Notas
Crímenes y fuga en Monterrey evidencian problemas en cárceles mexicanas
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La superpoblación y las pugnas entre cárteles han convertido en una bomba de tiempo a las cárceles de México, sobre todo del norte del país, donde un nuevo incidente que dejó tres muertos el martes, a dos días de la fuga de 30 narcos y la masacre de 44 rivales con la complicidad de vigilantes.

Al anochecer del martes, familiares de los presos encendieron fogatas y se enfrentaron con policías lanzándoles piedras frente al penal de Apodaca, donde ocurrió la fuga y masacre del domingo, exhibieron imágenes por la televisión.

Seg√ļn la televisi√≥n, los enfrentamientos se desataron despu√©s de difundirse versiones indicando que las autoridades iban a iniciar el traslado de algunos de los presos m√°s peligrosos de Apodaca hacia otras c√°rceles.

La crisis en las cárceles de la tercera ciudad mexicana cobró tres víctimas más en la madrugada de este martes, que fueron asesinadas apenas unas horas después de ingresar a la cárcel de Topo Chico, también en la zona metropolitana de Monterrey, en una aparente venganza contra los detenidos acusados de secuestro.

En reacci√≥n a la fuga y el crimen, el peor ocurrido en penales de M√©xico en los √ļltimos a√Īos, el secretario de Gobernaci√≥n (interior), Alejandro Poir√©, anunci√≥ en la tarde que antes de finalizar el a√Īo aumentar√° la capacidad de las c√°rceles federales en casi 27.000 cupos, con la entrada en funcionamiento de ocho penales nuevos.

“La ampliaci√≥n de la capacidad, estar√° acompa√Īada por pol√≠ticas de apoyos y subsidios a las autoridades locales para el fortalecimiento de su infraestructura en materia de seguridad”, dijo el secretario.

Las c√°rceles mexicanas, sobre todo en el norte del pa√≠s donde los presos suelen ser separados en patios seg√ļn la organizaci√≥n criminal a que pertenezcan, ha sido escenarios de ri√Īas, motines y asesinatos que este a√Īo dejaron hasta la fecha 75 muertos, frente 171 en 2011, seg√ļn cifras de la estatal Comisi√≥n Nacional de Derechos Humanos (CNDH).

“Esta es una bomba de tiempo que ya se hab√≠a denunciado oportunamente. Aqu√≠ en los penales gobierna el crimen organizado”, consider√≥ Jos√© Antonio Ortega S√°nchez, presidente del Consejo Consultivo de Seguridad P√ļblica y Justicia Penal.

“Se sabe que las prisiones funcionan de manera muy ineficiente y que la corrupci√≥n es uno de los principales conflictos. Desgraciadamente, el Estado ha sido incapaz de revertir carencias y esas situaciones prevalecen”, se√Īal√≥ Guillermo Aguirre, de la CNDH.

Las 430 c√°rceles de M√©xico albergan a 230.000 reos aunque su capacidad era de 185.000 a julio de 2011. La superpoblaci√≥n es m√°s fuerte en las c√°rceles del norte del pa√≠s, donde adem√°s el c√°rtel de “Los Zetas” ha demostrado un poder intimidatorio sobre las autoridades carcelarias.

Precisamente, el domingo 30 miembros del c√°rtel de “Los Zetas” se fugaron, mientras compa√Īeros del mismo grupo asesinaban a 44 reos vinculados a los rivales del “C√°rtel del Golfo”, con la complicidad de los custodios, seg√ļn las autoridades.

Las matanzas, fugas y otros delitos en los penales muestran en esta región que los delincuentes mantienen formas de autogobierno en los reclusorios, incluso sometiendo a quienes debían vigilarlos, consideró Consuelo Morales, coordinadora de Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac).

“Es lamentable que los custodios terminen siendo empleados de la delincuencia organizada, es una se√Īal clara de que las autoridades ya quedaron rebasadas”, dijo a la AFP la religiosa.

La Oficina de Derechos Humanos de la ONU pidi√≥ al gobierno mexicano “una investigaci√≥n exhaustiva e independiente”, en una nota firmada en Ginebra por la portavoz Ravina Shamdasani, quien agreg√≥ que “se deben tomar todas las medidas necesarias para prevenir que estos ataques vuelvan a producirse”.

Tendencias Ahora