Notas
Irán: Mujer cegada con ácido perdona y libra a su agresor de la Ley del Talión
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Una joven iraní cegada y desfigurada con ácido por un hombre tras rechazar sus pedidos de boda perdonó a su agresor y solicitó no se le aplicase la ley del talión que le hubiera hecho perder la vista también a él este domingo.

Ameneh Bahrami, quien actualmente reside en Espa√Īa, evit√≥ as√≠ que se ejecutase por primera vez en Ir√°n una pena de este tipo, denunciada por asociaciones de defensa de los Derechos Humanos, como Amnist√≠a Internacional, indicaron medios de comunicaci√≥n iran√≠es.

“Ameneh Bahrami, v√≠ctima de un ataque con √°cido, perdon√≥ en el √ļltimo momento a su agresor Majid y renunci√≥ a reclamar su derecho a la ley del tali√≥n, que deb√≠a ser aplicada hoy” domingo, indic√≥ la web de la televisi√≥n.

El fiscal de Teher√°n, Jafar Dolatabadi, confirm√≥ a la agencia Isna que Bahrami renunci√≥ a reclamar que su agresor fuese enceguecido pero exige una indemnizaci√≥n seg√ļn el principio del “precio de la sangre”.

En aplicaci√≥n a la ley del tali√≥n prevista por la ley isl√°mica en vigor en Ir√°n, Majid Movahedi fue condenado en 2008 a perder la vista con √°cido por haber desfigurado y enceguecido en 2004 a Bahrami. La pena deb√≠a aplicarse el 14 de mayo, pero las autoridades decidieron a √ļltimo momento aplazarla, sin dar explicaciones.

Bahrami, de unos 30 a√Īos, hab√≠a afirmado que las autoridades iran√≠es la presionaron para que renuncie a la aplicaci√≥n de la pena.

La decisi√≥n de ejecutar esta pena fue denunciada por Amnist√≠a Internacional y numerosas asociaciones de defensa de los derechos humanos. Amnist√≠a recalc√≥ el domingo que este caso muestra que Ir√°n tiene que “revisar el c√≥digo penal con urgencia”.

“Luchamos mucho para obtener este veredicto y me siento orgullosa de que Ameneh haya tenido la fuerza necesaria para perdonar a Majid”, dijo la madre de Bahrami a la agencia ISNA.

Bahrami, que vive en Barcelona con una pensi√≥n de invalidez otorgada por el gobierno espa√Īol, hab√≠a indicado en varias oportunidades que quer√≠a que se aplicara la sentencia.

“He sufrido tanto estos √ļltimos a√Īos, ahora soy realmente feliz”, declar√≥ en una entrevista publicada en mayo por el diario Haft-e Sobh.

“Me gustar√≠a poder aplicar la pena yo misma, pero si no es posible lo har√° un m√©dico”, a√Īadi√≥ la joven, que hab√≠a viajado en aquel entonces a Ir√°n para asistir a la aplicaci√≥n del castigo.

Anteriormente hab√≠a explicado que quer√≠a que se aplicara la ley del tali√≥n “no para que el culpable tenga los mismos sufrimientos (que ella) sino porque eso podr√≠a disuadir a los que pensaran cometer ese crimen en el futuro”.

Movahedi lanzó ácido a la cabeza de Ameneh porque esta estudiante, que iba a la misma universidad que él, había rechazado sus pedidas de mano.

La v√≠ctima qued√≥ completamente desfigurada y perdi√≥ la vista pese a las 17 operaciones quir√ļrgicas a las que se someti√≥ en Espa√Īa.

La ley del talión suele aplicarse en Irán por casos de asesinato. La familia de la víctima debe pedir expresamente su aplicación, que depende en todo caso de la apreciación del juez.

La condena a la ceguera de Movahedi fue confirmada por el Tribunal Supremo en 2009.

Este tribunal también confirmó en diciembre de 2010 una condena similar contra un hombre declarado culpable de haber cegado con ácido al amante de su mujer. No se dispone de información sobre la eventual aplicación de esta sentencia.

Tendencias Ahora