Un total de 300 familias afectadas dejó la intensa llovizna que se produjo en la madrugada del lunes en Alto Hospicio.

Foto: Alejandra Lobos

Foto: Alejandra Lobos

El fenómeno climático que es resultado del invierno altiplánico, se produjo entre las 01.15 y las 04.30 horas, aunque el peak se registró cerca de las 02.00, con fuertes precipitaciones – principalmente – en los sectores de El Boro y La Pampa.

El hecho obligó a que la Municipalidad de Alto Hospicio iniciara la distribución de nylon a las familias más afectadas y que concurrieron a la casa consistorial desde distintos sectores.

El alcalde de Alto Hospicio, Ramón Galleguillos, explicó que al término del procedimiento se sumaron 300 familias afectadas por las lloviznas. “Se trata de 300 personas que requirieron cortes de nylon para cubrir sus techumbres, pero no registramos damnificados. La Municipalidad y el personal que se desplegó en distintos puntos, se mantuvieron monitoreos permanentes y se cubrieron las demandas de la comunidad. De todas formas, nos mantenemos en alerta amarilla, pues de acuerdo a los pronósticos la inestabilidad climática se mantendrá hasta el jueves”, aseguró.

En cuanto a las dependencias municipales, las que registraron mayores inconvenientes fueron los jardines infantiles. De esta forma, en los recintos Los Naranjos y Hospital hubo filtración de aguas lluvias en las salas, lo que derivó en que cuarenta niños de este último establecimiento fueran trasladados hasta otro jardín infantil hasta que sean reparados los desperfectos.