Notas
Misión de la OEA se va de Honduras con las manos vacías
Publicado por: Felipe Delgado
¬ŅEncontraste alg√ļn error? Av√≠sanos visitas

La misión de cancilleres de la OEA partió el jueves de Honduras sin lograr que el gobierno de facto y el depuesto presidente Manuel Zelaya firmen un acuerdo para resolver la crisis que desató el golpe de Estado del 28 de junio, pero dejaron abierto un diálogo.

Fuente: Agencia AFP.

“La misi√≥n de la OEA est√° convencida de que el di√°logo iniciado con participaci√≥n directa de las partes puede conducir a la superaci√≥n del conflicto”, subray√≥ un comunicado le√≠do por el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno.

La negociación está siempre estancada en el punto central, la restitución de Zelaya en el poder, que exige el mandatario depuesto con el respaldo de la comunidad internacional, pero rechaza el gobernante de facto, Roberto Micheletti, apoyado por el poderoso sector empresarial y los militares del país.

Pese al endurecimiento de posiciones, 3 representantes de ambas partes continuar√°n una nueva sesi√≥n de conversaciones sobre posibles cambios al Acuerdo de San Jos√©, plan del presidente costarricense √ďscar Arias que establece la restituci√≥n de Zelaya y propone una amnist√≠a y un gobierno de unidad.

Aunque el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, y una decena de cancilleres y vicecancilleres dejaron Tegucigalpa, Stagno y otros altos funcionarios permanecen supervisando los debates.

A fin de hacer avanzar el diálogo, los cancilleres pidieron al régimen de facto poner en vigor la derogatoria del decreto que suspendió las libertades civiles hace 12 días, y condiciones dignas para Zelaya, quien se refugia en la embajada de Brasil desde que entró en secreto a Honduras, el 21 de setiembre.

El di√°logo se complic√≥ luego de que Micheletti advirti√≥ el mi√©rcoles a la misi√≥n de la OEA que para dejar el poder exige que Zelaya “se haga a un lado” y que s√≥lo una “invasi√≥n” detendr√≠a las elecciones del 29 de noviembre, a√ļn si no son reconocidas por la comunidad internacional.

“Est√° actuando como si viviera en otro mundo, como si Honduras fuera una gran potencia, no le importa la comunidad internacional, no le importa el pueblo, est√° llevando al pa√≠s a un abismo”, reaccion√≥ Zelaya.

El derrocado presidente insisti√≥ en que para “traer la paz al pa√≠s” es indispensable firmar el Acuerdo de San Jos√© y fij√≥ como fecha para hacerla efectiva el 15 de octubre a fin de disponer de mes y medio en la organizaci√≥n de los comicios.

“Tenemos optimismo, pero ahora es moderado. Hay un atrincheramiento de posiciones. A√ļn con la dureza de Micheletti, seguimos creyendo que el di√°logo es la soluci√≥n. La reuni√≥n con √©l nos dio un toque de realismo sobre el proceso”, declar√≥ a la AFP el canciller de El Salvador, Hugo Mart√≠nez, antes de partir.

En Washington el portavoz del Departamento de Estado norteamericano, Ian Kelly, destac√≥ como “importante” que “hubo un tono positivo” en las reuniones, “por primera vez bajo la mediaci√≥n de los cancilleres de la OEA entre ambas partes”.

Micheletti, quien recibi√≥ en los √ļltimos d√≠as a una decena de congresistas estadounidenses, subraya √©xitos en el plano internacional en torno a un relajamiento de las presiones en lo referido al reconocimiento de las elecciones.

Medios de comunicaci√≥n -casi todos afines al r√©gimen de facto tras ser cerrados una radio y un canal de televisi√≥n seguidores de Zelaya-, empresarios y pol√≠ticos, reflejaban un aire de triunfalismo frente a las “imposiciones” de la OEA y la comunidad internacional, recuperando el tono desafiante.

Un editorial de New York Times asegur√≥ que la campa√Īa de cabildeo lanzada por el gobierno de facto y sus aliados logran ejercer cierta influencia sobre Washington.

Seg√ļn documentos oficiales ante el Departamento de Justicia consultados por la AFP, el r√©gimen de facto hondure√Īo contrat√≥ una firma de cabildeo en Estados Unidos, por un monto de 292.000 d√≥lares.

Pero en las calles de Tegucigalpa contin√ļa la presi√≥n de los zelayistas. Burlando los controles, cientos se manifestaron frente al hotel sede del di√°logo, lanzando consignas como “Queremos a Mel Zelaya”, “No a la dictadura”, frente al nutrido cord√≥n de militares y antimotines.

URL CORTA: http://rbb.cl/cf9
Tendencias Ahora