Notas
Cuando la muerte se disfraza de un conductor imprudente
Publicado por: Alberto Gonzalez
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Accidente en Ruta del Itata | Pedro Cid

Accidente en Ruta del Itata | Pedro Cid

Tras el accidente ocurrido en la Autopista del Sol y que dejó 20 personas fallecidas, han surgido diversas opiniones respecto a los peligros que conlleva manejar un vehículo por las carreteras del país.

Un conductor ebrio, un peque√Īo descuido o la falla de un implemento del veh√≠culo, puede derivar en un accidente de esos que cambian la vida para siempre de las v√≠ctimas y de su entorno.

Seg√ļn datos de la Comisi√≥n Nacional de Seguridad del Tr√°nsito (Conaset), el alcoholismo fue la segunda causa de fallecimiento en siniestros de tr√°nsito durante el a√Īo 2009, despu√©s de la causa asociada a la imprudencia del peat√≥n.

Pero adem√°s existe otra estad√≠stica de la Conaset, que muestra que los mayores lesionados en estos accidentes est√°n en un rango et√°reo de 19 y 25 a√Īos, es decir, j√≥venes con toda una vida por delante.

En este contexto, un grupo de cient√≠ficos de la Universidad de Toronto, realiz√≥ un estudio en cerca de 7.000 j√≥venes de entre 16 y 19 a√Īos, para determinar patolog√≠as que ‘favorecen’ la ocurrencia de accidentes de tr√°nsito.

Estas son los llamados trastornos disruptivos, relacionados con el d√©ficit de atenci√≥n e hiperactividad, trastorno de conducta y negativista desafiante, lo que a juicio de los especialistas deben considerarse como patolog√≠as que ‘contribuyen’ a que se produzcan accidentes de tr√°fico de forma similar a como lo hacen la epilepsia o la diabetes.

Seg√ļn esta investigaci√≥n publicada por la revista cient√≠fica ‘Plos Medicine’ , los accidentes de tr√°nsito “son una de las causas m√°s frecuentes de muerte y discapacidad del mundo” por lo que el tema es de una importancia vital.

Los expertos agregaron que “estos incidentes en adolescentes pueden tener consecuencias devastadoras para su salud, as√≠ como para la productividad futura. Adem√°s, los conductores m√°s j√≥venes a veces son un peligro en la carretera y pueden contribuir a un mayor n√ļmero de muertes que los veteranos, incluidos los atropellos”.

A su juicio existen diversos estudios que confirman que estos trastornos “ayudan” a elevar el riesgo de accidentes, fundamentalmente debido a que estas patolog√≠as presentan un componente de impulsividad e incumplimiento de las normas importante.

Pero también advierten acerca de otros factores presentes en los adolescentes que favorecen la imprudencia propia de los jóvenes conductores, como el consumo de alcohol y drogas.

Frente a estas conclusiones, no queda m√°s que pedir a las autoridades, que aumenten los resguardos a la hora de otorgar licencias de conducir. Y por supuesto no esperar una tragedia para salir a fiscalizar el cumplimiento de las normas del tr√°nsito.

D√≠a a d√≠a somos testigos de imprudencias por parte de conductores que arriesgan la vida de ellos y la de otros inocentes, en una suerte de “selva de cemento” en la cual todos estamos en riesgo.

Creo que lo principal es el autocuidado, y que cada uno de quienes se desplazan a bordo de un vehículo, tengan en mente llegar con vida a sus hogares donde una familia le estará esperando.

URL CORTA: http://rbb.cl/5w1r
Tendencias Ahora