Lo que debes saber hoy
Miércoles 15 enero de 2020 | Publicado a las 04:08 · Actualizado a las 08:08
"Sí, es verdad, me aportaba placer sexual": las estremecedoras confesiones del cura pedófilo Preynat
visitas

Es un juicio mediático en toda la extensión de la palabra. Inició ayer y, dada la gravedad de los hechos, demanda la atención francesa y la del resto del mundo.

Se trata de una recapitulaci√≥n necesaria, pero tambi√©n dolorosa, de un infame suceso en la parroquia Sainte-Foy de Lyon, hace casi 30 a√Īos.

Entre 1971 y 1991 el párroco Bernard Preynat abusó de decenas de boy scouts, de los que era guía.

Se estima que el historial del exsacerdote abarca a 80 víctimas, aunque penal y civilmente 35 se han querellado contra el pedófilo confeso.

El primero en revelar la situaci√≥n fue Alexandre Hezez. Lo hizo siendo ya adulto cuando supo que Preynat a√ļn estaba a cargo de otra parroquia y en contacto con otros ni√Īos, seg√ļn cita el peri√≥dico franc√©s Le Monde.

Envió en 2015 una carta al papa Francisco y desde entonces el nombre del cura francés ha sido escrito en numerosos titulares internacionales, como ayer, fecha del inicio del juicio por el delito de agresión sexual contra el hombre que se encontró cara a cara con sus víctimas, tras dejar su cargo en julio de 2019.

PHILIPPE DESMAZES / AFP
PHILIPPE DESMAZES / AFP

Las escalofriantes confesiones de Preynat

El foco de Francia ha estado puesto en las √ļltimas horas, no en la huelga que ya sobrepasa 40 d√≠as en ese territorio, debido a los ciudadanos inconformes con la reforma de pensiones de Macr√≥n.

Esta vez, la atenci√≥n se la llev√≥ el inicio del juicio contra Bernard Preynat. El hombre de 74 a√Īos debe responder por sus abusos sexuales a los ni√Īos Boy Scouts que ten√≠a a su cargo, de padres ciegos en la fe de sus acciones, quienes le confiaban incluso salidas fuera de Francia, sin imaginar lo que hac√≠a con sus hijos.

Las atrocidades que él mismo considera que no se dio cuenta de haber cometido, salieron de su misma boca.

Dijo que abusaba de “cuatro a cinco ni√Īos” por semana. La magistrada a cargo del proceso, respondi√≥ de inmediato: ‚ÄúEso significa casi un ni√Īo cada d√≠a‚ÄĚ.

El acusado dijo que no se daba “cuenta de la gravedad” hasta que fue denunciado y tom√≥ conciencia de los hechos.

‚ÄúEn la √©poca, a mi entender, no estaba cometiendo agresiones sexuales, sino que eran caricias, cari√Īos‚ÄĚ, dec√≠a Preynat en el estrado, frente a por lo menos 10 de sus v√≠ctimas que escuchaban al hombre que los vulner√≥ por tanto tiempo, amparado en el silencio de la inocencia.

JEAN-PHILIPPE KSIAZEK / AFP
JEAN-PHILIPPE KSIAZEK / AFP

No solo ellos callaron. Tambi√©n, por razones muy distintas, lo hizo la iglesia cat√≥lica local que se enter√≥ de los sucesos en la d√©cada de los noventa. El encargado del arzobispado, en ese entonces, era Albert Decourtray y con la confesi√≥n de Preynat, √ļnicamente decidi√≥ trasladarlo a otra sede.

‚ÄúYo sab√≠a que estos gestos estaban prohibidos, que eran caricias que nunca deber√≠a haber hecho. Eran a escondidas‚ÄĚ. Preynat se refiere a lo que sus v√≠ctimas han detallado desde que iniciaron las denuncias: besos en la boca, tocamientos en genitales y otras situaciones que cambiaron sus vidas. ‚ÄúY s√≠, es verdad, me aportaban placer sexual‚ÄĚ, admit√≠a el septuagenario.

De víctima a victimario

La historia de Preynat es m√°s amplia de lo que parece. Se habla de un joven que comenz√≥ a abusar de menores cuando ten√≠a entre 16 y 17 a√Īos, estando en un seminario.

Lo ha confesado √©l como parte de la trama a la que se agrega otro dato importante: el excl√©rigo fue abusado sexualmente siendo un ni√Īo.

¬ŅComo ha conseguido ordenarse como sacerdote, despu√©s de ser acusado? El instalado, desde ese entonces, silencio c√≥mplice de la iglesia.

Lo enviaron a una terapia psiquiátrica entre 1967 y 1968. Sus superiores de esa época eran, en gran parte, responsables de las víctimas que vendrían en el futuro. Debido a su decisión en 1971, Preynat ya vestía una sotana.

El ahora acusado, confesó que dejó de abusar de menores en una parte del sacerdocio, pero reincidió en el delito.

PHILIPPE DESMAZES / AFP
PHILIPPE DESMAZES / AFP

Si bien los responsables en la d√©cada de los sesenta no alcanzaron a ser juzgados por su negligencia y m√°s, el a√Īo pasado otra autoridad religiosa fue encontrada culpable de encubrimiento, pero sin ser encarcelada.

Se trata de Philippe Barbarin, cardenal que estuvo a cargo del arzobispado de Lyon, acusado de encubrir a Preynat durante varios a√Īos, pese a que conoc√≠a los testimonios de algunas v√≠ctimas.

“Un error de apreciaci√≥n, de reacci√≥n, puede. Pero encubrir, hacer como si no supiera lo que sab√≠a, jam√°s, jam√°s, jam√°s (‚Ķ) no veo de qu√© soy culpable‚ÄĚ, dec√≠a Barbar√≠n en pleno juicio en marzo de 2019. El pr√≥ximo 30 de enero apelar√° a la sentencia, pese a que no fue a prisi√≥n, porque no acepta el delito de encubrimiento.

Un juicio breve, pero significativo

Hoy, inicia el segundo de cuatro días de juicio contra Bernard Preynat. Las víctimas y sus familiares quieren verlo en prisión por los abusos cometidos.

El excura arriesga 10 a√Īos de c√°rcel pero se trata de un castigo casi simb√≥lico, si se toma en cuenta que Preynat ven√≠a vulnerando a ni√Īos desde que estaba en el seminario.

Ayer, cada spotlight de las c√°maras de prensa apuntaban a su figura. Era su propia versi√≥n de la pel√≠cula que en 2015 remembraba el caso de pederastia en la iglesia cat√≥lica de Boston. Fue estrenada el mismo a√Īo en que Alexandre Hezez decidi√≥ llevar tambi√©n a la luz p√ļblica al abusador con sotana de Lyon.

PHILIPPE DESMAZES / AFP
PHILIPPE DESMAZES / AFP

El proceso lleva ya 5 a√Īos y est√° por resolverse en medio del dolor de las familias afectadas por la agresi√≥n de la que el mismo exreligioso se ha declarado culpable de forma anticipada.

Hasta su abogado, Frédéric Doyez, sabe que todo está perdido y se queja de la lentitud del proceso.

‚ÄúSon hechos que debieron ser juzgados hace 30 a√Īos, vamos a saber por qu√© no se llam√≥ a la puerta de un tribunal en lugar de llamar a la puerta de un obispado. Vamos a saber por qu√© en la √©poca se consider√≥ normal que no hubiera una respuesta penal‚ÄĚ, declaraba a la prensa el hombre que pasa por alto el miedo de una tropa scout, vulnerada. Marcada de por vida, por haber confiado en su “gu√≠a” espiritual y depredador de la fe.

Le Parisien / Alexandre Hezez
Le Parisien / Alexandre Hezez
Tendencias Ahora