de confianza, y tal vez cierta subestimación del rival, aunque este equipo ha mostrado en otras oportunidades que de pronto se le acaba la inspiración y entra en un pozo de penumbras.

Los brasile√Īos amenazaron primero un poder de fuego temible pero terminaron mirando el reloj, desmantelados en la retagaurdia y con sus jugadores de mayor jerarqu√≠a t√©cnica convertidos en fantasmas que no acertaban ni siquiera los pases.

URL CORTA: http://rbb.cl/37yn
Tendencias Ahora