Notas
Italia considera una “en√©sima humillaci√≥n” no autorizar extradici√≥n de condenado por asesinato
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La ministra de Juventud italiana, Giorgia Meloni, calific√≥ este jueves de “en√©sima humillaci√≥n” para las v√≠ctimas la negativa de Brasil de extraditar al ex activista de izquierda Cesare Battisti a Italia, donde est√° condenado a cadena perpetua por cuatro asesinatos.

“La decisi√≥n de los jueces supremos brasile√Īos de no autorizar la extradici√≥n de un criminal como Battisti, al igual que la del entonces presidente Lula, representa una en√©sima humillaci√≥n para las familias de sus v√≠ctimas”, dijo la ministra, citada por la prensa italiana.

La Corte Suprema de Brasil se neg√≥ el mi√©rcoles por la noche a autorizar la extradici√≥n de Battisti a Italia y decidi√≥ excarcelar al ex activista italiano de extrema izquierda encarcelado en Brasil desde hace cuatro a√Īos.

Sobre nueve jueces, al menos cinco han votado ya contra la extradici√≥n, ratificando de este modo la decisi√≥n tomada por el ex presidente brasile√Īo Luiz Inacio Lula da Silva a finales de diciembre de 2010.

La decisi√≥n brasile√Īa es, adem√°s, “una bofetada a las instituciones italianas, un acto indigno de una naci√≥n civilizada y democr√°tica”, agreg√≥ la ministra Meloni.

Battisti, de 56 a√Īos, es reclamado por Italia tras ser condenado en 1993 en rebeld√≠a a cadena perpetua por cuatro asesinatos e intentos de asesinatos a finales de los a√Īos 1970, unos cr√≠menes de los que √©l se declara inocente.

“El gobierno seguir√° haciendo todo lo que est√© en su poder, incluido en el seno de la UE, para conseguir que un vulgar asesino, que hasta el momento hab√≠a ocultado sus delitos detr√°s de la lucha pol√≠tica, pueda ser finalmente encarcelado en su pa√≠s y pueda finalmente pagar su deuda al pueblo italiano”, advirti√≥ Meloni.

“Hemos trabajado mucho -dijo la ministra- para que la opini√≥n p√ļblica y los principales responsables brasile√Īos comprendan finalmente que Battisti no es un perseguido pol√≠tico sino un criminal de derecho com√ļn, un vulgar asesino que permaneci√≥ impune durante 30 a√Īos”.

Pese a la decisi√≥n brasile√Īa, “no dejaremos nunca de reclamar justicia para todas las v√≠ctimas de la violencia pol√≠tica y no dejaremos de luchar mientras asesinos de la cala√Īa de Cesare Battisti no hayan pagado su deuda a Italia”, concluy√≥.

En 2009, la Corte brasile√Īa acept√≥ extraditar a Battisti pero, en un juicio pol√©mico, dej√≥ la √ļltima palabra a Lula.

En el √ļltimo d√≠a de su mandato, el 31 de diciembre de 2010, Lula rechaz√≥ la extradici√≥n de Battisti a Italia por estimar que podr√≠a ser v√≠ctima en ese pa√≠s de persecuci√≥n pol√≠tica.

El mi√©rcoles por la noche, la mayor√≠a de los jueces consider√≥ que la decisi√≥n de Lula no contradec√≠a el tratado de extradici√≥n firmado por Brasil e Italia en 1989 y que el gobierno italiano carec√≠a de legitimidad para poner en tela de juicio una decisi√≥n del ex presidente brasile√Īo.

Esta decisión de Lula había tensado las relaciones diplomáticas entre los dos países y Roma había llamado a consultas a su embajador en Brasil.

Tendencias Ahora