Notas
A 100 a√Īos del D√≠a Internacional de la Mujer OIT denuncia que persisten desigualdades
Publicado por: Agencia UPI
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

A 100 a√Īos de la conmemoraci√≥n del primer D√≠a Internacional de la Mujer, y a pesar de los innumerables avances, la OIT destaca que a√ļn queda mucho por hacer para alcanzar la igualdad de g√©nero en el mundo del trabajo.

Un ejemplo es la tasa de desempleo mundial, que en 2010 fue de 6% para los hombres – similar a a√Īos anteriores – mientras que para las mujeres, fue de 6.5 %.

Persiste también una segregación de la mujer en sectores que se caracterizan por tener bajos salarios, largas horas de trabajo y acuerdos de trabajo informales, lo que se ve se ve reflejado en el mayor porcentaje de mujeres que está en empleo vulnerable.

En Am√©rica Latina, cifras entregadas por el Panorama Laboral 2010 (OIT, 2010) se√Īalan que si bien la tasa de participaci√≥n de las mujeres en el mercado se ha incrementado levemente (de 49.4% en 2009 a 49.9% en 2010), a√ļn persiste la brecha con la tasa de participaci√≥n masculina, que asciende al 71.1%.

Respecto al desempleo en las mujeres, se experimentó una reducción de un 9.9% en 2009 a un 9.1% en 2010, cifra muy superior al 6.5% de los hombres.

Por otra parte, el aumento del empleo en el sector informal afectó más a las mujeres (9.9%) que a los hombres (5.3%) y las mujeres muestran una inserción laboral más precaria en las actividades por cuenta propia, como el servicio doméstico, donde las condiciones de protección social y de ingresos suelen ser más adversas.

La desigualdad también se expresa en la peor calidad del empleo de las mujeres. Uno de los grupos que presenta mayor déficit de trabajo decente y precarias condiciones, es uno tradicionalmente femenino: el de las trabajadoras de servicio doméstico.

Las desventajas que enfrentan las mujeres, como trabajadoras est√°n tambi√©n fuertemente ligadas a la desigual distribuci√≥n del trabajo de cuidado de la familia. De acuerdo al informe: “Trabajo y Familia: Hacia nuevas formas de conciliaci√≥n con corresponsabilidad social” (OIT-PNUD), hoy las mujeres comparten con los hombres el tiempo de trabajo remunerado, pero no se ha generado un proceso de cambio similar en la redistribuci√≥n de la carga de tareas dom√©sticas.

El organismo afirma que tampoco se ha producido un aumento significativo en la provisi√≥n de servicios p√ļblicos en apoyo a estas tareas; ni se ha logrado reorganizar la vida social.

Tendencias Ahora