Notas
Estancamiento político total en Costa de Marfil tras discurso de Gbagbo
Publicado por: Agencia AFP
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La situaci√≥n de Costa de Marfil continuaba el mi√©rcoles bloqueada por la pugna entre Laurent Gbagbo, quien reiter√≥ que sigue siendo presidente, y Alassane Quattara, quien reivindica la victoria electoral y denuncia un “ardid” en el di√°logo propuesto por el hombre que gobierna el pa√≠s desde hace una d√©cada.

A pesar de que la crisis, que dura ya casi un mes, ha dejado cerca de 50 muertos, seg√ļn la ONU, en v√≠speras de Navidad las calles de Abiy√°n estaban atiborradas de gente y los atascos de veh√≠culos ahogaban la capital econ√≥mica marfile√Īa.

El martes en la noche, el ej√©rcito leal a Gbagbo hab√≠a suspendido el toque de queda vigente desde la v√≠spera de la controvertida elecci√≥n presidencial del 28 de noviembre, como signo de distensi√≥n antes de las fiestas de fin de a√Īo.

Sin embargo, como una prueba de que la tensi√≥n sigue siendo importante, Francia, la ex potencia colonial, recomend√≥ a sus 15.000 ciudadanos que abandonen “provisionalmente” Costa de Marfil.

Desde el comienzo de su primer discurso a la Naci√≥n, tras su investidura el 4 de diciembre, Laurent Gbagbo no dej√≥ dudas sobre el hecho de que no piensa renunciar: “Yo soy el presidente de Costa de Marfil”.

Pese a que su elecci√≥n es rechazada por su rival y por la comunidad internacional, Gbagbo propuso la instalaci√≥n de un “comit√© de evaluaci√≥n” para una “soluci√≥n pac√≠fica” a la crisis.

Este comit√© que deber√≠a “analizar objetivamente los hechos y el proceso electoral” ser√≠a dirigido por un africano, pero compuesto de representantes de la comunidad internacional, incluso de la Uni√≥n Europea y de Estados Unidos, que le impusieron sanciones a √©l y a su entorno.

El campo de Quattara rechaz√≥ esta oferta, acusando a Gbagbo de “actuar con ardides frente al mundo” y de “desafiarlo”.

“Lo que debe hacer Laurent Gbagbo es reconocer el veredicto de la urnas y partir”, destac√≥ la portavoz Anne Ouloto.

“Gbagbo trata de recuperar la iniciativa…sin ceder en nada”, comentaba el diario privado L’Intelligent d’Abidjan. Con su “comit√© de evaluaci√≥n”, Gbagbo “quiere ganar tiempo y engatusar a la CEDEAO (Comunidad econ√≥mica de Estados de Africa occidental) que se re√ļne dentro de 48 horas”, estimaba Le Patriote, partidario de Quattara.

La Comunidad econ√≥mica de Estados de Africa occidental, que a comienzos de diciembre suspendi√≥ a Costa de Marfil, se re√ļne de nuevo en una cumbre extraordinaria el viernes en Abuja para abordar la situaci√≥n en el pa√≠s.

Por cierto, Laurent Gbagbo “ofreci√≥ la mano” a su rival, consider√°ndolo como su opositor y nada m√°s. Lo exhort√≥ a √©l y a su primer ministro Guaillaume Soro, jefe de la ex rebeli√≥n de las Fuerzas Nuevas que controla el norte desde 2002, abandonar el Hotel del Golf de Abiy√°n, que les sirve de cuartel general para “volver a sus domicilios”.

Desde hace varios días, este hotel de lujo, protegido por los Cascos azules de la misión de la ONU en Costa de Marfil (ONUCI) y por los ex rebeldes está sometido al bloqueo de las fuerzas fieles a Gbagbo.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha dado a conocer su inquietud. “Este bloqueo del abastecimiento de la misi√≥n y del hotel del Golf va a colocar a nuestros Cascos Azules en una situaci√≥n cr√≠tica en los pr√≥ximos d√≠as”, advirti√≥, y lanz√≥ un llamamiento pidiendo ayuda.

Pero Laurent Gbagbo reiter√≥ que, por la “v√≠a diplom√°tica”, contaba obtener la salida de la ONUCI y de los soldados franceses de la operaci√≥n Licorne, acusados de haber tomado partido por Quattara y de apoyar militarmente a las FN.

Tendencias Ahora