Notas
Protestas contra minería en Panamá azuzan temor a estallidos
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

Los choques entre polic√≠a e ind√≠genas paname√Īos opuestos a la reforma del c√≥digo minero azuzaron el temor a un estallido social si el Congreso aprueba el proyecto del presidente Ricardo Martinelli, que busca impulsar la inversi√≥n extranjera, y que rechazan estudiantes y ecologistas.

“No se va a hacer nada que tenga que ver con destruir el ambiente y los r√≠os, lo √ļnico que se est√° buscando es que el Estado tenga m√°s recursos”, dijo Martinelli al canal Telemetro.

Sin embargo, el n√ļmero de protestas en el pa√≠s se multiplican y aumentan en beligerancia, como los enfrentamientos ocurridos el martes en los predios de la Universidad de Panam√°, donde polic√≠as y estudiantes se enfrentaron violentamente, dejando un balance de al menos ocho heridos.

“Salimos nuevamente a la calle para expresar nuestro profundo rechazo a la propuesta nefasta de insistir en aprobar las modificaciones al c√≥digo minero”, dijo a la AFP Boris S√°nchez, vocero del Bloque Popular Universitario.

El lunes, polic√≠as y centenares de ind√≠genas chocaron tambi√©n en San F√©lix (suroeste), donde 19 personas fueron detenidas y una docena resultaron heridas, entre ellos ni√Īos, por balas de goma e inhalaci√≥n de gases lacrim√≥genos.

“Hay personas que quieren aprovecharse de la situaci√≥n para causar caos y causar el malestar en la poblaci√≥n”, asegur√≥ Martinelli.

“El gobierno de Ricardo Martinelli no entiende que las cosas se tienen que consultar y que las leyes no se pueden pasar por encima de la poblaci√≥n”, dijo a la AFP el l√≠der opositor Mitchel Doens, del Partido Revolucionario Democr√°tico (PRD, socialdem√≥crata).

El gobierno presentó al Congreso, de mayoría oficialista, una propuesta de reforma a un código minero de 1963 que busca atraer a multinacionales mineras, principalmente de Corea del Sur, Singapur y Canadá, que ya mostraron interés por el negocio en Panamá.

Sus defensores alegan que la minería podría convertirse en la segunda fuente de ingresos del Estado, por detrás del canal de Panamá, que aporta cerca de 800 millones anuales al fisco.

Adem√°s, se duplicar√≠an las regal√≠as y aumentar√≠an las multas por contaminaci√≥n y las compa√Ī√≠as beneficiarias invertir√≠an en obras sociales en comunidades de extrema pobreza donde la mano del Estado a veces no llega.

Esos argumentos no convencen a amplios sectores sociales y políticos, que temen un estallido de la violencia como el desatado en julio en Changuinola (noroeste) contra las reformas al código de trabajo, donde al menos dos personas murieron y centenares resultaron heridos.

“Lo que m√°s nos preocupa es que se repitan hechos violentos con detenidos y muertos como en Changuinola”, dijo a la AFP el dirigente del opositor Partido Popular (democristiano), Anibal Culiolis.

“Esto es m√°s de lo mismo. M√°s bala y m√°s perdigones y estoy percibiendo que esto se le puede volver a salir de las manos al gobierno”, dijo Doens.

“El gobierno tiene la receta perfecta para cocinar lo de Changuinola y est√° utilizando los mismos ingredientes: la indiferencia y la represi√≥n”, dijo a la AFP Raisa Banfield, de la ONG Fundaci√≥n Panam√° Sostenible.

Seg√ļn diversos sondeos y encuestas, la mayor√≠a de paname√Īos rechaza las reformas al c√≥digo minero, al entender que una mayor actividad minera ser√≠a fatal para el medio ambiente y supondr√≠a la cesi√≥n de la riqueza que hay en los territorios ind√≠genas a compa√Ī√≠as extranjeras.

“La reivindicaci√≥n de nosotros es defender nuestros territorios de la miner√≠a hasta las √ļltimas consecuencias”, advirti√≥ Pedro Rodr√≠guez, presidente de la Comarca Ind√≠gena Ng√∂be-Bugl√©.

“A estos sectores de la mafiocracia que gobierna el pa√≠s, lo que les interesa es amarrar sus negocios y la venta de los recursos naturales y reprimir al pueblo paname√Īo”, dijo a la AFP el l√≠der sindical Sa√ļl M√©ndez.

Seg√ļn grupos ambientalistas, el 40% del territorio paname√Īo est√° sometido a solicitudes de concesiones mineras.

“Es sencillo, si actualizamos el c√≥digo que tiene 50 a√Īos todos ganamos y si no la miner√≠a seguir√° igual como hasta ahora pero con menos aportes y menos controles y todos perderemos”, dijo el ministro de comercio Roberto Henr√≠quez.

Tendencias Ahora