Notas
China lanzará un primer módulo para dotarse de una estación espacial
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

China lanzará el jueves un primer módulo que le servirá de entrenamiento y constituye una etapa crucial para la construcción de una estación espacial hacia 2020.

Tiangong-1, una nave de 8,5 toneladas que significa “palacio celestial”, ser√° propulsada entre las 13:16 y las 13:31 GMT por un cohete Larga Marcha 2F desde el centro de lanzamiento de Jiuquan (noroeste), en el desierto de Gobi, afirm√≥ este mi√©rcoles un portavoz del programa chino de vuelos tripulados.

A este m√≥dulo, de una duraci√≥n de vida espacial de dos a√Īos, se acoplar√° este a√Īo la nave no tripulada Shenzhou VIII, y luego de forma sucesiva otras dos con al menos un astronauta a bordo, la Shenzhou IX y la Shenzhou X.

La tecnología del acoplamiento espacial es compleja porque las dos naves, situadas en una misma órbita y que se mueven a unos 28.000 km/h alrededor de la Tierra, deben acercarse progresivamente antes de unirse para evitar destruirse.

En el caso de la Tiangong-1, “el lanzador se someti√≥ a m√°s de 170 modificaciones t√©cnicas”, declar√≥ Cui Jijun, director del centro de lanzamiento de Jiuquan, a la agencia China Nueva.

Tambi√©n hubo que hacer cambios en la base de lanzamiento y en el centro inform√°tico para mejorar la respuesta a los imprevistos que puedan surgir durante una misi√≥n, a√Īadi√≥ Cui.

Como para el primer vuelo espacial tripulado que hizo en 2003, China se halla en una fase en la que intenta recuperar tecnol√≥gicamente el tiempo perdido experimentando por s√≠ misma las andanzas de los estadounidenses y los rusos en los a√Īos 1960.

“Los chinos utilizan sistemas de acoplamiento id√©nticos a los sistemas rusos” porque el programa Shenzhou se asemeja mucho a la tecnolog√≠a de tipo Soyuz, explic√≥ a la AFP Isabelle Sourb√®s-Verger, especialista del programa espacial chino en el Centro Nacional de Investigaci√≥n Cient√≠fica (CNRS) franc√©s.

Antes de construir hacia 2020 una estación orbital como la rusa Mir o la Estación Espacial Internacional (ISS) en la que una tripulación puede vivir de forma autónoma durante varios meses, China debe realizar otros ensayos una vez que el Tiangong-1 se desorbite en 2013.

“Si los chinos demuestran que tienen una capacidad de acoplamiento que funciona bien, esto los colocar√° en la potencial posici√≥n de poder un d√≠a aspirar a acceder a la Estaci√≥n Espacial Internacional”, seg√ļn la investigadora francesa que no contempla sin embargo esa posibilidad para los pr√≥ximos cinco a√Īos.

Para Morris Jones, un experto australiano en cuestiones espaciales, “los mayores problemas de los chinos para participar en la ISS son de orden pol√≠tico. Estados Unidos se opone a ello firmemente”.

En espera de posibles cooperaciones internacionales, “las etapas siguientes ser√°n Tiangong-2 y Tiangong-3, que incluir√°n laboratorios espaciales avanzados” y “probar√°n m√°s tecnolog√≠as para una estaci√≥n espacial de gran envergadura”, explic√≥ Jones.

Pek√≠n comenz√≥ al comienzo de los a√Īos 1990 su programa de vuelo tripulado gracias a la co

Tendencias Ahora