Notas
Dilma Rousseff asumirá la Presidencia de Brasil y el desafío del control fiscal
Publicado por: Camila Navarrete
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La presidenta electa de Brasil, la economista Dilma Rousseff, asumir√° a partir del 1 de enero en un pa√≠s con sus finanzas estables, pero con el desaf√≠o principal de controlar el gasto p√ļblico del pesado aparato burocr√°tico brasile√Īo, estimaron analistas a la AFP.

Dilma Rousseff | Wikipedia

Dilma Rousseff | Wikipedia

En su primer discurso tras ser declarada victoriosa en el balotaje del domingo, que la enfrentó al socialdemócrata José Serra, Rousseff trazó sus primeras líneas en materia económica, y se comprometió a dar al país estabilidad fiscal y controlar la inflación, que se ubica en un 4,7%, por encima del centro de la meta oficial.

“Haremos todos los esfuerzos por mejorar la calidad del gasto p√ļblico, por la simplificaci√≥n y atenuaci√≥n de la tributaci√≥n y por la calificaci√≥n de los servicios p√ļblicos”, destac√≥ al dejar entrever la posibilidad de una reforma tributaria.

En este sentido, para el economista Marcelo Neri, de la privada Fundaci√≥n Getulio Vargas, el pr√≥ximo gobierno deber√° en principio “reducir el ritmo de expansi√≥n de los gastos que Brasil viene asumiendo en los √ļltimos a√Īos y hacer una opci√≥n por programas m√°s costo-efectivos”.

La idea de moderar el gasto del Estado “no es inconsistente con otra prioridad que plante√≥ Rousseff en su discurso que es el combate a la miseria. Ese combate a la pobreza junto con la moderaci√≥n fiscal creo que es un buen camino”, sostuvo.

Rousseff, de 62 a√Īos, se comprometi√≥ a acabar con la miseria en la que viven m√°s de 20 millones de brasile√Īos y a que el pa√≠s “se convierta en una naci√≥n de clase media”.

Aunque Brasil ha realizado grandes mejoras econ√≥micas desde que en 2003 asumi√≥ Luiz Inacio Lula da Silva como presidente, el √°mbito fiscal sigue siendo uno de los grandes ‘debe’ del sector econ√≥mico, seg√ļn Sebasti√°n Briozzo, analista regional de la consultora Standard and Poor’s.

“A nivel fiscal, Brasil todav√≠a presenta algunas vulnerabilidades. En un escenario base donde se mantiene la pol√≠tica econ√≥mica actual, Brasil se beneficiar√≠a de avanzar m√°s r√°pidamente si dispone reformas, reformas fiscales, en la parte tributaria, reforma provisional”, destac√≥.

La próxima presidenta deberá también lidiar con la supervalorización de la moneda local frente al dólar.

“La propia restricci√≥n del gasto p√ļblico ser√° el mejor remedio para equilibrar no s√≥lo la cuesti√≥n del cambio sino tambi√©n el tema de las tasas de inter√©s, que son dos caras de la misma moneda”, se√Īal√≥ Neri al subrayar que para eso hace falta “voluntad pol√≠tica”.

Brasil tiene una tasa de inter√©s de referencia de 10,75% al a√Īo, una de las m√°s elevadas del mundo.

Hasta el momento, el gobierno de Lula adoptó algunas medidas concretas para intentar controlar la apreciación de la moneda local, que está afectando a industriales y exportadores, así como la balanza comercial del gigante sudamericano.

Rousseff debe acompa√Īar al presidente Lula a la pr√≥xima Cumbre del G20, los d√≠as 11 y 12 en Corea del Sur, donde los l√≠deres de las mayores econom√≠as industrializadas y emergentes del planeta deber√°n tratar especialmente el tema de los desequilibrios monetarios con la ca√≠da del d√≥lar a nivel mundial.

Tendencias Ahora