Notas
Con repertorio para so√Īar
Publicado por: Radio Bío Bío
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Sin recurrir a la manida calculadora, la ‚ÄúRoja‚ÄĚ ya est√° en cuartos de final. Y lo est√° antes que otros, que los colosos Argentina y Brasil que a√ļn deben jugar su √ļltimo partido en la ronda de grupos. Pero hoy todo es alegr√≠a en el entorno del equipo de Borghi, una alegr√≠a promovida -precisamente- por el juego de un cuadro que a despecho de ciertas zonas err√≥neas, como el marcador izquierdo que deber√≠a ser Vidal, con Carmona al medio junto a Medel y el trabajo de Beausejour que tiene claros y oscuros… no claudica en un af√°n que viene del periodo anterior y que es com√ļn a Borghi, aunque usando otras v√≠as y m√°s elaboraci√≥n: atacar.

Por José Manuel García

Haciendo el repaso de la √ļltima media hora ante Uruguay -aquella en que Valdivia y el f√ļtbol de la ‚ÄúRoja‚ÄĚ s√≠ existieron- quedan claras algunas cosas: lo que hace el volante del Palmeiras marca la diferencia y a rendimientos f√≠sicos similares quiz√°s √©l y no Fern√°ndez ser√≠a el titular. O ambos, como en uno de los tantos modelos de Colo Colo bajo la tutela del ‚ÄúBichi‚ÄĚ. Pero con ‚ÄúEl Mago‚ÄĚ en la cancha, aparecieron los espacios (√©l los fabric√≥) y lleg√≥ el gol. Adem√°s, y gracias a esa capacidad para retener la pelota y ‚Äúsalir‚ÄĚ por donde no lo esperan, asunto que el DT resalt√≥ en la conferencia, Valdivia forz√≥ las faltas de los zagueros charr√ļas cerca del √°rea. O sea, una variante m√°s.

De todas formas, y a√ļn valorando lo que el equipo jug√≥ con Valdivia en cancha, hay que ser claros: hasta donde s√©, s√≥lo Uruguay en 1987 gan√≥ la Copa en dos partidos (esa vez venci√≥ a Argentina y Chile, en ambos casos 1-0, luego de entrar en semifinales a la competencia). Digo esto para contrastar y contrariar la inveterada costumbre nacional por buscar favoritos, ganadores y campa√Īas de ensue√Īo cuando falta trecho por recorrer. De hecho, si de finales se trata, faltar√≠an al menos ¬°3 partidos! para entrar a tener la copa a la vista… y ya tocarla ser√≠a otra historia. Por eso, calma y certeza para analizar, no vaya a ocurrir que los brindis terminen siendo ajenos.

Y en cuartos, ¬Ņqui√©n? Si Chile gana su serie (lo que puede suceder, aunque hay que esperar para ver qu√© opondr√° un ‚Äúzorro viejo‚ÄĚ como Markari√°n) lo aguarda el segundo del grupo B: hoy el l√≠der de esa serie es Venezuela (4); despu√©s asoman Brasil y Paraguay (2 puntos cada uno). Por muy mal que est√©, Brasil le debe ganar a un Ecuador (1) que no sabe definir. Tal vez lo haga por varios goles, y Paraguay impondr√° sus t√©rminos ante los ‚Äúllaneros‚ÄĚ, que son un buen equipo, pero con menos manejo y desarrollo que los albirrojos. Seg√ļn c√≥mo venza Brasil, Paraguay (segundo si gana por menor diferencia) ser√≠a el adversario de la ‚ÄúRoja‚ÄĚ. El equipo de Martino, un cuadro muy trabajado, de escuela Bielsa, con delanteros que tienen potencia, f√≠sico y remate, asoma como un contrincante de exigencia superior. Recordemos lo que hizo en el Mundial (instancia en que lleg√≥ a cuartos y perdi√≥ con el campe√≥n Espa√Īa) y ahora mismo, el s√°bado, los problemas que le caus√≥ a los dirigidos de Mano Menezes. Por eso, hasta los cuartos de final es donde me animo a mirar. No digo que no podamos hacer m√°s.

Lo que planteo es que despu√©s de Uruguay y el muy combativo Per√ļ habr√° que redefinir para qu√© est√° la ‚ÄúRoja‚ÄĚ. Pero por ahora hay una certeza que resume las virtudes de los dos partidos que jug√≥ hasta ac√°: repertorio para so√Īar parece sobrarle.

Tendencias Ahora