Notas
Meryl Streep aparece en Londres al m√°s puro estilo “Dama de Hierro”
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Meryl Streep demostr√≥ el lunes en Londres que posee la fuerza necesaria para encarnar a la ex primera ministra brit√°nica Margaret Thatcher durante la presentaci√≥n del cartel de su nueva biograf√≠a f√≠lmica, “The Iron Lady” (La dama de hierro).

La doblemente oscarizada actriz estadounidense tenía que estirar de una cuerda para desvelar el cartel pegado colocado sobre un camión ante el venerable Parlamento británico, en el corazón de la capital, pero se quedó con la cuerda en la mano durante el tirón.

Streep, sin embargo, no se desanimó y con la ayuda de la directora de la película, Phyllida Lloyd, rasgó el papel que recubría la enorme fotografía en la que aparece perfectamente caracterizada como Margaret Thatcher.

“Estoy contenta de estar aqu√≠ con mi brillante directora para daros un anticipo de lo que pronto estar√©is hartos de ver en Londres, es decir mi cara en el cartel”, dijo Street, de 62 a√Īos.

“Volveremos en enero cuando se estrene la pel√≠cula y entonces habr√° m√°s”, agreg√≥.

Phyllida Lloyd, quien ya dirigi√≥ a Meryl Street en la pel√≠cula musical “Mamma Mia!, declar√≥ por su parte que interpretar a la Dama de Hierro fue un “desaf√≠o” para la polifac√©tica actriz.

“Encarnar toda una vida es un desaf√≠o incre√≠ble para un actor y, por supuesto, venir aqu√≠ a Inglaterra le produc√≠a cierta aprensi√≥n”, dijo. “Pero creo que la gente se quedar√° asombrada”, declar√≥.

Por exigencias del guión, Meriyl Streep adoptó el característico peinado, las míticas perlas y el pintalabios carmín de la carismática y controvertida ex primera ministra, que llevó a cabo una revolución conservadora en el Reino Unido de 1979 a 1990.

“No es una pel√≠cula biogr√°fica tradicional, ni una pel√≠cula pol√≠tica… Es una historia humana”, se√Īal√≥ la realizadora.

A sus 86 a√Īos, Margaret Thatcher sufre desde hace tiempo problemas de salud y hace casi una d√©cada que no ha vuelto a hablar en p√ļblico despu√©s de que los m√©dicos se lo desaconsejaran, a ra√≠z de peque√Īos ataques de apoplej√≠a que le causaron confusi√≥n y p√©rdidas de memoria.

Tendencias Ahora