Notas
Científicos y escolares estrechan lazos en 156 aulas de la Región de Valparaíso
Publicado por: Gabriela Ulloa
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas
Imagen | una de las charlas

Imagen | una de las charlas

La iniciativa ‚Äú1000 Cientificos 1000 Aulas‚ÄĚ de EXPLORA bate nuevos r√©cords al llevar hombres y mujeres de ciencia a centros estudiantiles tan alejados como en Rapa Nui, Juan Fern√°ndez, Petorca, Santo Domingo y San Esteban.

Han sido un total de 156 charlas las que se han impartido desde el 4 de octubre en la misma cantidad de aulas con un √ļnico fin: que hombres y mujeres de ciencia intercambien sus conocimientos y vivencias con la comunidad educativa para que ni√Īos y j√≥venes despierten o cultiven su inter√©s por el saber cient√≠fico.

Esta actividad emblemática, que se desarrolla en el marco de la celebración de la XVI Semana Nacional de la Ciencia y la Tecnología, ha cumplido por tanto dos hitos: como se indicaba con anterioridad, llegar por primera vez a las islas y, en segundo lugar, cubrir con charlas prácticamente todas las comunas de la región.

Las tem√°ticas de las ponencias han atravesado √°reas bien diversas, desde charlas sobre Biolog√≠a, Astronom√≠a, Qu√≠mica a Ciencias de la Tierra, Medicina e Ingenier√≠a. Tomando un ejemplo de los 156 posibles, en el Colegio Espa√Īol de Vi√Īa del
Mar, el Ingeniero de Alimentos y miembro de la Escuela de Ingenieria de Alimentos PUCV, Jorge Saavedra, dict√≥ el 6 de octubre la charla ‚ÄúAlimentos, Control y Salud‚ÄĚ ante 45 alumnos de 3¬ļ y 4¬ļ medio.

En ella, el investigador parti√≥ por la necesidad de seguir una dieta saludable para combatir una problematica actual como es la obesidad. Y es que mientras 800 millones de personas sufren hambre en el mundo, alrededor de 1.7 billones padecen obesidad: ‚ÄúTenemos que estudiar desde la ciencia esta coyuntura grave para poder combatirla con alimentos saludables‚ÄĚ, manifest√≥.

A partir de ahí, el científico explicó en detalle la composición de los alimentos, cómo les afecta el ambiente y la labor de los ingenieros en la manutención de la calidad de aquello que ingerimos.

‚ÄúSiempre estoy de acuerdo en que se hagan charlas complementarias a las clases porque se profundiza en temas que a muchos pueden serles √ļtiles‚ÄĚ, declar√≥ Fernanda Menendez, alumna de 4¬ļ medio del Colegio Espa√Īol respecto a la actividad ‚Äú1000 Cientificos 1000 Aulas‚ÄĚ.

Adem√°s, en relaci√≥n a la charla del profesor Saavedra dijo, ‚Äúme ha gustado la informaci√≥n sobre los alimentos y el trabajo cient√≠fico que hay detr√°s de ellos‚ÄĚ.

Por su parte la profesora de Ciencias del colegio, Carolina Opazo, se mostr√≥ encantada con la actividad y coment√≥ que ‚Äúes una excelente manera de que los j√≥venes se den cuenta de que se hace ciencia aqu√≠ cerca, porque a menudo piensan que todo viene de fuera y resulta que tenemos gente de gran valor pensando al lado‚ÄĚ.

Las palabras de la docente sirven como resumen de una cita imperdible que en este a√Īo 2010 ha logrado con creces sus fines.

Tendencias Ahora